Ken Garayar, un lobo aventurero

Hace unos meses comencé a saber de él, un viajero peruano que por una promesa viene surcando Sudamérica, recorriendo Ecuador, Colombia, su Perú, Bolivia, Paraguay y Argentina.

Hasta el color de su moto tiene un porque, y a uno le da la sensación de que no viaja solo, lo guía su amigo, su hermano, “su ángel”.

Hoy rodamos con Ken Garayar, más conocido como Ken Lobo Aventurero, “un motoviajero, un loco aventurero, un soñador y amante de la fotografía, la naturaleza, los paisajes, los viajes, mi pasión siempre ha sido conocer y descubrir nuevas culturas, hacer nuevos amigos, probar toda la gastronomía que sea posible, también me intriga el saber que nos depara al final de ese lejano horizonte… ”

MG ¿Cómo te llega esta pasión de viajar?

KG Mi pasión siempre ha sido viajar, sea la manera que sea busqué una escusa para viajar, ya sea a dedo, en bicicleta, en camiones o de mochila siempre me aventuré a lo desconocido, a querer descubrir nuevas ciudades, un nuevo pueblo, conocer gente, costumbres, vivencias y culturas.

MG ¿Cuál era tu contacto con las motos hasta entonces?

KG Yo recibía viajeros en casa, soy moto posada y ayuda logística en Perú. Recibí viajeros en casa por sus historias y anécdotas. Ahora estoy del otro lado, del lado del viajero.. jajaja tantas historias de viaje me dejaron con la espina de salir a la aventura… y acá estoy.

MG ¿Cómo crece la idea de viajar en moto?

KG Esto crece y se fortalece al perder un familiar, un ser querido que para mí fue más que un padre, un amigo, un hermano, un confidente, alguien con quien compartía penas y alegrías, lamentablemente tuvo un accidente en moto (una moto amarilla) es ahí que en su lecho de muerte le hago una promesa.

MG ¿Podés contarnos de que se trató?

KG La promesa de cumplir todo lo que habíamos planeado, planes como viajar y recorrer juntos mí Perú, obvio en moto, conocer Cusco, una ciudad anhelada por él, hicimos tantos planes, planes tan grandes como recorrer Sudamérica sobre las dos ruedas.

MG Contanos, ¿Cómo fue arrancar con esta travesía y la promesa?

KG Decidido a no dejar lo planeado en el aire y empeñandome en cumplir mi promesa, hice lo posible por recorrer mi querido Perú, pese a las dificultades económicas, cumplir esta promesa ha sido posible gracias al apoyo incondicional y desinteresado de muchos amigos, hermanos que he conocido a lo largo de estos años viajando, amigos y familiares que me alentaron a seguir y no desistir.

MG ¿Cómo organizaste el itinerario de viaje?

KG Este viaje lo he armado y realizado en dos etapas, la primera fue al norte. Ecuador y Colombia, la segunda el sur con Bolivia, Argentina, Paraguay, Uruguay y por ultimo Chile. Brasil quedará para otra oportunidad por su extensión.

MG ¿De qué forma sustentas los gastos de esta aventura?

KG De Lima salí con lo poco que tenía, me traje llaveros, buffs, aprendí a hacer artesanías, lavando platos, podando césped, de mozo. Así que creo que salir con lo justo fue lo mejor que pude haber hecho, ya que todo eso me acercó más a la gente.

MG Recorriendo tantos lugares me imagino que alguna noche te ha tocado dormir acompañado solo por el cielo. ¿Cómo te arreglas para descansar?

KG ¿Sabes que en todo el viaje jamás pagué un hospedaje? He dormido en lugares que no te los puedes imaginar.

Te cuento una anécdota, una vez cuando dormía en un cuartel de bomberos, de repente sonó la alarma a media noche, empezaron a llegar y los que estaban en el cuartel a cambiarse. Y viene uno y me dice: “Tú sigue durmiendo, no te vayas a poner el traje que tienes en la cabecera”.

A lo largo de estos años viajando creo que uno se vuelve curtido, ni te imaginas en los lugares que he dormido, pero para los que viajamos cualquier lugar es una suite si te lo brindan con cariño. Es un lugar seguro para pasar la noche y un espacio para tirar nuestro cuerpo eso es lo único que pedimos.

Aquí quiero agradecer a las moto posadas y a los hermanos moteros que me han invitado a sus hogares.

MG Ken, esto aún lo he preguntado en ninguna de las entrevistas anteriores, quizás porque puede ser hasta doloroso. ¿Tuviste momentos difíciles en tu viaje?

KG Momentos difíciles en mi ruta… muy pocos. Creo que uno difícil que al final se convirtió en una anécdota es haber pasado los gélidos páramos camino a Riobamba en los andes ecuatorianos ya que en la primera etapa de mi viaje no estaba preparado para el frío y cruce muy tarde sobre los 4000 msnm. El frío era penetrante, yo con una campera de cuero y zapatillas. No te imaginas, estuve a punto de parar, desistir, pero también sabía que tenia que soportar, no podía quedarme y armar carpa en esos páramos mi objetivo era cruzar y llegar a Riobamba.

Y otro momento difícil fue en Argentina cuando perdí mis dos celulares con muchas fotos, vídeos, unos 120 Gigas, perdí las herramientas más importante en mi viaje, con los que tomaba fotografías, también la comunicación con mi familia y redes sociales. Me dolió perder lo material, pero mas aún lo que habia capturado con ellos. Lo bueno es que lo que mis ojos vieron y lo que quedó en mi memoria nadie me lo va a quitar… y ni aún siendo el mejor narrador podré contar todo lo que mis ojos han visto.

IMG-20180122-WA0013

MG ¿Qué te deja como enseñanza este viaje?

