CRONICAS DE UN PASEO – Parte 2

Mar del Plata

Sábado 30 de Septiembre de 2017

¡Que noche insoportable! Ya venía complicado con el calor del día que no aflojo con el correr de las horas. El servicio meteorológico registró una marca a las 12 de la noche de 30° y ni pizca de viento. Así que tire un colchón en el balcón y solo me dormí por el cansancio que traía.

Ni bien aclaro, ¡plin! Los ojos como platos. Entonces arranque muy temprano.

Ayer les comentaba que tenía un motivo muy importante para venir a Mar del Plata, muchas excusas pero uno fundamental. Acá vive mi amigo el Dr. Juan Francisco Rotundo, kinesiólogo para más datos. Uno de los hermanos que la Tekken me dio.

20171230_175507

Ya antes del viaje que hicimos con “los tekkeneros” a Villa Gesell hice un mal movimiento con el hombro y me dolía, pero como soy macho me chupe las lágrimas y seguí para adelante. En esa ocasión me dijo que tenía un desplazamiento del tendón del bíceps. Si con un movimiento se salió con otro volvería al lugar, eso sí, el precio era un fuerte dolor.

Listo, algo fácil y “arreglable”. Lo deje pasar y así pasaron los meses, con determinados movimientos me dolía pero ya les hable de mi “machura”. Con la preparación del viaje a Brasil no solo hay que prestarle atención a la moto y dejarla lo mejor posible sino que también al cuerpo, es así que me doy cuenta que el dolor se incrementaba y por lo tanto tome cartas en el asunto. Esto decidió el viaje a la costa para consultarlo como profesional.

Como será de amigo gaucho que me recibió en su consultorio a las 8 de la mañana. Cuando me reviso me hizo poner las manos extendidas por delante a la altura de los hombros y me dice “si, se ve descolocado” a lo que pensé que con su ojo clínico veía cosas imperceptibles.

0111
Cuando te lo muestran es fácil verlo.

Me llevo frente a un espejo y me mostro, quede impresionado por la deformación que vi en el hombro, a partir de ahí comencé a prestar atención y realmente vengo mal.

Lo llama “hombro congelado”, o sea, no lo puedo mover. Estoy peor de lo que pensé pero Juan me da ánimos, dice que lo vamos a resolver y en el confío. Me trato con un montón de aparatos y a un ritmo acelerado, me hizo sentir un atleta de alto rendimiento con tantas atenciones.

001.jpg

Como el servicio fue exclusivo cuando termino me llevo a pasear a Balcarce, ciudad que no conocía. Muy linda la ruta RN 226, autopista y toda en perfecto estado. Me había contado que estaba rodeada de lindos paisajes, ya que va pasando por elevaciones rocosas que son de la sierra de Los Padres y que terminan en Playa Chica y los acantilados de Mar del Plata.

Desde media mañana el tiempo venia desmejorando pero hacia el medio día había en la ruta un viento cruzado bastante fuerte, venía empujando nubes que juraban lluvia.

Llegamos a destino y fuimos directamente al Museo Fangio, está en el centro de la ciudad. A mí los autos mucho no me gustan pero parece que es obligación ir al museo si vas a Balcarce, para colmo me chusmean que el protagonista solo era buen corredor. En otros aspectos dejaba bastante que desear.

20171230_153635

El museo es una playa de estacionamiento de varios pisos, no sé si lo edificaron especialmente o si reformaron algo que existía. Al frente hay un bar o algo parecido y al fondo tiene la entrada propiamente dicha, había una reja por la mitad entonces no se sabía si estaba cerrado o abierto, ante la duda pasamos. Estuvo bueno ya que pudimos recorrerlo tranquilos y en solitario.

Me llamaron mucho la atención unos autos viejos, especialmente una catramina de 1906, un sulky con motor, los que la anduvieron realmente eran aventureros. Entiéndase bien, lo viejo no me gusta más que en esos aspectos, incluidas las motos.

Saque varias fotos y a otra cosa, a algo más importante, o sea almorzar. Lo hicimos en una parrillita muy linda donde además había 3 motos a la sombra, una Tornado 250, un V-strom 1000 y una Africa Twin flamante, ¡por fin algo lindo! Pero cuando estacionamos las Tekken al costado no tuvieron que envidiar nada, cada una es bella en lo suyo.

