CAMINO AL PURGATORIO – parte 19

Miércoles 24 de Enero de 2018

Araxá, Brasil – Belo Horizonte, Brasil

Por la noche me despertaba a cada rato. No me di cuenta y tire la carpa al lado de una gomería. Tienen esos taladros neumáticos que usan en la fórmula uno, muy ruidosos. Parece que tenía mucho trabajo por como lo usaba. Hasta que no me avive que tenía tapones para los oídos no pude dormir bien.

Cuando desperté note que la carpa tenía una forma rara, pensé que la había armado mal. Después me di cuenta que tenía una varilla rota. Fui a pedir herramientas a la gomería que de algo valía tenerla al lado y me puse a repararla, como buen argentino hice un injerto que salió genial.

01
La deformación de la cúspide se debe a una varilla rota

Arranque sin desayunar para buscar algún lugar donde pudiera hacerlo y que tuvieran WiFi para publicar el blog diario. A veces cuesta un esfuerzo gigantesco poder cumplir con esto porque el cansancio es grande y hay que escribirlo, a veces porque conexión es mala o directamente inexistente. Son los vicios ocultos que tiene este compromiso personal.

06

La buena noticia es que los peajes bajaron de precio y engancho uno cada tanto. Para compensar hay un mala noticia: a cada “posto” (estación de servicio) que paso la gasolina va aumentando poco a poco. Me dije: cargo en la próxima que esta la tiene cara, cuando llegue me di cuenta que era al revés. Si esto sigue así JADE tendrá que andar con etanol.

Estoy cruzando unos ríos gigantescos. Los puentes se hacen en las partes más angostas, no puedo imaginarme lo que serán más arriba. Tendré que revisar el mapa a ver si fueron algunos conocidos. Por el caudal se nota de lejos que son importantes. La ruta por ahí fue bastante solitaria y el clima estaba fresquito.

02

En una parte que venía re bien me encuentro con un embotellamiento de aquellos, como nada se movía avance hacia los primeros lugares y vi porque estaba todo parado: un camión había volcado en medio de la ruta. Había un gran despliegue policial y de defensa civil (o algo así, no reconocí los uniformes).

Estuvimos mucho tiempo. Cuando vieron que los autos y camiones comenzaron a avanzar por un camino lateral muy deteriorado de a poco nos permitieron ir pasando. Como estaba primero arranque y otra vez tuve la carretera libre para mí.

03

Acostumbrarse a la soledad cada vez me cuesta más, extraño a mi mujer con tanto paisaje para compartir.

Ya casi como una rutina diaria llegando a Belo Hotizonte se veían unas nubes muy feas y estaban tirando agua. Solo me faltaban 70 km para llegar y había reservado un hostel Decidí ponerme el equipo y seguir adelante para enfrentar lo que fuera, total duraría poco.

04

Como veía que la tormenta aflojaba de intensidad baje la velocidad y entonces no me agarro. Por poco, el piso aún estaba todo mojado.

Entrar a la ciudad fue una tortura. El GPS me decía que siguiera 8 km y doblara, cuando lo hacía volvía a decirme lo mismo. Y así varias veces. A todo esto hay que sumarle los atascamientos tan típicos de acá.

05

De las maniobras de las motos que hay que cuidarse mucho más que en Buenos Aires. Ni se les ocurra manejar por acá sin los dos espejos retrovisores, sería un suicidio muy rápido. El cancherismo ese de sacarlos déjenlo para Argentina.

Para colmo comenzó a despejar y salir el sol. Levanto la humedad y yo andaba con el traje de lluvia puesto, como faltaba muy poco me lo deje pero te aseguro que la sufrí. Después de un largo camino por fin llegue al destino. Está muy bueno y tuve una habitación privada.

09

JADE estaba dos pisos más abajo que la recepción, en el siguiente piso están las áreas comunes y los baños. Mi habitación un piso más arriba. Yo no entiendo como están tan gordos los dueños con tantas escaleras en todos lados.

Un martirio fue descargar la moto, tuve que hacer varios viajes. Y que cuando termines no te agarren ganas de mear porque entonces hay que hacer más escaleras. Tienen pileta y con el calor que traía me metí de una. Después me bañe y organice un poco mis cosas.

10

Los otros huéspedes son todos brasileros, por lo visto trabajan y viven acá. No socialice mucho y me puse a escribir y preparar cosas de la página. Hable mucho con Valeria. Su ausencia es lo más difícil de esta etapa (releyendo veo que soy reiterativo en este punto).

Hasta mañana.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 368 km.

Kilómetros viajados totales: 4629 km.

Días viajando: 19 días.

recorrido


Links de las:  Parte 18   |    Parte 20

3 comentarios en “CAMINO AL PURGATORIO – parte 19”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s