KG Bueno la enseñanza más grande que me deja esta ruta hasta el momento, porque aún falta. Es que sólo tenemos una vida y hay que aprovechar cada minuto, cada instante, no sólo para vivir una aventura, no solo para hacer un viaje, sino también para decir te quiero a nuestros seres queridos, darle un abrazo, quizá mañana sea tarde. Te digo esto porque lo que mas escuche en mi ruta ha sido: “Ojalá yo pudiera haber hecho lo que tu haces”. Personas mayores que nunca salieron de su zona de confort, personas que nunca conocieron el mar, ni la nieve en las montañas, y hoy ya entrados en años se lamentan del tiempo que no supieron aprovechar. Matías yo quiero llegar a viejo y decir: no hay nada de lo que me arrepienta en esta vida y que realmente ha valido la pena.

MG Ken te pido que les dejes un mensaje a todas esas personas que no se animan a dar el salto a la aventura de viajar.

KG Sé que muchos quieren viajar, tener una aventura y muchas veces no se puede por temas económicos, familiares, laborales u otras responsabilidades, pero si tienen una posibilidad de salir y no se atreven les diría que no dejen pasar una oportunidad, no dejen pasar el tiempo, que no dejen para después. Quizás ese después nunca llegue, que cumplan sus sueños porque el momento es ahora, déjenme darles un consejo, hay tres cosas fundamentales que les abrirán muchas puertas y los llevaran lejos: Pasión, Respeto y Humildad.

Para seguir a este aventurero pueden hacerlo en Facebook haciendo clic en  la siguiente imagen.

IMG-20180122-WA0022

RUMBO AL CIELO – parte 25

Martes 30 de Enero de 2018

Buzios, Brasil

A veces tengo la sensación que hay días que merecen no ser vividos, son un impasse de tiempo en la existencia donde todo se detiene y nada pasa. Otras veces pienso todo lo contrario, que por contraste nos marcan la existencia de otros mejores, le da cadencia al devenir del tiempo.

Como verán esta clase de días en que el cuerpo se detiene pero la cabeza no o a veces si hacen que ni siquiera tengamos una idea clara sobre ellos, nos confunden y los vivimos como podemos.

02

Llovió en todo momento, el agua caía mansa pero persistentemente. Lo hacía sin ruido haciéndolo más aburrido, todo era gris y monótono. Estuve encerrado en el hostel con todos los pasajeros y el ritmo se volvió lento y cada uno pasaba el tiempo como podía.

Algunos leían, otros dormían o charlaban. Como siempre que encuentro un parate y sobre todo en tan buen lugar: bien protegido con electricidad y Wifi, aproveche la tranquilidad para adelantar escritos y ordenar las fotos y los videos.

01

Converse mucho con mi mujer aprovechando la buena conexión de internet, nos pusimos al día y por un momento la distancia no se hizo tan enorme.

Dormí una pequeña siesta. Después con un cordobés y un vecino de Ramallo tomamos mates protegidos del agua en el alero del jardín.

09

Los dos italianos y otro más salieron a pasear en un momento en que la lluvia pareció que iba a detenerse. Pero solo fue un caza-bobos, duro muy poco y después reanudo con más intensidad y ya no paro por el resto del día.

Al rato volvieron todos mojados y era muy divertido escuchar a los tanos putear, tienen el idioma diseñado para ese menester. Los agarro en la calle y se fueron refugiando en distintos lugares hasta que al final se metieron en un bar y ahí estuvieron hasta que se aburrieron o se convencieron que no tenían oportunidad y su destino era mojarse completamente.

Por lejos eso fue lo más divertido y anecdótico del día, así de aburridos estábamos. Cuando fuimos varios alrededor de la mesa y sin saber muy bien que hacer es que surgió la idea de jugar a las cartas.

Mucho no me entusiasman pero había que meterle onda porque el día realmente dejaba los ánimos complicados. Estuvimos jugando hasta que se hizo de noche. Todos estábamos casi sin comer, solo con el desayuno adentro y unas galletitas que contribuí para el mate.

10

Caía una llovizna y decidimos que compraríamos unas pizzas y las haríamos ahí. Armamos dos grupos. Los tanos y el cordobés eran los encargados de hacer las compras en el súper y cocinar.

Mientras con el ramallense iríamos al centro, más que nada para conocerlo ya que hacía un día que estaba en Buzios y no había visto nada. Es bastante lindo, tienen una peatonal chiquita y muchos lugares para comer.

08

También tienen muchos locales que venden recuerdos, todo muy preparado para el turismo. Recorrí el centro de ida y de vuelta, luego retornamos al hostel porque seguramente las pizzas ya estarían listas.

Lamentablemente fue solo una ilusión que los tanos amasaran la típica pizza italiana, eran de las  congeladas y lo único que hicieron fue ponerlas en el horno. Las variedades eran medias “complicadas”, había de pollo y vaya a saber que más.

03

Mientras comíamos estuvimos bromeándolos con las pizzas de ananá que ellos consideran una aberración de la naturaleza. ¡Nunca tienen punto medio estos tanos!

En la sobremesa estuvimos pidiéndoles que nos enseñen puteadas en italiano y la forma de usarlas correctamente. ¡Que se cuiden los camioneros que tengo armas nuevas!

05

Como se extendía yo aproveche para irme al patio a hablar nuevamente con Valeria.

Así transcurrió un día sin muchas aventuras. Mañana será otra oportunidad de vivirlas

Nos vemos.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 0 km.

Kilómetros viajados totales: 5587  km.

Días viajando: 25 días.

recorrido


Links de las:  Parte 24   |    Parte 26

RUMBO AL CIELO – parte 24

Lunes 29 de Enero de 2018

Guarapari, Brasil – Buzios, Brasil

La partida se organiza de una forma cada vez más lenta, cuando establecí campamento y más en un lugar tan bello, cuesta abandonarlo todo y salir nuevamente a la ruta.