Después del almuerzo y con un pequeño chispeo de lluvia retornamos a Mardel, otra vez al consultorio para seguir con el tratamiento. Juan me hizo otros procedimientos a ver si el hombro mejoraba en algo. El lugar está en medio del Barrio Los troncos, rodeados de edificaciones realmente maravillosas y las calles con árboles imponentes, si bien desde chico vengo a esta ciudad nunca estuve en el corazón de este barrio.

Al terminar aproveche la tarde y me fui directo al mástil que está sobre el campo de golf, hice unas fotos muy lindas con esa bandera impresionante, el viento que había ayudaba mucho para que las tomas fueron grandiosas.

Desde esa rotonda se puede ver la Base Naval de Mar del Plata, siempre iba a mirar los barcos y principalmente los submarinos, que siempre estaban los tres amarrados. Los veía tan obsoletos que pensaba que no funcionaban, que eran algún tipo de buque escuela o museo o algo parecido. Al mirar para abajo me di cuenta que algo falta y lo que falta duele.

20171230_181225
Donde esta la flecha atracaba el submarino ARA San Juan

Vaya mi respeto y reconocimiento a estas personas que desde su rol trataron de hacer una patria más grande, una nación. Si me pongo filosófico con el tema apuntare en el mismo sentido a cada una de las personas y empresas que conozco que intentan día a día crecer y con ello hacer un país mejor para todos. A ellos mi apoyo y agradecimiento, si prestan atención sabrán en quienes pienso.

Hasta mañana esperando el fin de año.firma

 

 


Si querés leer la PARTE 1  |  PARTE 3

 

CRONICAS DE UN PASEO – Parte 1

 

San Pedro – Mar del Plata

Viernes 29 de Septiembre de 2017

Empezamos repitiéndonos, ya no recuerdo el número de veces que he organizado algo y luego no hay forma de cumplirlo.

En realidad todo fue desorganizado, el mismo viaje. Lo decidí de un momento a otro, fui juntando excusas a lo largo de las horas que lo justificaran. Particularmente porque la bruja no podría acompañarme. Soy malo al llamarla así ya que es un ángel que me hace la segunda en todas y esta no sería la excepción.

recorrido

La verdad de la milanesa es que andaba necesitando ruta, estoy de vacaciones pero para empezarlas tengo que esperar a que las tenga mi compañera, eso será dentro de una semana. Mientras tanto pensaba  viajar a Córdoba pero por el mal tiempo se pospuso hasta ser irrealizable.

Ahora se acerca la fiesta de fin de año y otra vez todo los tiempos cortados. Te contaba que empecé a juntar excusas: que voy a saludar a mi vieja que vive allá, que también va mi hermano, que “acá” hace calor, etc, etc.

A todo esto hay que sumarle un punto realmente importante pero prefiero contárselos mañana que estaré en ello y seguir con el relato del día de ayer.

Lo poco que tenía planeado era salir temprano, bien temprano, tipo 5 o 6 de la mañana para no viajar con tanto calor. Como siempre minga voy a cumplir lo que organizo, por eso no lo hago.

0111.jpg

Me desperté una y otra vez hasta que por fin desayune tranquilo, de a poco fui preparando la moto y lo que llevaría. Me bañe. Cerré la casa, me puse todo el equipo con el calor que estaba haciendo, guantes incluidos, y cuando estaba calentando la moto queriendo programar el GPS no me reconocía el destino, miro el mapa y solo tenía el de Brasil.

Había actualizado el aparato pero por lo visto no cargue el mapa de Argentina, así que a bajarse de la moto, sacarse todo y conectar la computadora para descargar el mapa, a Mardel se llegar de memoria, pero a la vuelta lo necesitaría porque en Buenos Aires tengo que ir a varios lugares.

Después del tiempo que insumió todo eso, otra vez a la moto. Entonces me doy cuenta que el valijón derecho, el más importante ya que en él estoy llevando toda la electrónica (incluso varios aparatos que compre especialmente para Brasil, y bastante costosos) no tiene el candado. A buscar por todos lados, otro tiempo perdido. Como ya era muy tarde me dije que de última cuando llegara a destino compraría uno.

Entre una cosa y la otra termine saliendo a las 11 de la mañana, ya el sol estaba pegando lindo. ¡Que viaje me esperaba! Pero calavera no chilla así que me fui a la ruta.

