Freddie Fornaso, filosofía en dos ruedas

De este a oeste, de norte a sur. De este a oeste, de norte a sur. No, no me quedé sin ideas, el viajero de hoy vive de este a oeste y de norte a sur, tanto en Argentina, en nuestro continente, y en los restantes.

En la nota de hoy con nosotros Alfredo “Freddie” Fornaso, según él mismo: “Me gusta definirme como una persona con suerte, pero la verdad es que siempre he sido optimista antes de que las cosas sucedan, y puedo encontrar el lado bueno cuando no salen como yo quisiera.

Me interesan todas las ciencias, soy investigador por naturaleza, autodidacta muchas veces por necesidad; y aventurero todos los días. No tengo miedos más que a perder a mis seres queridos, y a la irracionalidad de las turbas.

Me gusta la arqueología submarina, el goulash, las computadoras, cultivar una huerta, Elvis Presley, las mujeres, caminar siempre descalzo, Viaje a las estrellas, navegar en velero, ser puntual, el yogurt de vainilla y la cerveza lager, el mar, cualquier mar, y por supuesto rodar en mi moto, al atardecer, cuando la sombras se alargan como queriendo llegar más lejos.”

FILE1554

MG Freddie, ¿Cómo estás y dónde te encuentro en estos momentos?

FF Hola, al recibir la invitación para la nota estaba en Buenos Aires, camino a retirar mi moto del service porque mañana temprano saldré de nuevo a las rutas.

MG ¿Recordás el primer contacto con una moto?

FF El primer contacto con una moto creo que fué a mediados de los 70′, yo vivía en un pequeño pueblo de la Patagonia y era tarde en la noche. En la confitería del pueblo apareció un tipo con una moto roja con sidecar y nos dijo que era viajante y venía de Buenos Aires, y hasta ese momento nunca me había imaginado que se podía viajar con una moto, sencillamente no lo entendía.

cats 056

MG ¿El primer plan de viaje?

FF Una locura, yo hacía dos o tres años que tenía moto y conocí a unas personas en una fiesta, y a los quince días nos fuimos en febrero seis motos de noche hasta Mar del Plata, no la pasé nada bien en la ruta, pero fue una anécdota para recordar.

Mi próximo viaje también sería una locura, un viernes a la salida del trabajo y sin decirle nada a nadie cargué nafta, compré un inflador, pregunté como se salía hacia el sur, y llegué el día siguiente dolorido y con fiebre a la Patagonia para sorprender a mi mamá en el día de la madre.

MG ¿Sólo o acompañado para viajar?

FF Es lo mismo que si preguntas si es mejor casado o soltero, lo mejor es cuando estás donde querés estar en ese momento.

Amo viajar solo, creo que es mi forma natural, la mayoría de los viajes los hago solo, al contrario de lo que la gente piensa es mas fácil conseguir ayuda si tenés algún inconveniente, por otro lado mas de una vez me ha tocado de capitán de ruta llevando un grupo de mas de veinte personas, y creo que el viaje mas divertido que he hecho fue el año pasado donde éramos ocho amigos.

cats 123

MG Contanos de tu primer destino internacional

FF No recuerdo cuando fue la primera vez que crucé una frontera en moto, supongo que fue parte de alguna escapada a cuyo cruzando a Chile o al litoral cruzando a Uruguay.

Creo que la primera vez que crucé los Andes fue en un viaje por San Juan, Mendoza, Neuquén y Río Negro, tengo muchas anécdotas de ese viaje. Entre ellas puedo decir que al llegar a Villa La Angostura, viajaba con mi novia, estaba toda la hotelería saturada, pero nos encontramos en la calle con alguien que miraba mi moto y resultó ser el gerente de la hostería sobre el lago Espejo, y no sólo nos dio una habitación sino que nos dejó decidir a nosotros cuanto queríamos pagar.

MG ¿Cómo se fueron dando los demás viajes por distintos continentes?

FF En realidad me parece que cuando te picó el bichito de viajar siempre querés algo mas, en mi viaje a Alaska creo que en parte buscaba esa sensación de que el camino nunca se iba a acabar.

Mi principal motivación fue rodar sin parar, pero más que nada me considero un viajero, aunque la moto es el medio que prefiero por sobre todo. Otros motivos aparte de conocer el continente fueron mostrar a quienes me siguen que en otros lados la gente es como nosotros, con otra cultura, con otros valores, con otras prioridades, pero con sentimientos y vivencias iguales a cualquiera de nosotros, quería poner mi granito de arena a favor de la hermandad entre los pueblos. Y por último quería practicar mi inglés.

DSCN1680

Mi primera experiencia en otro continente fue en Europa, fue en parte vacaciones, en parte visitar a un gran amigo, y principalmente aprovechar la oportunidad de visitar esos paisajes que sólo había visto en fotos. Ese viaje mi idea era hacerlo en una Vespa para demostrar que no hace falta una gran moto, pero me fue imposible alquilar una para salir de España, tuve que hacerlo en una mas grande pero respetando mi consigna de evitar las autopistas y perderme en la campiña. No tenía más que quince días y el plan fue dar la vuelta completa a los Pirineos, empezando desde Barcelona y volviendo al mismo lugar.

Fue un viaje plagado de anécdotas entre las que recuerdo la noche que dormí en la Cité de Carcassone, la más antigua ciudad amurallada que se conserva, los días que pasé en una casa sobre la playa de Sopelana en el mar Cantábrico, y la magnífica ciudad de Biarritz que conocía por las películas de Alain Delon y Briggite Bardot.

