Lo que dejo la Expo Moto Gualeguaychú 2017 – Parte 3

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Todo tiene un final y para mí la expo había terminado. El día anterior me despedí de todos, desmonte el stand y me fui a dormir sabiendo que sería un día relajado para desarmar el campamento y muy tranquilos emprender el regreso.

A veces lo que se planifica no sale ¡va, la mayoría de las veces no me sale! Y esta vez no sería la excepción.

Nuevamente me desperté temprano, al salir me doy cuenta que junto a la carpa había otra y reconocí la Zanella Sapucay de Guille, llegaron después que nosotros y nunca los sentimos, así de profundo nos dormimos. Se instalaron muy cerca compartiendo el arbolito que nos protegía.

111111
(fotografía: Guillermo Horacio Iñiguez)

Pero, …entonces, ¿de quién era aquella carpa?

No hubo tiempo para muchas reflexiones, los rosarinos habían arrancado la ronda de mates y estaban preparando de a poco las cosas para la partida. En el grupo hay varias Tekken y aprovechamos para hacer algunas fotos copadas.

Cuando al final lo hicieron comencé a preparar mi ronda de mates, se fue sumando guille, o “guillo”, como la confianza permitía, y Laura, su mujer. Nos pusimos a  conversar de las cosas profundas que tiene la vida, de amaneceres y ocasos.

Caminando hacia los baños aparece el misterioso ocupante de la carpa vecina.

–  Buenos días, digo.

– Buenos días, responde.

– ¿De dónde venís? lo interrogo.

– De por ahí, me dice.

– ¿Queres un mate?, convido. Y así se sumó al grupo.

Se presentó como Rodrigo Patané. Comenzamos a charlar y se definió como “poeta en motocicleta”. Nuestro interés crecía, más cuando nos enteramos que estaba ruteando con una Honda Biz 110 cc.

1

Ya iban 3 años de recorrer Latinoamérica y lo hacía en un círculo grande para llegar a su ciudad a festejar con su madre cada navidad. Te imaginarás la lluvia de preguntas que tuvo que contestar.

Lo más interesante siempre es como se las ingenian los nómades para bancar sus aventuras. En el caso del poeta no podía ser de otra manera: vendía libros.

11
(fotografía: Guillermo Horacio Iñiguez)

Nos dejó algunos como presentes. Cuando los tuvimos en las manos no podíamos dejar de verlos como pequeñas piezas de un arte exquisito. El destino quiso que el mío tratara sobre viajes.

Nos contó su historia, que es la de muchos: terminar el secundario y por inercia seguir estudios superiores; No encontrarse y sentirse cada vez más incómodos; Probar otra cosa hasta que un día se dice “basta”; Cortar con todo y buscar las rutas para encontrarse.

111
(fotografía: Guillermo Horacio Iñiguez)

“El poeta” tiene una historia tan rica que dejare acá este relato para hacer uno específico más adelante. Acá te dejo el link de su Facebook, y acá está el de su página para que lo sigas.

Te seguiré contando como siguió el día porque las sorpresas no se terminaban.

Después de varias horas de charla donde también se había sumado Valeria, mi mujer, nos fuimos despidiendo y poniendo rumbo a nuestros destinos. “Guillo” quiso pasar por la Expo nuevamente a saludar y despedirse, nosotros desarmamos el campamento y encaramos el regreso.

1111
Vale, Fer, “el Poeta”, Laura y “Guillo” (el dueño de las fotos)

Rodrigo se quedó solo en el camping, era el medio día y ya nadie había. Una imagen muy interesante verlo allá, sentado frente a su carpa con su soledad y sus cosas.

En la ruta el tiempo empeoro rápidamente. A los pocos kilómetros se largó la tormenta. Estaba pronosticada como un chaparrón, eso hizo que decidiera no llevar los trajes de lluvia, total una mojadita de primavera no le viene mal a nadie.

Era una tormenta en todas las de la ley, agua como para inundar un desierto. Todas las motos que salieron después la una de la tarde pasaron por esta experiencia. No es de lo más agradable, pero es parte de las motos, hasta ahora no vi ninguna con techo.

Cruzamos los dos puentes de Zárate con diluvio, mi compañera me dijo que sobre el último nos cayó un poco de piedra. Con la concentración que llevaba no me entere de nada. Si mire un poco hacia los costados en la cima para ver el río, realmente imponente.

