UN VIAJE AL INFIERNO – parte 4

Martes 9 de Enero de 2018

Río Grande do Sul, Brasil – Mostardas, Brasil

Dormirse después de un baño y al despertarse darte otro es glorioso. Valeria se puso perfume al salir, parece que no recuerda que la moto ventila bastante.

En el desayuno le preguntaba a la cocinera sobre una fruta y mi mujer quería filmarme porque dice que abro mucho la boca. De esta manera frustro mi naciente vocación de políglota.

Nuevamente estuvimos despertando conocidos porque estamos enquilombados con los horarios. Acá tienen una hora adelantada. Llamamos desde las 7 am (de allá), con razón no estaban muy comunicativos.

Terminamos de armar a JADE (mi moto RVM Tekken 250) y con lágrimas nos despedimos del hotel, todavía no decido si eran de tristeza por la comodidad perdida o de alegría por la aventura del día que comienza.

033.jpg

Fuimos a la balsa para cruzar el canal que separa Río Grande Do Sul de Sao José do Norte. Hicimos la cola y cuando nos tocaba embarcar quise pagar como lo venía haciendo y dijeron que solo podía hacerlo en efectivo. Así que perdimos esa balsa y salimos a conseguirlo.

Una de las maneras que conozco de hacerse fácilmente con efectivo sin caer en casa de cambio ni usureros es comprar algo, en mi caso fue nafta, y al pagar con tarjeta decirles si pueden incrementar el valor y que nos den el efectivo, entonces lo conseguimos al precio de cambio oficial, en esta ocasión conseguí 30 Reales (la balsa sale 8,50 Reales). Normalmente este truco funciona bien en muchos países.

02

Otra vez a hacer cola y esperar la próxima embarcación, armarse de paciencia y disfrutar del entorno… pero, siempre hay un pero… mi mujer le tiene miedo al agua y estaba mirando muy preocupada. Pero como siempre hace, se arma de valor y me sigue al fin del mundo ¿Cómo no amarla entonces? Ella dice que cuando en las fotos sonríe mucho es por el cagaso que tiene, yo la veo con la “cara como juguetería”.

1

Sao José lo pasamos sin penas ni gloria. Algunas fotitos y a seguir, llegamos pasando el medio día y estaba todo cerrado. Puse en el GPS la ciudad de Boujuru con la intención de hacer playa ahí.

Para llegar nos metimos en la BR 101, que los camioneros llaman LA RUTA DEL INFIERNO. Por la temperatura que hace y el estado del asfalto.

Evidentemente el viento que hacia apago el fuego del averno porque no hacía calor. Más bien estaba fresco.

Cuando entramos a Boujuru lo hicimos por las calles que son de arena. La moto se movió mucho, como lo hace sobre estos terrenos, con el peso que traigo y además vengo con mi mujer y no quiero andar haciéndome el loco, decidí hacer playa en otro lado que no tenga que atravesar tantos kilómetros de médanos.

LA RUTA DEL INFIERNO

Devil Face Cartoon

Hay una canción que dice “el infierno es encantador” y puedo dar fe de esto, la ruta es engañosa ya que primero parece fantástica, muy buen asfalto, rodeada de plantaciones de unos pinos muy altos y muy verdes, pero si miramos detenidamente los vemos sufrientes. Parados ahí al lado de la ruta, despellejados y sangrando.

Paramos para ver y los troncos tienen una bolsa que recoge su sabia. Esta resina es utilizada industrialmente en muchas cosas: crema dental, silicona, cola, preservativos y muchos otros usos.

Mientras hacía fotos mi mujer no tuvo mejor ocurrencia que ponérselo en el pelo. Aduciendo que olía bien y que era natural. Fue divertido verla tratando de sacárselo de esos rulos que tiene con agua y cremas.

15.jpg

Como la primera prueba la superamos. Los árboles se terminaron y apareció un viento tipo sureño que quería sacarnos del camino. Venia del mar al cual íbamos en paralelo y por lo tanto lo teníamos totalmente cruzado.

Había zonas de árboles y zonas peladas que funcionaban como corredores de viento. Si no estaba atento nos sacaba de la ruta. Para evitarlo me iba fijando en el movimiento de los yuyos de la banquina. Así se puede prevenir el sentido y la intensidad de la ráfaga de viento.

Esta era la segunda prueba y también la superamos. Entonces apareció la siguiente: Los pozos de la carretera. De pronto el cinta asfáltica se transformó en algo amorfo y todo emparchado, pero bastante transitable. Después de unos kilómetros cuando uno ya estaba confiado y había acelerado aparecieron los verdaderos pozos.

01

Mucho más adelante hay un cartel de dice: “pozos en la ruta los próximos 13 km”, el diablo suele hacer este tipo de bromas para divertirse.

Como esta situación tampoco lograba disuadirnos y seguíamos avanzando, entonces empezaron las combinaciones. A los pozos se le sumo el viento que te movía por todo el carril empujándote a ellos. Como esto tampoco nos detenía entonces a la combinación se le sumo el agua.

La ruta con pozos, el viento que zamarreaba lindo y un diluvio que tapada la ruta de agua y entorpecía la visión mojándote el visor del casco. Entonces si hora de parar, lo hicimos en una estación de servicio.

El tiempo se puso imposible y prometía un infierno peor así que decidimos pasar la noche ahí. Por este día la ruta nos había detenido, pero no nos atrapo. Sin pretensiones buscamos donde poner la carpa preparándola para la tormenta.

16

Nos ofrecieron un granero donde hacerlo y aceptamos. No es el mejor lugar pero si el más seguro dadas las circunstancias.

Al puesto lo cerraron a las 9 y nos quedamos solos mirando el cielo. Aprovechamos y nos fuimos a dormir temprano y como veras estoy publicando tarde.

Buenas noches.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 184 km.

Kilómetros viajados totales: 1427 km.

Días viajando: 4 días.

recorrido 04


Links de las:  Parte 1   |    Parte 2   |    Parte 3   |   Parte 5

2 comentarios en “UN VIAJE AL INFIERNO – parte 4”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s