01

Primero la RN 9 para después tomar la RP 41 que recorre en diagonal la provincia, ni bien la tomo en su nacimiento, Baradero, después de la primera curva me encuentro con un control policial de “aquellos”, muchísimos uniformados, patrullas por todos lados y no eran los de acá, eran los federales, armados hasta los dientes.

Seguro que andaban buscando algo y te aseguro que lo iban a encontrar. Ver todo ese operativo hace que uno se sienta culpable de algo, meten miedo en serio.

Tengo todo en regla y nada paso. A darle para adelante que hace calor. Hice un par de kilómetros y me encuentro en medio de camiones lentos y autos haciendo procesión.

¿Qué pasa?

¡Claaaaaro! Viernes, fin de año, algunos empiezan las vacaciones, la ruta lleva a la costa. Obvio que va a estar llena, ni pensar lo que será la RN 2 cuando la agarre por la tarde.

¡Solo a mí se me ocurre salir con esta combinación de situaciones! Va, a mí y a los 2.000 tipos más que seguramente viajaran hoy. Vamos, vamos, pensamiento positivo y a darle con paciencia.

01111

Mucho no pudimos hacerlo porque antes de los 100 km ya estaba parando. ¡Que calor por favor! Parece que sería el día de las exclamaciones pero el calor era terrible y la moto sufría mucho, y ni hablar de mí que venía todo vestido de negro.

Así fueron transcurriendo los kilómetros, muchas paradas, mucho refrescarse y darle la oportunidad a la moto de hacerlo. En una estación de servicio estaban cambiando el aire acondicionado, o sea que hacía más calor adentro que afuera.

Como sería que hasta los girasoles estaban desorientados, miraban para cualquier lado.

En el apuro de terminar todo y salir me olvide varias cosas importantes que a estas alturas se hacían notar mucho, el hidratador y el corderito.

Ya casi había terminado de recorrer la RP 41 con mucho cuidado, por un lado porque hacia el final hay varios radares y por el otro porque en algunos tramos esta sin capa asfáltica. En el viaje a Gesell hace unos meses estaban trabajando pero ahora está todo abandonado, dicen que no hay más asfalto, que se yo, cosas de la política.

011111

Cuando pare en Castelli me encontré con dos moteros, uno se fue rápido, pero el otro que andaba en una Tornado 250 recién llegaba y combinamos rutear juntos algunos kilómetros ya que él desviaba en Coronel Vidal.

Cuando transitábamos tranquilamente a una velocidad de 90 km/h, el adelante, hace la maniobra para adelantar un camión y se le fue encima una camioneta que le paso a centímetros. Creo que me asuste más yo que él.

Me quede reflexionando que si uno pudiera ver una foto de los “finos “ que hemos pegado no nos subiríamos nunca más a una moto. Se me hacía presente algunas situaciones vividas.

Cuando llegamos al desvío de la RP 55, la que pasa por Balcarce y termina cerca de Necochea, me despedí de Hector Di Paolo, que así se llama mi nuevo amigo. Si bien la ruta nos separaba ahora la relación sigue por el Facebook, un tipazo que vale la pena conocer.

01

Llegue según lo planeado pasadas las 20 hs. Lo primero que hice fue volver a llenar el tanque para hacer la estadística y conocer el consumo. Pero más importante para mí es el promedio en plata por kilómetro, con los aumentos desconocía el nuevo valor.

Antes era $1 el km, o sea, si tenía un viaje de 600 km en nafta gastaba $600, facilísimo. Esto  ahora se modificó a $1,32 por km. Ya tengo anotado hacer un artículo explicando cómo hacer esto por si te interesa.

Hasta mañana que será otro día y veremos que nos depara.firma

 

 


Si querés leer la PARTE 2 ACA

José Moll Portillo, de San Juan a América.

¿Qué nos lleva a vivir en viaje? Porque  siempre vivimos viajando. Viajamos en la mente, despiertos y dormidos. Viajamos en planes de vacaciones con la familia, amigos, solos. Cerca de casa, a otra provincia o quizás a un remoto lugar del mundo.

Quizás cuando comenzó a trazar su primer recorrido en moto, no lo haya trazado hasta donde hoy se encuentra, ¿tal vez lo haya imaginado despierto o dormido? ¿habrá incluido otras personas que luego se bajaron?

Nuestro invitado a la sección viajeros para esta primer nota es José Moll Portillo, sanjuanino, y según él:

“Soy un soñador que quiere recorrer América en moto, dejándome sorprender por lo inesperado, descubriendo nuevos paisajes, culturas y personas.”