1111

Llegamos a la estación de servicio YPF que está cerca del empalme con la ruta 9. Estaba llena de motos. Todos esperando a ver si despejaba o aprovechando a tomarse un café y calentar el alma.

Al rato paro un auto que habíamos pasado y saludado. Esta vez tuve la oportunidad de poder fotografiarlo ya que es bastante raro y tiene la leyenda “la casa rodante más pequeña del mundo”, lo creo ya que es un “escarabajo” Volkswagen.

11

Iba una parejita de peruanos, me acerco a saludarlos y les pregunté hacia donde se dirigían. Me dicen que hacia Estados Unidos. Te equivocaste macho, estas yendo hacia el sur le digo. Me responde que están dirigiéndose hacia la fábrica de VW porque el motor les hace ruido, parece que los bancan en su travesía.

Bastante mala onda el peruano. Pero bué, dice el dicho que hay de todo en las rutas del Señor.

111.jpg

Después de un rato largo y con el ánimo renovado para volver a enfrentar la tormenta encaramos los 70 km que nos faltaban para llegar a San Pedro. Lo hicimos todos mojados y con frío, un poco cansados pero como siempre que un viaje termina el alma rebosa felicidad.

Cuando estaba en casa tratando de relajar me pongo a pispear que onda las redes sociales y veo que en el grupo de los “tekkeneros”, había un miembro que se había quedado con su moto en San Pedro.

Me extraño que no me llamara, después me entero que se había quedado sin celular. Averigüe con quien estaba porque acá nos conocemos todos, particularmente si tiene una Jawa. Lo llame y combinamos en ir a ver la moto.

A las 10 de la noche estaba en la estación de servicio viendo porqué la moto no arrancaba, y si lo hacía era a los tirones. Empecemos por la base: chispa, chispa tenía, medio pijotera. Al probar con bujía nueva nada cambió.

Sigamos, nafta, carburador, y fui desarmando la moto hasta las 12 hs que pude descubrir donde estaba el quilombo, un falso contacto en la bobina de alta, ya ese problema me trajo de los pelos más de una vez y se nota que no aprendí nada, tendría que haber empezado por ahí, pero bueno, la moto otra vez era una poderosa Tekken ronroneando para salir a la ruta.

3

Como era tarde invite a Edgardo, que así se llama el tekkenero a dormir a casa así mañana salía temprano rumbo a su vida y yo nuevamente al colegio a dar clases.

¿Qué me dejo Gualeguaychú? ¡Esto!, un montón más de amigos. Gente de 10 que van sumándose a los anteriores y de a poco nos rodeamos de la mejor de las energías.

Deseando que esto te pase a vos también me despido hasta la próxima. Ya estoy planeando mi nueva aventura.firma

 

Si queres leer la Parte 1, acá – Parte 2, acá.

 

 

Lo que dejo la Expo Moto Gualeguaychú 2017 – Parte 2

Domingo 19 de Noviembre de 2017

 Despertarse por el canto de los pájaros es algo maravilloso. Solo los que acampan pueden entenderlo, te levantas muy temprano porque el sol ilumina todo, o peor: porque da de lleno en la carpa y entonces se convierte en un horno.

1

Algunas personas no pueden dormir en los pisos duros, o a veces pasar frío, pero si eres de los que disfrutan esta vida sabrás lo que es amanecer en un día perfecto despertándose por el canto de las aves. Ver el sol asomarse con todo el cuerpo repuesto y lleno de energía.

Así comenzó el domingo. Muy cerca estaban los rosarionos preparando la ronda de mates. Me encamine hacia allí a ver cuánto tardaba en ligar alguno.

11

Poco a poco fueron apareciendo todos menos mi mujer, parece que en serio estaba cansada. El grupo marcho hacia Las cañas, en Uruguay, mientras me quedaba haciendo nada y esperando compartir un mate con mi pareja. Después de esto rumbeamos hacia la costanera buscando un bar donde picar algo.

Pasado el medio día nos acercamos a la expo dispuestos a conversar nuevamente con la gente y así lo hicimos durante muchas horas. De vez en cuando una exhibición hacía que el público aflojara y entonces aprovechábamos para tomar algo entre todos y contarnos novedades.

