RUMBO AL CIELO – parte 24

Lunes 29 de Enero de 2018

Guarapari, Brasil – Buzios, Brasil

La partida se organiza de una forma cada vez más lenta, cuando establecí campamento y más en un lugar tan bello, cuesta abandonarlo todo y salir nuevamente a la ruta.

Con el paso de los días se hace cada vez más pesado y es entonces donde entra a jugar lo metódico en el armado de la moto para no perder nada.

08

Salí por el camino del litoral y tenía que cuidarme mucho porque el GPS quería llevarme hacia la autopista por la configuración que tiene, lo programaba cada 30 km fijándome en el mapa que tiene, marcando un punto en la carretera y tocando el botón IR.

De esta manera me aseguro que voy por el trayecto correcto, como contrapartida se da que el camino puede ser rural y el asfalto puede estar desmejorado o directamente no existir. Lo bueno es que estoy esquivando todos los peajes.

02

Está ayudando mucho el mapa carretero de Brasil que me compre al principio del viaje, tiene actualizado los puestos donde cobran y puedo elegir rutas alternativas.

Fui pasando por muchos pueblitos costeros de una belleza singular. Al atravesarlos la ruta se convierte en una avenida que va contra el mar y separa el caserío de la playa, chiquita y de olas mansas.

01

En los extremos están reposando los barquitos de los pescadores dándole marco al cuadro. En el centro normalmente un conjunto de árboles y palmeras protege las mesas de los puestos de comida.

Realmente precioso y es el tipo de playa donde imagino estar. En uno de esos pueblitos me compre una zunga y algunos presentes. Mi idea era que más cerca del medio día llegar a alguno de estos pueblitos, estacionar la moto, sacarme el equipo y quedarme en bañador y de paso almorzar.

03

Desgraciadamente para el mediodía se habían acabado estas escenas y transitábamos por una ruta muy linda pero sin aldeas. Me quede sin baño ni almuerzo.

Como en el cielo todo es bueno por primera vez tube viento de cola y lo estaba disfrutando mucho, el viaje se hizo fácil y la vista es maravillosa aunque hacía mucho calor. JADE viene comportándose de 10, ya casi con 40.000 km pero parece nueva.

0

Mi intención era llegar cerca de Buzios y acampar en la playa pero sin darme cuenta fueron pasando los kilómetros y tuve que  apartarme del camino costero en San Francisco de Itabapoana donde agarre la conocida BR 101.

En esa parte no es autopista todavía aunque la recorren muchos camiones, el plan original era andarla unos pocos kilómetros y desviar hacia la ciudad de Quissamă, nuevamente en la costa. De esta manera evitaba los peajes que están más adelante.

11

Cuando tenía que hacer el desvío vi unos nubarrones importantes que estaban largando mucha agua justo sobre ese lugar. No quería volver a mojarme, por lo tanto reformule el camino y seguí por la ruta que pronto se convirtió en autopista y por supuesto apareció el peaje para cobrar la mejora. Pero no fue mucho: 2.5 reales (unos 15 pesos argentinos).

Lo que está muy caro es la gasolina que llega casi a los 5 reales (unos 30 pesos argentinos). 1 real más que en algunos lados donde cargue.

12

El cielo está lleno de ángeles y el mío esta vez me protegió. En una curva iba una moto adelante y evidentemente el que la conducía está en el infierno porque no se pudo haberse mandando esa maniobra. ¡Casi me lo llevo puesto! Clave los frenos, JADE se agarró y freno perfectamente.

Es para comentar las dos caras: la de cagaso de él y la de “mira que sos pelotudo” mía, con un pequeño movimiento horizontal de cabeza.

06

Fui directamente a Buzios y llegue al atardecer. Bastante cansado, me di cuenta que con el entusiasmo de estar viajando nuevamente pare muy poco. En realidad hice bastantes paradas, pero todas muy cortitas para sacar fotos.

Busque un hostel, el camping estaba descartado porque había unas nubes de tormenta dando vueltas y muy cerca los relámpagos, de a ratos chispeaba. Al primero que fui si bien anunciaban que tenía estacionamiento no era cierto y la habitación es para 19 personas. No hice la colimba y.me viene a tocar justo esto, parecía un barracón de algún campo de concentración.

Decidí buscar otro y lo encontré a las pocas cuadras. Un lugar muy bueno. Un chalet con un patio muy lindo donde pude meter la moto y Jade quedo muy segura. Al raro de estar instalado llego otro motero brasilero con una nave espacial: una Triumph maxi trail ¡Anda a saber la plata que cuesta esa moto!

05

En el hostel están parando unos italianos que cocinaron pastas y me invitaron a cenar, ¿qué más puedo pedir el día de hoy?

Hasta mañana.firma

 

 


Kilómetros viajados hoy: 354 km.

Kilómetros viajados totales: 5587  km.

Días viajando: 24 días.

recorrido


Links de las:  Parte 23   |    Parte 25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s