Con el paso de los días se hace cada vez más pesado y es entonces donde entra a jugar lo metódico en el armado de la moto para no perder nada.

08

Salí por el camino del litoral y tenía que cuidarme mucho porque el GPS quería llevarme hacia la autopista por la configuración que tiene, lo programaba cada 30 km fijándome en el mapa que tiene, marcando un punto en la carretera y tocando el botón IR.

De esta manera me aseguro que voy por el trayecto correcto, como contrapartida se da que el camino puede ser rural y el asfalto puede estar desmejorado o directamente no existir. Lo bueno es que estoy esquivando todos los peajes.

02

Está ayudando mucho el mapa carretero de Brasil que me compre al principio del viaje, tiene actualizado los puestos donde cobran y puedo elegir rutas alternativas.

Fui pasando por muchos pueblitos costeros de una belleza singular. Al atravesarlos la ruta se convierte en una avenida que va contra el mar y separa el caserío de la playa, chiquita y de olas mansas.

01

En los extremos están reposando los barquitos de los pescadores dándole marco al cuadro. En el centro normalmente un conjunto de árboles y palmeras protege las mesas de los puestos de comida.

Realmente precioso y es el tipo de playa donde imagino estar. En uno de esos pueblitos me compre una zunga y algunos presentes. Mi idea era que más cerca del medio día llegar a alguno de estos pueblitos, estacionar la moto, sacarme el equipo y quedarme en bañador y de paso almorzar.

03

Desgraciadamente para el mediodía se habían acabado estas escenas y transitábamos por una ruta muy linda pero sin aldeas. Me quede sin baño ni almuerzo.

Como en el cielo todo es bueno por primera vez tube viento de cola y lo estaba disfrutando mucho, el viaje se hizo fácil y la vista es maravillosa aunque hacía mucho calor. JADE viene comportándose de 10, ya casi con 40.000 km pero parece nueva.

0

Mi intención era llegar cerca de Buzios y acampar en la playa pero sin darme cuenta fueron pasando los kilómetros y tuve que  apartarme del camino costero en San Francisco de Itabapoana donde agarre la conocida BR 101.

En esa parte no es autopista todavía aunque la recorren muchos camiones, el plan original era andarla unos pocos kilómetros y desviar hacia la ciudad de Quissamă, nuevamente en la costa. De esta manera evitaba los peajes que están más adelante.

11

Cuando tenía que hacer el desvío vi unos nubarrones importantes que estaban largando mucha agua justo sobre ese lugar. No quería volver a mojarme, por lo tanto reformule el camino y seguí por la ruta que pronto se convirtió en autopista y por supuesto apareció el peaje para cobrar la mejora. Pero no fue mucho: 2.5 reales (unos 15 pesos argentinos).

Lo que está muy caro es la gasolina que llega casi a los 5 reales (unos 30 pesos argentinos). 1 real más que en algunos lados donde cargue.

12

El cielo está lleno de ángeles y el mío esta vez me protegió. En una curva iba una moto adelante y evidentemente el que la conducía está en el infierno porque no se pudo haberse mandando esa maniobra. ¡Casi me lo llevo puesto! Clave los frenos, JADE se agarró y freno perfectamente.

Es para comentar las dos caras: la de cagaso de él y la de “mira que sos pelotudo” mía, con un pequeño movimiento horizontal de cabeza.

06

Fui directamente a Buzios y llegue al atardecer. Bastante cansado, me di cuenta que con el entusiasmo de estar viajando nuevamente pare muy poco. En realidad hice bastantes paradas, pero todas muy cortitas para sacar fotos.

Busque un hostel, el camping estaba descartado porque había unas nubes de tormenta dando vueltas y muy cerca los relámpagos, de a ratos chispeaba. Al primero que fui si bien anunciaban que tenía estacionamiento no era cierto y la habitación es para 19 personas. No hice la colimba y.me viene a tocar justo esto, parecía un barracón de algún campo de concentración.

Decidí buscar otro y lo encontré a las pocas cuadras. Un lugar muy bueno. Un chalet con un patio muy lindo donde pude meter la moto y Jade quedo muy segura. Al raro de estar instalado llego otro motero brasilero con una nave espacial: una Triumph maxi trail ¡Anda a saber la plata que cuesta esa moto!

05

En el hostel están parando unos italianos que cocinaron pastas y me invitaron a cenar, ¿qué más puedo pedir el día de hoy?

Hasta mañana.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 354 km.

Kilómetros viajados totales: 5587  km.

Días viajando: 24 días.

recorrido


Links de las:  Parte 23   |    Parte 25

RUMBO AL CIELO – parte 23

Domingo 28 de Enero de 2018

Guarapari, Brasil

Comienza la última etapa del viaje, la denomine RUMBO AL CIELO ya que comprenderá las más lindas playas de Brasil y sus lugares emblemáticos. A partir de este punto comienza el retorno y la posibilidad de volver a mis cosas me alegra el alma, de ahí el nombre.

Todos los años realizo un viaje parecido a este y conozco el proceso, se da de esta manera: día a día al irme acercando al terruño el corazón comienza a acelerarse. Comienzo a recordar con cariño las cosas: mi ducha, mi cama, mi vida… ¡todo!

10

Pero hay varias diferencias sustanciales entre este y los anteriores: decidí hacerlo público y de allí mi compromiso de publicar diariamente lo que va sucediéndome en el camino.

Haber transitado el CAMINO AL PURGATORIO me ayudo a reflexionar con tranquilidad sobre las cosas importantes de mi vida. La principal conclusión fue reconocer la valiosa existencia de mi compañera, entonces di el paso correcto y le propuse matrimonio, a lo que ella aceptó (los parientes y amigos se estarán enterando por este medio, espero que no sean lectores).