111

Una de ellas fue la presencia de Guille y Laura que fueron a visitar a Nahuel, pasaron a saludarlo y de rebote los presentaron, esas personas tan llenas de humanidad que da gusto tenerlas cerca. Les dije adónde estábamos acampando, con plena exactitud para que no se perdieran en la noche.

La expo siguió desarrollándose, sin novedades y muy conversado todo. Como no vendía nada estaba relajado, hablábamos de los accesorios de la moto o de Jade, les contaba mi experiencia y los derivaba a los stands específicos.

1111
La única “promotora” con la que me dejaron acercar.

Una de esas charlas estuvo relacionadas con las terribles motos que había estacionadas ¡algo de no creer! Pero de la misma manera nunca se las ve en la ruta y mucho menos en las ciudades. Me preguntaba cómo llegaron ahí y algunos contestaron que en trailers. Una persona los llamo “motofranela”, me dio mucha gracia porque me hice la imagen.

Yo creo que Jade entraría en esa categoría por lo limpia que estaba, pura casualidad, nunca esta así. Creo que la gente al verla tan equipada pensaban que es una moto de exposición, de franela, les costaría imaginarla en medio de la montaña embarrada al punto de no saber de qué color es.

11111
Haciendo la gran “Messi”, las manitos en los bolsillos.

Otra persona comparo a Jade con Hulk, me gustó la idea y en este momento mientras escribo estoy trabajando en esto, pronto publicare.

Después de muchas horas termino la jornada de la expo y había que pensar en cenar, adonde comimos el sábado ni so-ñan-do. Nuevamente a buscar algo, todo estaba lleno y queríamos un lugar tranquilo, lo conseguimos en el centro, una fondita de mala muerte pero con precios de primera.

111111
Las pulseras de acreditación, ya no las íbamos a necesitar.

Cuando la luna ya estaba alta fuimos para el camping, ya todos estaban durmiendo, y allá lejos, en un árbol solitario había una carpa nueva y una moto, por la oscuridad no se veían los detalles. Pensé que era guille y su mujer que siguiendo las instrucciones se había instalado.

Me equivoque y te aseguro que gratamente, mañana te cuento por qué. Te aseguro que es lo mejor que dejo la expo de Gualeguaychú.

firma

Buenas noches.

 

Si queres leer la PARTE 1, acá.

PARTE 3, acá.

 

Lo que dejo la Expo Moto Gualeguaychú 2017 – Parte 1

Sábado 18 de Noviembre de 2017

Con toda la  ilusión prepare a Jade y con mi mujer salimos muy temprano. La ruta hasta Zárate estuvo muy tranquila, cruzamos algunas motos que aprovechando el día lindo iban con destino desconocido.

20171118_0824311.jpg

En el empalme de la Ruta 9 con la Ruta 12 que nos llevaría hacia Gualeguaychú la cosa se puso distinta. Se llenó de motos y algunas ya eran ovnis o camiones por lo impresionante.

Paramos en Atalaya a desayunar, ya se vivía el espíritu motero: llegar, saludar, preguntar de donde venían porque a donde iban estaba muy claro; mirar motos y compararlas. Ya todos saben lo que se hace en esas situaciones.

No habría mucho para comentar si no fuera que me encontré con una genialidad, de esas que aparecen muy raramente. En el mundo de los inventos se los conoce con el nombre “El huevo de Colón”.

Para entender porque se lo llama así tenemos que recordar el cuentito que nos hicieron en primaria sobre como Cristóbal Colón convenció a la Reina Isabel “la católica” que la tierra era redonda y financiara la expedición: para hacerlo paro un huevo de gallina demostrando que la tierra era redonda y se quedaba quieta.

huevo

¿Cómo lo hizo? Fácil, cacho el huevo en un extremo y quedo parado. ¡Pero eso es una pelotudez dirás!, es cierto, pero hasta ese momento parar un huevo era imposible. Desde entonces se conoce con el nombre “El huevo de Colón” a esas pelotudeces que por su genialidad antes de ese momento nadie podía hacerlo.

Bueno, eso fue lo que paso en el parador, me encontré con una genialidad, acá esta la foto:

20171118_100339

¿Todavía no saben lo que es? Yo me pase más de media hora mirándolo e imaginándome cosas, desde una antena a cualquier otra gilada.