Mejor dejemos que la entrevista fluya como un viaje…

MG Hola José, ¿Qué andás haciendo y por dónde?

JMP Me encuentro en Colombia,  y actualmente estoy cumpliendo un sueño, un gran sueño, el de recorrer América en moto, llevo once meses en este camino que no considero sólo mío sino de todos los que me acompañan de cualquier manera en el.

IMG-20171226-WA0003

MG ¿Habías viajado anteriormente, en moto, con mochila?

JMP  Siempre tuve la suerte de poder viajar, en auto o en bus. Gracias a esto conocí muchos lugares, pero en mi vida estaba a punto de suceder algo que no tan solo me llevaría a conocer lugares sino que también los caminos que llevan a ese lugar.

MG ¿Recordás cómo empezó todo?

JMP En noviembre del 2013 planeamos con un amigo un viaje a Chilecito, La Rioja para enero y debíamos de poner en condiciones su moto, en la que emprenderíamos la aventura, los días pasaron y ni el dinero ni el tiempo nos alcanzó para repararla. Apenas faltaban unos días para la fecha del viaje, las ansias me invadían pero también la decepción de que en tan pocos días no podíamos solucionarlo…

IMG-20171226-WA0004

MG Decime que hay un pero…

JMP Se me ocurrió con algunos ahorros y con la ayuda de mi padre comprar una moto, la que sea, pero no se nos podía escapar esta aventura, fue así que pude juntar y comprar una Ybr 125 apenas a unos 6 días del día planeado para salir, cuando fui a la casa de mi amigo y le mostré la moto no lo podía creer, le dije el sábado salimos hermano, llevá poco porque vamos con una sola mochila para los dos. Cambié el aceite, lubriqué cadena, tanque lleno y partimos ese sábado de enero.

MG  Me lo imagino, ahora contame eso.

JMP Contar lo que fue ese viaje sería escribir mil líneas de pura adrenalina y pasión, pasamos la cuesta de Miranda los dos en esa maquina que apunada y haciendo fuerza llegó a destino. Yo debía volver a San Juan (mi provincia) a trabajar y mi amigo se quedaría unos días más. Le dejé mi mochila con mis cosas a otro amigo que volvía en bus para así no llevar más peso innecesario, sólo iba a volver con lo puesto, una campera, un papel higiénico y el cepillo de dientes.

IMG-20171226-WA0005

MG La vuelta un poco más relajada para la moto

JMP  Al volver la cuesta de Miranda estaba cerrada por lo que debía irme por Patquia, pueblo que me pasé y llegué a Chamical. Emocionado y contento por lo que estaba viviendo llamé a mi hermano de Jesús María, Córdoba y le comenté donde estaba y que me gustaría visitarlo, él me responde que si, llamé a mi madre que me dijo: “si es lo que querés HACELO”, esas palabras cambiaron mi vida, me olvidé que tenía que ir a trabajar, sólo quería seguir rodando para siempre, aún recuerdo la tensión de mis manos tratando de decidir mi camino en aquel cruce que volvia a San Juan, a mi trabajo, a mis comodidades y el que elegí, aquel que seguiría desde ese instante y para siempre.

IMG-20171226-WA0007

MG De un error en el camino y con la mano del destino se te encendió la pasión. ¿Y cómo fue la salida para este viaje? Contanos el recorrido.

JMP Para este viaje por América, salí el 22 de enero de este año (2017) desde San Juan. Me acompañaron hasta Uspallata, Mendoza, mi familia y amigos con los que compartíamos esta pasión, acampando conmigo esa noche y al día siguiente ya seguí sólo hasta Chile pase por Santiago ,Puerto Montt ,Bariloche , Calafate, Río Grande, hasta Ushuaia, subí por Río Gallegos, Rosario, Jesús María, Salta, Potosí , La Paz, Cuzco , Ica, Lima, Montañita, Ambato, Cuenca, Ipiales, Cali, Medellín, y hoy salgo para Cartagena.

MG ¿Qué planes tenés?

JMP No tengo muchos planes para el futuro a mi me gusta andar en moto, pero si sueño con ir a lugares donde no conozca aún.

MG José, con el viaje que llevas hecho, y la experiencia adquirida. ¿Qué le decís a esa persona que no se anima a dejar todo por vivir el sueño de viajar?