06

Entonces todo se potencio, mis ganas de volver y reencontrarme con lo que valoro. Principalmente con el amor que ya se extraña sobremanera. Retornar es un objetivo y la felicidad la recompensa.

Es el momento justo ya que dé a poco la soledad comienza a apremiar, ocasionalmente me relaciono con personas en los puntos que paro pero la gran mayoría del tiempo estoy solo. Por ahí rodeado de gente como en los hostels, pero solo. El idioma es una gran barrera que hay que ponerle mucha voluntad para romperla.

03

Extrañar a Valeria se hace cada vez más pesado. La comunicación por las redes ayuda, pero no es lo mismo. Más cuando los paisajes son dignos de ofrecérselos al otro, hay una necesidad muy grande de compartir.

La posibilidad del reencuentro se hace cada vez más real y eso es el cielo en sí mismo.

El día de hoy no hice absolutamente nada, dormí mucho la siesta en una hamaca paraguaya y aproveche a escribir y poner un poco en orden el blog. Por la tarde di un paseo por el camping sacando fotos al entorno.

01

A veces sucede esto de necesitar una inactividad, no hacer nada. Para hacer una introspección y tomar decisiones.

Aprovecharé un poco este espacio para comentar algo que surgió en Facebook con respecto a la inclusión de Yago en el staff de RVM, algún usuario comento sobre mi participación o no en ello y quiero dejar mi reflexión sobre este punto:

Entendiendo que el término “motoviajero” se puede aplicar a todos nosotros que tomamos una moto para salir a la ruta, entonces no importa cilindrada, marca o kilómetros viajados para serlo ¡Todos lo somos!

05

Entonces encuentro una diferencia importante entre “los motoviajeros”: por un lado tenemos al NOMADE y por el otro al VIAJERO. La diferencia entre una categoría y la otra es EL TIEMPO, el primero viaja libremente sin estar condicionado a un tiempo específico, puede que tenga alguna situación específica con respecto a llegar a algún lado apremiado por el clima o algún trabajo, pero nada más allá de esto y sucede muy raramente.

En cambio el VIAJERO tiene un tiempo de inicio y de fin de viaje, normalmente marcado por las vacaciones. Tiene una fecha concreta para volver a su puesto de trabajo y en todo momento este punto determinará su recorrido.

Acá tenemos la segunda diferencia entre estas dos categorías: uno trabaja viajando o viaja para trabajar y el otro tiene su trabajo establecido en algún lugar. Sumado a esto tiene su casa, sus cosas, sus obligaciones, todo en algún punto específico al cual retornar.

09

Por lo tanto Yago, Pablito y tantos otros “motoviajeros” pertenecen a la categoría de NOMADES, si bien no serán viajeros perpetuos hoy por hoy lo son.

Que una empresa Argentina apoye el sueño de esta gente me parece genial, más si es con una moto como la Tekken que está demostrando ser tan fiel y candidata a grande hazañas, son las personas correctas para realizarlas. Y nosotros desde acá las soñaremos al verlas.

Por todo esto es que cada vez que hablo de RVM-JAWA o del señor ROBERTO MARTINEZ, su dueño, me pongo de pie y me saco el sombrero. Hacen cosas que ninguna otra empresa en el país realiza. Y no solo es una cuestión de interés, muchas otras podrían beneficiarse, pero simplemente elijen no hacerlo.

07

Retomando ahora la categoría VIAJEROS, a esta la divido en dos sub-categorías. Por un lado están los viajeros que van de un punto al otro y retornan, o recorren una zona. Y por el otro están los que salen a “andar en moto”, yo me situó dentro de estos.

Salgo de mi San Pedro natal con rumbo a algún lado pero sin un destino preciso, voy haciendo ruta y kilómetros conforme van pasando los días.

Recuerdo un viaje que lo arranque con rumbo a Mendoza, por cuestiones climáticas me fui para Chile. Lo recorrí hacia el sur buscando un paso más bajo para volver y de allí me fui para las palyas de Brasil. Termine en las Cataratas del Iguazú.

08

Hice una especie de 8 muy ilógico para el resto de las personas pero con mucho sentido para mí, fue uno de los mejores viajes que hice.

No hago “turismo”, no voy de visita si no es con la moto. Solo estoy ANDANDO EN MOTO, recorriendo lugares y haciendo kilómetros. Conociendo rutas y en el proceso voy encontrándome con todo tipo de gente.

11

Hace poco me regalaron un libro que en su final decía: “no viajamos para recorrer lugares, viajamos  para recorrer personas”. No encuentro una definición mejor para mis viajes.

Mañana retomaremos ruta y podré contarles nuevamente lo que vaya sucediendo, hasta ese momento.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 0 km.

Kilómetros viajados totales: 5233  km.

Días viajando: 23 días.

recorrido


Links de las:  Parte 22   |    Parte 24

CAMINO AL PURGATORIO – parte 22

Sábado 27 de Enero de 2018

Conceição do Castelo, Brasil – Guarapari, Brasil

Anoche realmente estaba cansado, los días de viaje continuo empiezan a pasar factura. No tenía ganas de armar la carpa y pensaba hacer “vivac” (dormir a la intemperie), pero el piso estaba muy feo.

Además el entrono no me daba seguridad, tanto por los bichos como por las posibles personas que hubiera en el entorno. Eso me dio la energía que necesitaba para finalmente armarla.

01

Lo hice “así nomás”, no puse ninguna estaca y el ábside colgaba flácido por la falta de los tensores que le dan estructura. Básicamente arme el habitáculo interior y arriba le puse el sobretecho, nada más.

Finalmente fue una buena decisión ya que a la noche cayo roció, y fue bastante por lo mojada que estaba la moto. Creo que en esto también influyen los días de viaje: apoyo la cabeza y me desmayo literalmente.