La patente pertenece a una Suzuki Hayabusa 1300, para quien no lo sepa esta moto levanta hasta los 320 km/h. Es una moto cara, pero mucho más son las multas por exceso de velocidad que va juntando mientras se la maneja.

suzuki-gsxr-1300-hayabusa-2006-10.jpg

Te imaginaras que si no tienen algo para evitarlas las coleccionan por docena. Bueno, se nota que este piloto no solo tiene plata sino que además es muy inteligente, fíjense como resolvió el tema: le puso una cinta aisladora en la patente, entonces en la foto multa las letras no son totalmente claras y por lo tanto no es válida la infracción.

Hasta acá ningún mérito. La genialidad fue ponerle un piolín que lo agarro de la parte delantera izquierda de la moto, lo tiene a mano y si encuentra algún control policial que lo detenga, tira de él y este arranca la cinta aisladora de la patente pudiendo pasarlo perfectamente.

UN GENIOOOOO anda por nuestras rutas. Tuve que buscarlo para darle la mano y conocerlo, hace rato que nada relacionado con las motos me sorprendía de esta manera. (si sos poli y lees esto no seas buchón).

Me fui todo el camino pensando en esto. Muchas motos me pasaban pero yo también pasaba a otras, creo que el tanteador quedo parejo.

Ya en Gualeguaychú, sobre la rotonda anterior a la entrada, hasta los carteles de transito dicen claramente que es la cuidad del carnaval, todo es farandulezco: el que anuncia la rotonda es con luces que prenden y apagan y las flechas hacen jueguitos, ¡ya entramos en la joda!

23804672_1922078701441892_2115570185_n.jpg

Nos dirigimos directamente a la feria, nos acreditamos y fuimos al stand de Ronlaiver, los baúles para motos, que nos habían invitado a exponer a Jade para mostrar lo fantásticos que le quedan.

También aprovechamos para contar un poco nuestras aventuras y promocionar el proyecto: el manual del moto viajero.

20171118_145234

Durante ese día y el posterior se estuvo acercando gente, alguna que no conocía, pero muchas de las que tenía contacto por Facebook, también estaban los amigos que la ruta me dio y en cada evento nos reencontramos.

20171118_143525

Conocí a “los motoviajeros”, esos que cuentan sus historias o publican videos en las redes. Converse con ellos, les compre sus libros y los que vendían artesanías mi mujer se encargó de elegirlas. Uno con estas pequeñas compras los ayuda a seguir adelante en el camino, algunos vienen de muy lejos.

20171118_143252
Con “Pablito viajero”, un grande en la ruta.

También están los otros, los que están preparando su viaje, como mi compañero de Stand, Nahuel Ferreyra, tiene una Rouser AS200 ya totalmente equipada y lista para emprender su aventura a Alaska. Acá les dejo el link para que puedan conectarse y seguir su derrotero. Estuvimos juntos 72 hs y ni una sola foto juntos nos sacamos.

Cuando cerro la expo a las 22 hs nuestra única preocupación era donde comer, sin tener presente que aún no sabíamos dónde íbamos a dormir ya que no teníamos reserva en ningún lugar. La comida mejor no mencionarla, cara y fea.

Fuimos para el lado del puente buscando un camping y encontramos el del Sindicato de Comercio, buscamos en plena noche un lugar y encontramos un arbolito muy querendón. Mientras  desamarrábamos la moto y comenzamos a armar en campamento vemos que se acerca alguien del grupo de carpas que estaba cerca, resultaron ser los chicos de Rosario a los cuales conocíamos, ¡un golazo!, íbamos a desayunar con amigos.

Así nos dormimos, otro día de aventuras e historias, cansados pero felices.

Mañana te cuento el resto.

firma

 

Si queres leer la parte 2, acá

 

 

Logotipo nuevo

Después de un poco de trabajo y muchas indecisiones opte por someter los logos a una votación en los distintos foros que publico.

Hay que entender que cada logotipo es un hijo, es muy difícil elegir uno por sobre el otro. Si no hay médico que pueda curarse a sí mismo, mucho menos un diseñador que pueda hacer correctamente su marca.

52

Elegí dos logos (los más votados) uno para llevarlo como emblema en el parabrisas en mi moto y el otro para realizar una animación que será la intro de los videos.

También voy a utilizar el más simple para ponerlo como firma en las publicaciones del Blog y justamente lo inauguro en esta publicación.