JMP Le diría que el primer paso es el más difícil, que sólo carguen lo necesario en sus maletas. Ya que en el camino de una manera u otra sale lo que necesitas y a medida que te acostumbras a esta vida te darás cuenta de que llevas cosas de más, yo llevo menos cosas de cuando salí. No es fácil, ni todo es alegría.

“El viaje saca lo mejor y lo peor de vos pero siempre con paciencia y sin afán las cosas salen.”

IMG-20171226-WA0006

Buenas rutas compañero.

Si desea conocer más de este amigo viajero, lo invitamos a que lo siga en Facebook:

logo

 

Matías Goicoechea

TIP: uso de herramientas durante un viaje

Normalmente cuando tenemos que usar las herramientas en un viaje de debe a una urgencia, tal vez hagamos un “service” en algún lugar donde estemos parando.

En la mayoría de los casos el piso donde estemos trabajando es irregular, y puede que sea de pasto o piedras con hendijas.

Por todo esto no será la primera vez que perdamos alguna pieza, o tuerca y porque no alguna herramienta chica.

Para evitarlo siempre pongo alguna lona o tela (en lo posible clara) donde pueda ver perfectamente si algo se cae.

Espero que te sirva, hasta la próxima.

firma

 

 

 

Acá te dejo el link de HERRAMIENTAS NECESARIAS PARA VIAJAR

 

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

Herramientas necesarias para viajar

Este ítem no es muy difícil de determinar ya que la gran mayoría de las motos usan generalmente las mismas herramientas. Esto no nos libra de revisar detenidamente la nuestra  y determinar específicamente cuales necesita.

En el caso particular de la moto que actualmente uso diré que llevo dos (2) llaves fijas de 13 mm, esto se debe a que para ajustar el tensor de cadena tiene tuerca y contra tuerca, para trabajarlos correctamente hay que usar dos llaves, y el espacio es muy reducido para meter la llave francesa. Por eso determine llevarlas.

De la misma manera para cambiar el aceite tiene un tapón cuya medida es de 24 mm, solo se puede acceder a él con un tubo y la consiguiente palanca de fuerza.

tito

Hay que aclarar que durante un viaje solo podremos hacer mecánica ligera. En medio de un monte no podremos hacerle el motor a la moto si este se “agarro”, si lo hacemos en algún lugar civilizado será muy raro que no tengan las herramientas específicas.

Por lo tanto llevaremos las que usaremos para realizar un “service”, sacar una rueda, reparar o ajustar la cadena, tal vez apretar algún tornillo o alinear un foco, etc.

La urgencia donde necesitemos herramientas determinara el tipo de lugar donde trabajaremos: si es algo medianamente planeado lo haremos donde estemos parando, entonces trabajaremos con toda tranquilidad.

Por el contrario, si es un imprevisto entonces será más complicado si es en “medio de la nada”. La situación que no está planificada puede empeorar por el lugar o con el clima. En esto me baso para afirmar que las herramientas que llevemos sean de LA MEJOR CALIDAD QUE PODAMOS COMPRAR.

Las que normalmente traen las motos no sirven para este tipo de tareas. No son de buenos materiales con lo que podrán estropearse rápidamente, o no son precisas y podremos redondear una tuerca por ejemplo. Por lo tanto recomiendo dejarlas en casa y conseguir otras.

tito2

Me ha pasado de romper una cadena en medio de un campo bajo un temporal, ya te imaginaras la situación de nervios e incomodidad, si a esto le hubiera sumado no contar con las herramientas específicas, o que por la calidad no cumplieran su función, la situación se hubiera desarrollado de una forma muy distinta.

Suelo escuchar el siguiente comentario: “yo de mecánica no sé nada”, se amparan en esto para no llevar ni herramientas ni repuestos. Es un craso error ya que cuando nos pasa algo siempre para alguien a ayudar, pero si no contamos con las herramientas o los repuestos específicos de nuestra moto tal vez la situación persista.

tito3

Sobre esto también tengo anécdotas, de parar para ayudar a una moto (un Transalp) que había cortado cadena. Llevaba todas las herramientas para realizar la reparación pero el piloto no tenía la unión de cadena específica… y yo andaba con una 150cc.

Resultado: siguió en medio de la ruta esperando el auxilio. Como consecuencia de esta experiencia reflexioné sobre otra manera de ayudado, y desde ese día siempre llevo un equipo de mate con calentador de 12v, al menos ahora me quedo haciendo el aguante hasta que llega la camilla.