Me despierto excesivamente temprano, las 6 de la mañana según nuestro horario. En mi vida cotidiana no hay forma que me despierte a esta hora.

JADE llego a los 36.500 km y le toca el service. Cambio de aceite y limpieza de filtro, reemplazar el de aire y también el de nafta. Vi que las mangueras estaban duras y me harían renegar así que lo pospuse para otro momento en que tenga más paciencia y este en algún taller o algo así por si se rompe algo.

02

Siempre el filtro de aceite se me cae dentro del recipiente donde junto el viejo, después tengo que andar pescándolo. Además, para trabajar en una situación tan precaria hay que asegurarse que ninguno de los elementos caigan a tierra porque de lo contrario se llenarían de arena y sería muy difícil limpiarlos, lo peor que puede pasar.

En estos casos uso alguna bolsa que pongo en el piso y extremo las precauciones en los movimientos para que nada suceda. Todo muy metódico y prolijo para no perder herramientas o piezas.

05

El filtro de aire tiene un truco para sacarlo, me costó una ida a la fábrica que me explicaran la forma de hacerlo correctamente. Para sacar un tornillo que esta ubicado debajo de un caño del cuadro de la moto, previamente hay que sacar otro del guardabarros que nada tiene que ver pero permite mover la caja de aire lo suficiente para quitarlo. Conozco más de una persona que aprendió chino solo para putear al que invento este sistema.

La batería la mire pero no pude determinar el nivel de líquido correctamente ya que la moto estaba inclinada porque estaba con la muleta lateral.

11

Ahora mientras transcribo estas líneas y han pasado algunos días conozco el costo que tuve pagar por esta flojera mía, todo tiene consecuencias y hay que asumirlas.

Terminado todo junte las cosas y me puse en camino, estaba en la ruta BR 262 y los carteles dicen a cada tramo ROTA IMPERIAL. Averiguando el porqué de esta denominación descubro que se debe a que era un viejo sendero en la época del imperio portugués que usaban los “señores del café” para trasladarse, es historia del Brasil colonial.

10

Qué lindo juego de imaginación poder visualizar esta ruta como un sendero apenas ganado a la vegetación, donde muy de vez en cuando transitan algunas carrozas o caravanas de esclavos con destino a las plantaciones del norte.

Desde ayer hacia la tarde venía viendo que esta ruta era la más linda que he viajado en Brasil hasta el momento. Desbanco a la ruta BR 277 que une Curitiba con Foz de Iguazú, también es linda pero no como esta que transita entre morros.

03

Son como cerros a los que se olvidaron de sacarle punta. Parecieran que son una roca gigantesca de paredes muy lisas contrariamente a los cerros nuestros que son una pila de ellas.

Todos están llenos de vegetación en su base y algunos en la cima, pinos o eucaliptus gigantes con las enredaderas florecidas que los trepan. ¡Maravilloso! Curvas y contracurvas por cañones de piedras. Las cascadas dibujan en la piedra un surco oscuro que se destaca contra el marrón de base. Es muy recomendable este camino para conocerlo.

12

Casi no hay camiones. Pero los pocos que circulan atoran todo ya que por lo sinuoso del camino no se los puede adelantar. Además está lleno de radares muy tapados por las plantas. Si vas a más de 60  km/h te comes alguno seguro, sumado a esto cuando cruzas un pueblo hay que ir a 40 km/h si o si porque no solo hay radares sino también lomas de burro.

En una curva veo unos conos grandes y me imagine uno de esos controles policiales que hay por acá, los ponen para hacer un sig-sag pero nunca hay nadie controlando, solo es para que bajen la velocidad los autos. Bueno, este no era el caso.

07

Al terminar de doblar veo un gacebo y debajo dos operarios con un radar, pase mirándolos y fue reciproco, no pude interpretar esas miradas. Tampoco fijarme bien a qué velocidad lo pase, creo que un par de kilómetros sobre el límite. Será una incertidumbre para cuando quiera salir de Brasil me enterare si tengo una multa o no.

Llegue a Victoria al medio día con muchas ganas de irme al mar, pare en una estación de servicio donde me encontré con dos personas que rápidamente y motivados por la pinta de JADE me asesoraron sobre puntos turísticos y posibles rutas. Tome nota de todo y me dispuse a hacerles caso.

08

El primer destino fue cruzar el tercer puente más alto de Brasil como me dijeron Robert y Nilson, mis guías turísticos espontáneos. Realmente es alto el puente y en todo el trayecto recordaba a mi mujer porque le dan cierta cosa cruzarlos, recordaran la situación en el puente de Florianópolis, que no es nada comparado con este, muy digno de verlo.

09

El segundo punto de interés marcado era el Convento da Penha, situado en un promontorio casi en la base del puente. Se lo veía muy lindo. Hacia allí me dirigí pero cuando vi la cola de vehículos que había para acceder y para agravarlo tenía que caminar mucho y subir unas escaleras interminables, rebaje el cambio y me fui a la mierda.

Seguí una ruta costera. Todo era playa pero no veía ningún lugar conveniente para poder tirar la carpa. De a ratos aparecía un lugar donde no había nadie, pero no había forma de pasar la moto. Si era lo contrario había gente.

Las estaciones de servicio re chiquitas y ni pensar que haya camiones por acá. Así que la posibilidad de pasar la noche en carpa estaba descartada.

Llegue a una ciudad hermosa y con una playa preciosa. El camping estaba en una punta, pero tuve que irme ya que no aceptaban tarjetas de débito. El efectivo lo tengo solo para peajes.

Continúe hacia el siguiente punto que tenía identificado, 10 km más adelante. Costo un poco encontrarlo ya que las coordenadas estaban mal.