Los resultados finales fueron los siguientes, sin considerar que todavía algunos siguen votando.

logo picasso

Les agradezco a todos la onda por participar. Espero que la utilización de los mismos sea de su agrado.

Hasta la próxima.

firma

¡No hay sistema!.. o un viaje corto

Te voy a contar lo que viví en mis dos últimos viajes, después sacare una conclusión. El primero fue a Buenos Aires para realizar algunos trámites.

Parecía que la consigna del día era justamente “no hay sistema”. Necesitaba cargar crédito al celular, pare en muchas estaciones de servicio para hacerlo y en todas la misma frase.

Te aseguro que no fueron dos o tres, fueron unas diez estaciones, tenía que comunicarme y no conseguía cargarlo.

20171104_190600582627248.jpg

Pensaba que era un boicot a las empresas de celulares por el terrible negocio que se montaron con esto de la carga virtual, todos sabemos que se la llevan solo ellos y no participan con nada a las terminales, de allí que anden cobrando un extra por el servicio.

La verdad es que no llegue a ninguna conclusión, eso no es importante. Lo real fue que no cargue el celular y al no poder combinar entrevistas varias no pude hacerlas.

Hasta acá es una historia simple y muchos ya estarán puteando porque otra vez estoy contando pavadas. Tal vez tengan razón, pero tengo más para decir.

20171103_093904-1933238173.jpg

En la semana tuve que hacerle el service a la moto para el viaje que tenía programado. La rutina de siempre, quitar el tapón para cambiar el aceite, mientras tanto reemplace la cadena por otra “más fachera”. Sacar y sopletear el filtro de aire porque se banca un tiempo más, etc.

El viernes, ya casi con todo preparado empiezo a armar la moto, pero… cuando fui a poner el tapón del aceite lo ajuste a lo cavernícola, ¡como resultado se rompió! Ahí me agarro la desesperación, ¿de donde saco uno ahora? me preguntaba, ¡seguro no lo consigo!, decía, y toda una sarta de malos pensamientos sin contar las groserías que me dije por bruto. El viaje estaba suspendido.

20171103_085918169042260.jpg

Automáticamente hago lo de siempre en estos casos, llamé a Jawa, hable con Emilio y le conté la situación, sobre todo la urgencia, combinamos y quede en mandarle un comisionista para retirar el repuesto, recuerden que vivo a 170 km de Buenos Aires, estaba difícil que pudiera hacerlo porque era mediodía y los comisionistas ya tenían su itinerario.

Pero al final todo resulto bien, me llego el repuesto, pude armar la moto y salir hacia Victoria, Entre Ríos.

Estos dos hechos separados me hicieron pensar en “el sistema”, una definición dice: “Manera como se hace algo o medio que se emplea para hacerlo.”

img_20171105_200129_597169042260.jpg

Mi primera reflexión es sobre los gigantes de la comunicación, terribles empresas llenas de empleados y recursos, en mi opinión dan un servicio al menos deficiente: caro y no muy bueno.

La segunda está dirigida hacia Jawa, una pequeña empresa que a pulmón y enfrentando distintas crisis sigue tratando de hacer las cosas bien.

Cuando algún problema se presenta con la primera, el único canal que tengo es un #nosecuanto y me atiende normalmente algún centro americano que con toda cortesía y paciencia me manda al carajo. Me quedo con mi problema, sin solución y más caliente que antes.

Cuando la situación es con la moto, instintivamente llamo a Jawa, si el horario no es el comercial llamo AL DUEÑO de Jawa, no porque tenga coronita, sino porque él mismo fomenta que los usuarios ante algún inconveniente lo llamen a su celular personal.

20171105_095514-166157538.jpg

Como buen mal educado lo he llamado un sábado a las 10 de la noche porque tenía un viaje al otro día. Muy gentilmente me atendió en medio de una fiesta y tratamos de solucionar la situación, dos moteros que estaban conmigo son testigo de esto último.

Creo que con todo lo dicho he respondido claramente porque no uso celular y porque tengo puesta la camiseta de Jawa. El sistema de ellos funciona y me permite viajar tranquilo.

Esto tal vez te parezca una propaganda, pero es mi forma de agradecer que pueda seguir con mi pasión sintiendo que no estoy solo, que al menos una empresa me apoya.

Deseando que alguna ruta nos cruce, hasta ese momento te dejo mi cariño.

firma

 

 

 

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G