También fomento a las personas que no sepan nada de mecánica que comiencen a tocar la moto de a poco, que empiecen a sacar las ruedas y colocarlas nuevamente, ya que puede pasar de pinchar y en la gomería no sepan o quieran desarmarla. A esto hay que sumarle que como nosotros nadie va a tratar la moto, no vamos a golpear el disco de freno o armarla mal.

Internet está lleno de videos tutoriales sobre distintos temas mecánicos, como por ejemplo regular el relenti, limpiar un carburador o chequear si la bujía tiene chispa.

Por supuesto que no es lo mismo comenzar a experimentar con una monocilíndrica chica, que hacerlo con una bicilíndrica o con más pistones, o una con tecnología de punta. Cuanto más compleja la moto menor posibilidades de requerir mecánica improvisada pero si algo pasara raramente podremos hacer algo.

Como ejemplo pondré la BMW gs1200, ¡Un camión! Llena de tecnología de punta y sensores por todos lados. Uno de ellos mide la presión de los neumáticos y si esta está por debajo de cierto límite, la moto no arranca. En un camino inhóspito un viajero pincho la rueda trasera y no tenía reparación, quería al menos volver en llanta asumiendo las consecuencias que esto acarreaba pero no pudo encender la moto.

tito

Lo que acabo de contar es historia real y nos ayuda a reflexionar que tipo de viajeros somos, esto definirá el tipo de moto que necesitamos. En lo particular me gusta entender todo y meterle mano por eso raramente uso una moto con mucha tecnología.

El hecho de salir a la ruta sin herramientas nos dice que vamos de forma improvisada, sin precauciones, y esta actitud se refleja en todos los aspectos no solo en el mecánico. Es una lástima pero la ruta está lleno de este tipo de personas. Se ponen en riesgo ellos y a los demás.

firma

Hasta la próxima.

 

 

Si quieres ver la LISTA DE ELEMENTOS A LLEVAR EN UN VIAJE, acá te dejo el link del artículo.

VOLVER <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

ESTE ES MI ULTIMO VIAJE EN MOTO

Llega fin de año y no solo están los preparativos de las fiestas, aunque son solamente un par de días insumen una logística muy importante, comidas, regalos, donde cenar, etc. Y a todo esto hay que sumarle la confección de la lista de invitados.

Cuando ya todo parece estar listo, ¡No!: ahora hay que organizar quien se sienta al lado de quien. Hay chispas entre familiares, últimamente por temas de política.

La incomunicación no mejora la situación ya que no se puede prever que estado de ánimo tiene actualmente el pariente, si se ha incrementado o no, esto está vinculado a la manija que haya dado el entorno.

El calor tampoco ayuda, mucho menos después de estas comidas que todos sabemos son inapropiadas para nuestras latitudes, pero bueno, es tradición.

Como venía diciendo a todo este combo de nervios y stress le sumamos los preparativos del viaje, al primer minuto de vacaciones queremos estar en la ruta rumbo al destino que hayamos trazado.

Hasta acá todo es medianamente llevadero a fuerza de años de entrenamiento en estas situaciones. Lo nuevo que vino a desestabilizarnos fue una publicación del facebook.

Por muy raro que parezca el autor del post fue el Señor Roberto Martínez, titular de RVM-JAWA y desde que lo hizo ya nada volvió a ser lo mismo. Lo extraño del caso es que normalmente sus publicaciones tratan de llevar tranquilidad y sosiego a los usuarios, sobre todo a los que tienen algún problema.

Este no fue el caso, muy por el contrario, el muro se revolucionó y todos comenzaron a opinar y querer ser los primeros. Muchos están reescribiendo las cartas a Papá Noel ya que es el único camino milagroso que les queda.

Todo está relacionado con las siguientes fotografías:

 

Una belleza de moto: la RVM 800 bicilíndrica que se construye con aportes argentinos para el mundo.

Y acá estoy, sentado al lado del arbolito mirando mi billetera, me queda un año por delante para conseguir esta moto. (Por eso decía que tal vez este sea mi último viaje largo con JADE, mi Tekken 250, veremos, el tiempo dirá)

Por lo pronto les deseo a todos la mejor de las fiestas y como ya se ve el año que viene será mucho mejor.firma navidad

Adalberto

Mis historias son de carne y hueso, como Adalberto. Me acuerdo que nos encontramos en una gasolinera por las rutas de Jujuy. Con los moteros pasa eso que dijo Cortázar… no andamos para buscarnos, andamos para encontrarnos.