Es realmente hermoso. Las carpas se ponen en los escalones que tiene la pendiente, igual a las terrazas Incas. Debajo hay un lago. Las instalaciones son muy brasileñas, llenas de colores, flores y plantas, hamacas paraguayas y todo lo demás.

La gente súper amable, lo primero que hicieron fue preguntarme el nombre y así empezaron a llamarme. De una forma muy personal.

Bueno. A hacer lo diario. Nos vemos mañana.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 182 km.

Kilómetros viajados totales: 5233 km.

Días viajando: 22 días.

recorrido - copia


Links de las:  Parte 21   |    Parte 23

CAMINO AL PURGATORIO – parte 21

Viernes 26 de Enero de 2018

Belo Horizonte, Brasil – Conceição do Castelo, Brasil

Salí de Belo Horizonte con rumbo a Vitória, una ciudad que está ubicada a 500 km contra el océano Atlántico. Ni bien me subo a la ruta me encuentro con una de esas procesiones de autos y camiones donde se ve que el santo que va a la cabeza es muy venerado por la cantidad que éramos.

También parece que le gustan los sacrificios porque duro unos 70 km el embotellamiento. Era porque estaban construyendo una segunda carretera para transformarla en autovía, entonces dejaban pasar alternativamente al trafico demorándolo todo.

09

A los 100 km el camino comenzó a recorrer cerros. Se hizo doble mano y ya no había tantos camiones. El paisaje se hizo muy bonito.

Ir por carreteras secundarias tiene sus pros y contras. Los pros es que no hay peajes, pero también es la contra ya que no tienen mucho mantenimiento. Había unos desniveles en las curvas que me hacían saltar la rueda delantera y se tornaba peligros. Solo fueron algunos tramos.

La ruta poco a poco comenzó a cambiar y transitaba entre cerros cada vez más bellos, no como los de Córdoba, acá están llenos de una vegetación muy tupida. Siempre se cumple la regla que cuanto menos importante el camino más impresionante es el paisaje, no conozco ninguna autopista que transite por lugares bellos.

05

Así como cambiaba el entorno también lo hacía el clima. De tener sobre la cabeza un sol que rajaba la tierra se transformó en nubes cargadas de agua y tuve que atravesar un par de chaparrones intensos. Modestia aparte me sorprendió que tanto ver tormentas a la distancia como atravesarlas acrecentara mi capacidad para predecirlas y ponerme el traje con mucha exactitud.

Ya es normal que me lo ponga y al doblar la curva me encuentre con la tormenta. Fue lo que pasó también esta vez. De a poco los moteros nos transformamos en expertos meteorólogos.

A medida que fui pasando por ciudades era más común ver sus favelas en las ladera de la montaña, no sé qué tan peligrosas sean ya que la fama no las acompaña, pero no se ven distintas a ciertas villas que conozco en Buenos Aires.

 

Seguí ruteando para acercarme lo más posible al océano hasta que se hizo de noche y hubo que parar, conseguí una estación de servicio que tenía un “self service” (auto servicio) muy bueno.

Aproveche para comer bien y use la electricidad para cargar las baterías de toda la electrónica y el celular. Desgraciadamente cerraron muy temprano para mi horario, entonces no me quedo otra que seguir con lo que estaba publicando sentado en la vereda del local.

06

Cuando termine ya se había hecho tarde, busque un lugar para tirar la carpa y lo encontré bajo un alero. Arme y no pude poner ninguna estaca, por lo tanto la carpa tenía un aspecto deplorable.

Mucho más que esto no tengo para relatar sobre el día de hoy, entonces aprovecharé para contarles algo que me llamo mucho la atención ya que no esperaba encontrarlo en Brasil: el “Chimarrăo”.

01

Es nuestro famoso mate, se da particularmente en el sur de Brasil, pero acá más al norte también lo he visto aunque no tan frecuentemente. Tienen un “Porongo” mucho más grande que el nuestro, pero solo en el exterior ya que carga casi la misma cantidad de yerba.

02

La bombilla es un poco distinta, es muy larga, de unos 30 cm. La diferencia más grande es la yerba, es de un polvito verde fluo muy raro. Y el gusto, bueno, les recomiendo no experimentar con esto, no sea cosa que el gringo se enoje y al igual que nuestra costumbre tengamos que entregar el mate vacío.

Hasta mañana amigos.firma

 

 

Post scriptum: “Vos sabes que por ley en Argentina la yerba mate tiene que tener hasta 35% de palo. En Brasil y Uruguay descartan el palo, ademas las yerbas de ellos tienen casi todo polvo, ( goma se llama) es un espanto amargo. En Argentina el porcentaje de goma no puede ser superior al 20% Además ellos no estacionan la hoja, ni bien la cosechan la muelen y sale con mucha mas humedad que la nuestra. Por eso el color tan verde, no existe el canchado. Básicamente es la hoja cruda.”

El comentario pertenece a Ricardo Ambrosig y me pareció muy válido el aporte. ¡Gracias!


Kilómetros viajados hoy: 406 km.

Kilómetros viajados totales: 5039 km.

Días viajando: 21 días.

recorrido


Links de las:  Parte 20   |    Parte 22

CAMINO AL PURGATORIO – parte 20

Jueves 25 de Enero de 2018

Belo Horizonte, Brasil

¡Día de compras! Algo hay que decir que justifique quedarme en Belo Horizonte, ayer otro huésped que vive en el hostel me paso la dirección de una casa de motos y me levante con esa intención, ver qué hay de novedad y qué puedo comprar.

Desayune con calma y bastante para que alcanzara para todo el día, como la estadía lo incluía aproveche. Prepare el GPS con la dirección y salí hacia allí, a una velocidad de paseo para poder mirar el entorno. Me Había dicho que en esa casa de accesorios había de todo y barato.