Me reí mucho pero muchísimo. Su cercanía y sus ganas de acercarse te llevan al abrazo inevitable con Adalberto. Y ahí todo se hace humano y nace una historia de carne y hueso. Él iba para el sur y yo todavía no sabía que estaba yendo a enamorarme de Salta.

Deben haber pasado como seis meses y miles de kilómetros. Yo ahora venía de la Patagonia. Fueron dos días de frío y dos días de lluvia. Llegué a la tardecita y ahí estaba Adalberto, sonriendo y con sus brazos abiertos. Me dio la bienvenida con los versos de Machado y la canción de Serrat… caminante no hay camino, se hace camino al andar… Y me abrazó. Y a mi se me pasó el frío y se me fue la lluvia.

En Argerich, conocí el almacén de la ruta, el vivero, la iglesia y la biblioteca. Tomé mates uruguayos y volví a ver dos veces el tren.

Estuve en el árbol donde cuenta la historia que el poeta nicaragüense Rubén Darío escribió uno de sus últimos poemas.

Hice tantos amigos que no puedo dejar de pensar que la mejor frazada para un viajero son todos los abrazos que te dan.

En Argerich llovió una tarde y me puse a escribir una historia que traía desde lejos… Una historia que andaba buscando su lugar.

¡Pa´que me creen si saben cómo me pongo con la moto!

¿Recuerdan esta publicación y especialmente el comentario?

Screenshot_2017-12-18-22-48-24

Bueno, no es cierto, seguí haciéndole cosas a la moto.

Vivo un viaje no solo como un trayecto sino como el desarrollo de distintas etapas, comenzando por la idea de algún destino y finalizando con la llegada… tal vez debería decir con el retorno y la vuelta a casa.

En el medio hay muchas etapas que por ahí pasan desapercibidas. Si bien realizo viajes frecuentemente y tengo casi todo preparado para los mismos, me gusta “perfeccionar” y por lo tanto pienso y diseño nuevas soluciones a situaciones creadas a veces por mí mismo.

20171220_194600

Es por esto que la moto nunca esta “terminada”, siempre hay algún detalle para hacerle o un accesorio nuevo que ponerle. Entiendo que esto va en detrimento del peso y por lo tanto en consumo. Pero es algo que disfruto mucho y no dejare de hacerlo.

En la foto que antecede varias personas se intrigaron por lo que estaría llevando, bueno, acá te lo muestro, una caja de herramientas marca Robust que venden en Easy.

1

Lo transforme en un top case para mi nuevo viaje. Tuve que darle más base así alargue la estructura de la moto. No espero que sea algo bueno ya que no tiene fortaleza ni es de una sola pieza. Voy a tener que cuidarlo mucho del agua ya que internamente tiene una lámina de madera. Por el mismo motivo no podré cargarlo mucho y requerirá mucha atención.

Entonces surgen las siguientes preguntas: ¿Necesita un Top case? ¿Acaso no tiene uno? ¿Porque no usa un Top case de moto en vez de una caja de herramientas, acaso no puede comprarse uno? Etc.

7

En respuesta a todas estas preguntas les contaré que actualmente tengo cuatro baúles, cada uno de distinta capacidad, todos muy fuertes y confiables y ya probados en distintos viajes.

Por lo tanto todo se reduce a esto: ¿Por qué lo hace?

Acá la respuesta no es tan simple, empezaría diciendo que es parte del viaje y me gusta planear y construir cosas. También podría decir que “en la variedad está el gusto”. Pero en última instancia está en juego el conocimiento: poder saber por experiencia propia sobre las cosas, en este caso un top case.

Recordemos que el fracaso es el camino al conocimiento, ya que si no resulta no me quedare con el pensamiento “hay que cambiarlo”. Reflexionare sobre porque, que hay que mejorar, etc.

Algún distraído pensara que busco pasarla mal, tener problemas en mis viajes. Esto no es así, está muy lejos de la verdad. Pero tampoco me escondo de las situaciones que se presentan. Sé que esto que hoy es un “problema” mañana es la anécdota que contare en algún asado.

6

Un lugar entre la moto y los baúles lo aproveche para llevar aceite (cuatro litros) ya que en el viaje del verano planifico realizar tres services. Tal vez te preguntes porque no lo compro en el camino y esto es fácil: POR COMODIDAD, así de simple.

2

Estoy poniendo más luces traseras para hacer la moto más visible en la oscuridad, sobre todo en los extremos para marcar el ancho de la misma.

Está quedando como me gusta, que si la ves de noche no sepas si es una moto, un auto, un camión… o un OVNI.

Hasta la próxima.firma

 

 

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

Picaduras de insectos

Trabajando con el listado de elementos para el botiquín figura el CALADRYL, este lo incluyo muy acertadamente el doctor que configuro la lista.

Al momento de adquirirlo me doy cuenta del costo elevado que tiene. Teniendo en cuenta de reducir lo más posible lo que vamos a llevar por una cuestión de peso/espacio es que voy a dar el siguiente TIP:

tito2.jpg

Ante picaduras de insectos podemos usar VINAGRE BLANCO

(que llevamos con las cosas de cocina, elemento básico con la sal y el aceite).

Espero te sirva la información.

firma

 

 

 

 

NOTA RELACIONADA: El botiquín del motoviajero

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

Aventura VERANO 2018

Amigos, les quería contar que me encuentro en pleno proceso de preparar la Aventura VERANO 2018, la llame LA RUTA DEL INFIERNO.

Devil Face Cartoon

Esta ruta se encuentra en Brasil, es la 101 que recorre la costa atlántica del país, pero el tramo que va desde Sâo José do Norte hasta Capivari do Sul. Se la conoce precisamente con este nombre.

El porqué es muy simple, desde Porto Alegre, pasando por Pelotas y llegando a Río Grande do Sul, existe la ruta 176, si vemos en el mapa pasa del lado oeste de la Laguna de los Patos, un espejo de agua dulce de más de 250 km de largo.

ruta 101

Por lo tanto esta ruta es la que se utiliza normalmente para viajar entre esas ciudades, el recorrido está muy cuidado como todas las vías Brasileñas.

Excepto la 101, está abandonada a la buena de dios, por lo tanto ya los pozos tienen dimensiones de cráteres, me imagino que hasta figuran en algún registro histórico. Los camiones no solo se  pasan a tu carril sino que te encaran por tu banquina.

Creo que por esto y por el calor a esa ruta se conoce con este nombre.

tito5.jpg

Tiene tres pueblo importantes: Sâo José do Norte, Bojuru y Mostardas, con una distancia de aproximadamente 80 km entre ellos. El primero es el más grande ya que esta frente a Rio Grande y existe un ferry que los une.

La ruta también pasa por el Parque Nacional Lagoa da Pesixes (Laguna de los peces) muy poblados de flamencos.

El tramo tiene aproximadamente 300 km de extensión y 30 km de ancho aunque varía en ciertos lugares. 15 km para un lado tenemos agua dulce, y para el otro agua salada. Para llegar a esta tendremos que pasar un océano de médanos y a veces esto se complica porque el camino se borra por el viento.

tito4.jpg

La playa es la más larga del mundo ya que tiene una extensión de más de 400 km llegando hasta las cercanías de Florianópolis. Arena muy fina y un mar basto, si la recorremos podremos encontrarnos pequeños pueblitos de pescadores que a la mañana salen con sus barcos y al regreso se les puede comprar pescado fresco.

Se puede acampar en la playa y los lugareños son muy hospitalarios, ya que nunca reciben turistas abren sus puertas y sus corazones, realmente un lugar para conocer.

tito21.jpg

Este es el recorrido APROXIMADO que haremos, recordar que viajo con UN RUMBO PERO SIN UN DESTINO, por lo tanto puede tener variaciones en el trayecto. Al acercarme a los lugares pregunto mucho, veo el entorno y entonces decido la ruta.

Esta forma de viajar es de las más aventureras, más si transitamos caminos inhóspitos, pero tiene consecuencias: pasar por alto lugares imperdibles. Ya me ha pasado y me pasará nuevamente, pero al menos es una excusa para volver.

Acepto cualquier sugerencia de lugares a conocer, tomare nota y veré de integrarlos al recorrido. La idea de este viaje es hacer mucha playa, buscar lugares pode se pueda acampar al lado del océano.

Acá les dejo el link de la ruta que hasta el momento tengo

Ya les iré pasando detalles a medida que los tenga, hasta ese momento.

firma