Lo “de todo” fue cierto, pero lo de “barato” ni ahí. Lo único que compre y porque todos acá lo tienen son esas antenitas para cortar los hilos de los barriletes. Hay que fijarse en los “motoqueros” y los policías para entender como es la idiosincrasia de una ciudad y tratar de imitarlos para no tener problemas.

 

Acá todos la usan, incluso he visto motos que tienen hasta dos de ellas pero creo que es más una histeria colectiva. No conozco ningún caso y a los que les pregunto tampoco pueden referir alguno. Al menos ahora jade tiene algo más para tirar facha y contar historias.

De camino al centro me metí en un shopping bastante grande para ver si conseguía reponer el hidratador ya que la ruta esta complicada por el calor en estos lados. Ni noticias tenían sobre ese producto. Me fui para el centro a ver qué onda allí.

20
En Brasil también se llevan las motos.

¡Cómo me joden los shopping! Nunca hay nada que me interese, todo tiene un precio exorbitante y siempre me sacan plata aunque sea por el estacionamiento. A esto hay que sumarle que contrariamente a lo que cualquiera pensaría nunca hay conexión a WiFi en esos lugares.

Conclusión: me fui con las manos vacías y renegado por haber gastado plata en un estacionamiento que no necesitaba. Está no la aprendo más, me paso en Argentina, Chile y ahora acá.

19

Los brasileros son tan expresivos para hablar y el portugués esta tan lleno de sonidos que paso una pareja hablando y parecía que ella lo estaba cagando a pedos mal… tal vez lo hacía.

Belo Horizonte me tiene desconcertado, no sé si es más grande que Buenos Aires o no. Para llegar a un lugar hay que dar muchas vueltas: tomas autopistas y después empalmas con otra y así varias veces.

De camino hacia el centro vi una casa de motos grande. Empecé a parar despacio para que no me llevaran puesto y terminé de hacerlo como a la media cuadra. Ni en pedo ponía el GPS para que me llevara allí porque ya que sabía por experiencia que haríamos un cuadrado de 1 km por lado. Acá es imposible dar la vuelta manzana. Simplemente no se puede.

16

Mientras buscaba alguna solución veo que pasa un motero caminando por la vereda con su moto de tiro. Sin pensarla mucho me puse a hacer lo mismo, pero no es igual llevar una Honda Fan que hacerlo con Jade a medio cargar. Con algo de esfuerzo finalmente llegue.

Me hicieron entrar la moto para que no la dejara en la puerta porque me harían la multa. El lugar resulto tan raro como genial. Era casa de repuestos y accesorios, también era gomería y taller mecánico.

Los precios estaban igual que la otra casa pero acá había más onda. Lo primero que pedí fue una funda “térmica” para el asiento que hacía rato le tenía ganas. Las tienen en Chile y Brasil pero cuando anduve anteriormente me olvide de buscarla.

 

La compre en china pero todo lo que viene de allí siempre es chico, por más que te den los talles y las medidas es al pedo, siempre resultara pequeño.

Para probarla me hicieron llevar la moto para el taller. Ahí nomas se vinieron como diez a ver a JADE, hablaban todos al mismo tiempo haciendo preguntas y yo en el medio. ¡Ya se imaginaran con qué cara!

01

Al fin se ordenaron y comenzaron a hablar de a uno, entonces pudimos entendernos. Me llevaron a un lugar especial para que ponga mi stiker. Cuando les conté de mi página dos se fueron a verla en la computadora.

Mientras tanto uno se encargaba de tapizar con la nueva funda el asiento. Las cachas las saque yo porque tienen mañana y no quería un disgusto. Finalmente quedó espectacular.

Seguí mirando por el local y me compre unos guantes y una red ya que las mías están medio vencidas. Los dos que estaban mirando la página en la compu volvieron para hacer más preguntas pero ahora de mis viajes a chile y de las fotos que vieron. Era una locura.

03

Cuando pagué y estoy por irme me acordé que los otros días al ajustar la cadena de puro cavernícola que soy le barrí la rosca (yo pensé que al eje pero resulto que fue a la tuerca). Aproveche el taller y me la cambiaron al toque. Ya no me quedan preocupaciones por JADE. Sé que está perfecta y sin detalles, preparada para llevarme al fin del mundo.

Al preguntarle a los chicos de ahí sobre lo que andaba buscando me recomendaron un “bolishopping” en el centro, y hacia allí me dirigí. Es igual que los de Argentina pero con chinos en vez de bolivianos. Ahí me sentí como en casa: se moverme y negociar, se mirar y encuentro las boludeces que me gustan al precio que quiero.

02

Después de buscar un poco y para poder hacerlo le pedí al que atendía un puesto que me escribiera en un papel lo siguiente: “Camelbak, mochila de hidratación”, entonces andaba por allí mostrando un papelito como los que se hacen los mudos para pedir limosnas.

Cuando aprendí adonde tenía que mirar finalmente lo conseguí, más caro que en Paraguay por supuesto. También le compre un regalo a mi amor, algo que ella necesita pero todavía no lo sabe.

Me compre una linterna porque tenía que reponer las que se fue con el hidratador, y un cargador de celular. Ese no sé dónde lo deje.

Cuando termine pude relajarme y almorcé allí, eran como a las 17 hs. y retorne al hostel antes que cerraran los comercios para no comerme los embotellamientos. Se nota a la legua que son diarios.

21

Después de darme un chapuzón en la pileta para quitarme el calor del día y ducharme para calentarme un poco estaba listo para hacer las compras domésticas. Pedí referencias y me dijeron: “allá dobla y luego vuelve a doblar y llega al supermercado”.

Eso hice. Doble y volví a doblar… y no había nada. Digan que tengo alma de explorador, me puse a caminar usando el método PPS (Paro Pregunto y Sigo) tan popular en los moteros.

Luego de varias cuadras y curvas al fin llegue. Espectacular el súper, si hasta el changuito tenía una tablet que te va dando las ofertas. Por mirarla me distraje y le di un golpe a la pila de uvas envasada, quedaron todas desparramadas por el piso. Por lo que vi después es común que la gente se lleve puestas las cosas mirando la pantalla.

 

Ir al súper fue muy cansador, el hostel se encuentra en la cima de una colina. La vereda está muy inclinada, entonces todas las cuadras tienen una pendiente importante y es muy penoso recorrerlas. Para colmo equivoque el camino e hice dos cuadras de más. No me gustó nada por el esfuerzo realizado y volví bastante enojado.

04

Quiero descansar y planificar mis siguientes etapas. Sé que puedo cortar camino en diagonal hacia Bahía pero necesito playa. Así que seguramente tomaré rumbo al este.

Mañana les cuento como fue. Hasta ese momento.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 0 km.

Kilómetros viajados totales: 4630 km.

Días viajando: 20 días.

recorrido


Links de las:  Parte 19   |    Parte 21

CAMINO AL PURGATORIO – parte 19

Miércoles 24 de Enero de 2018

Araxá, Brasil – Belo Horizonte, Brasil

Por la noche me despertaba a cada rato. No me di cuenta y tire la carpa al lado de una gomería. Tienen esos taladros neumáticos que usan en la fórmula uno, muy ruidosos. Parece que tenía mucho trabajo por como lo usaba. Hasta que no me avive que tenía tapones para los oídos no pude dormir bien.

Cuando desperté note que la carpa tenía una forma rara, pensé que la había armado mal. Después me di cuenta que tenía una varilla rota. Fui a pedir herramientas a la gomería que de algo valía tenerla al lado y me puse a repararla, como buen argentino hice un injerto que salió genial.

01
La deformación de la cúspide se debe a una varilla rota

Arranque sin desayunar para buscar algún lugar donde pudiera hacerlo y que tuvieran WiFi para publicar el blog diario. A veces cuesta un esfuerzo gigantesco poder cumplir con esto porque el cansancio es grande y hay que escribirlo, a veces porque conexión es mala o directamente inexistente. Son los vicios ocultos que tiene este compromiso personal.

06

La buena noticia es que los peajes bajaron de precio y engancho uno cada tanto. Para compensar hay un mala noticia: a cada “posto” (estación de servicio) que paso la gasolina va aumentando poco a poco. Me dije: cargo en la próxima que esta la tiene cara, cuando llegue me di cuenta que era al revés. Si esto sigue así JADE tendrá que andar con etanol.

Estoy cruzando unos ríos gigantescos. Los puentes se hacen en las partes más angostas, no puedo imaginarme lo que serán más arriba. Tendré que revisar el mapa a ver si fueron algunos conocidos. Por el caudal se nota de lejos que son importantes. La ruta por ahí fue bastante solitaria y el clima estaba fresquito.

02

En una parte que venía re bien me encuentro con un embotellamiento de aquellos, como nada se movía avance hacia los primeros lugares y vi porque estaba todo parado: un camión había volcado en medio de la ruta. Había un gran despliegue policial y de defensa civil (o algo así, no reconocí los uniformes).

Estuvimos mucho tiempo. Cuando vieron que los autos y camiones comenzaron a avanzar por un camino lateral muy deteriorado de a poco nos permitieron ir pasando. Como estaba primero arranque y otra vez tuve la carretera libre para mí.

03

Acostumbrarse a la soledad cada vez me cuesta más, extraño a mi mujer con tanto paisaje para compartir.

Ya casi como una rutina diaria llegando a Belo Hotizonte se veían unas nubes muy feas y estaban tirando agua. Solo me faltaban 70 km para llegar y había reservado un hostel Decidí ponerme el equipo y seguir adelante para enfrentar lo que fuera, total duraría poco.

04

Como veía que la tormenta aflojaba de intensidad baje la velocidad y entonces no me agarro. Por poco, el piso aún estaba todo mojado.

Entrar a la ciudad fue una tortura. El GPS me decía que siguiera 8 km y doblara, cuando lo hacía volvía a decirme lo mismo. Y así varias veces. A todo esto hay que sumarle los atascamientos tan típicos de acá.

05

De las maniobras de las motos que hay que cuidarse mucho más que en Buenos Aires. Ni se les ocurra manejar por acá sin los dos espejos retrovisores, sería un suicidio muy rápido. El cancherismo ese de sacarlos déjenlo para Argentina.

Para colmo comenzó a despejar y salir el sol. Levanto la humedad y yo andaba con el traje de lluvia puesto, como faltaba muy poco me lo deje pero te aseguro que la sufrí. Después de un largo camino por fin llegue al destino. Está muy bueno y tuve una habitación privada.

09

JADE estaba dos pisos más abajo que la recepción, en el siguiente piso están las áreas comunes y los baños. Mi habitación un piso más arriba. Yo no entiendo como están tan gordos los dueños con tantas escaleras en todos lados.

Un martirio fue descargar la moto, tuve que hacer varios viajes. Y que cuando termines no te agarren ganas de mear porque entonces hay que hacer más escaleras. Tienen pileta y con el calor que traía me metí de una. Después me bañe y organice un poco mis cosas.

10

Los otros huéspedes son todos brasileros, por lo visto trabajan y viven acá. No socialice mucho y me puse a escribir y preparar cosas de la página. Hable mucho con Valeria. Su ausencia es lo más difícil de esta etapa (releyendo veo que soy reiterativo en este punto).

Hasta mañana.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 368 km.

Kilómetros viajados totales: 4629 km.

Días viajando: 19 días.

recorrido


Links de las:  Parte 18   |    Parte 20