Después de Europa en condiciones tan “civilizadas” quería algo con más aventura y había empezado a pensar en África cuando surgió la posibilidad de recorrer los desiertos de Rajasthán en la India con un grupo de muy buenos amigos, no lo pensé ni un minuto, hice la reserva sin saber como era el plan ni el recorrido. Aunque tenía algo de organización, la combinación de paisajes inhóspitos y personajes exóticos fue una de mis mejores aventuras.

20170926_141554

MG ¿Podrías calcular cuántos kilómetros tenes arriba de una moto?

FF Por supuesto es una cuenta muy difícil de hacer, solamente en los últimos dos meses hice casi 15.000 km pero eso no es una constante, haciendo un cálculo rápido y recordando el kilometraje de mis motos estimo que estaré muy próximo al medio millón de kilómetros, algo así como mas de diez vueltas al planeta.

fotosEspaña 349

MG ¿Qué es lo qué más te ha gustado de tus viajes?

FF Tengo muy presente el cruce de los Andes por Paso de Jama en el 2010 camino a Alaska, no era mi primer cruce ni fue el último, pero en ese momento la ruta solitaria en medio de un desierto helado y la sensación de estar solo contra el mundo es de mis mejores recuerdos.

Perú y Bolivia son mis países preferidos para rodar, Ecuador y Colombia son países hermosos, La Columbia Británica tiene las rutas mas bonitas, y si tuviera que volver a algún lugar sería a la India por lo divertido que me resultó.

Pero sin duda de mis viajes lo que me quedan no son los paisajes sino la gente, los que me reciben, los que me saludan, los que me acompañan, los que nunca me dejan solo, desde mi hermano de la ruta Juan Fernando que me hospedó un tiempo en su casa de Ecuador, la niña Colette que me homenajeaba intentando su español en una boulangeríe de la riviera francesa, hasta el polaco sin nombre con el que nos cruzamos fugazmente para protegernos del viento patagónico. Algún día pretendo revisar mis archivos y juntar en un foto libro el recuerdo de cada una de todas las maravillosas personas que me acompañaron en mi camino.

IMG-20171006-WA0028

MG Cuando comenzamos la nota, me dijiste que salías de viaje. ¿Cuál era ese destino?

FF En ese momento seguramente iba con rumbo al sur, hacia la Patagonia, no tenía un destino determinado, en todo caso quisiera pensar que no salía de viaje, que el viaje nunca se acaba, que el único destino es el camino.

Para seguir a Freddie puede visitar su sitio web: http://www.motoviajero.com.ar

Sonia y Fernando, mamá y papá en moto

Cuando se surca por las rutas del país nos encontramos con cantidad de motoviajeros, gente que va y que viene, gente con historias increíbles, con promesas y desafíos.

Y con gente tan amable como la pareja que hoy entrevistamos, gente como nosotros que han hecho de la moto un integrante más de su familia, a tal punto de ser nombradas cada una de las que los ha acompañado a lo largo de los años.

Con nosotros Sonia y Fernando de Lobería contándonos de sus viajes

MG Cómo, cuándo y dónde nace esta pareja viajera?

Fernando La pareja nace viajera desde que nos conocimos, cuando nos conocimos yo ya andaba en moto, la mudanza de Sonia la hicimos en Tita, nuestra Jawa Ruta 40, desde ese día todos los viajes y a donde vamos es en moto, la moto es nuestro único vehículo.

IMG-20180228-WA0080

MG ¿Recuerdan los primeros viajes?

Fernando Los primeros viajes fueron de La Plata a Lobería o Mar del Plata, donde tenemos nuestras familias, un día con un amigo (Juan Benzo) salimos para ir a tomar mate a Lujan, en el camino nos invitan a un asado en Campana, de ahí terminamos en Gualeguaychú, fue una salida inesperada de 22 horas.

Después vino el viaje a Córdoba, hasta ahí todos en Tita, la Ruta 40. Cuando compramos la Jawa RVM600 (Amelia) en 15 días le hicimos los dos primeros service y nos fuimos con Juan (Benzo) a Chile, con la idea de llegar al Pacifico, que lo llamamos Amelia de costa a costa, porque dimos el inicio en Mar del Plata y vimos el Pacifico en Valparaíso

Seguimos recorriendo ciudades cercanas, conociendo pueblos, todo eso durante los domingos, día que aprovechamos para seguir haciendo lo que nos gusta que es rodar en moto

El año pasado hicimos lo que seria hasta el momento “EL” viaje, Lobería – Ushuaia – Lobería, 8352 km en 24 días.

 

 

MG ¿Cómo arman los viajes? ¿Participan los dos? ¿Uno busca el lugar y el otro traza recorrido?

Fernando Los viajes comienzan cuando alguno de los dos imagina visitar un lugar, ponemos fecha y tratamos de tener toda la moto lista para esa fecha, cuando llega el día salimos, porque el plan, es que no hay plan, no reservamos hospedaje en ningún lado, vamos viendo que sucede día a día, porque si reservas en un lugar y al otro día en otro y te gusto el primero y te querés quedar, ya estas limitado por la reserva del otro día, así nos quedamos y nos vamos de los lugares según nos sintamos, si son lugares muy concurridos donde llegamos, podemos correr el riesgo de no conseguir, pero al final siempre algo aparece.

 

 

MG ¿Sin dudas el que más le ha gustado o me equivoco?

Fernando No sé si es el viaje que mas nos gustó, bah creo que si, pero también por ahora es el mas importante por los desafíos a lo cual nos enfrentamos en el mismo, si bien el viaje de Lobería a Ushuaia ida y vuelta fueron 24 días, en total estuvimos un mes fuera de casa. Hicimos la ruta 3 hasta el final en Bahía Lapataia, cruzamos de Rio Gallegos hasta el Calafate por la ruta 5, donde realmente el viento nos pego duro, muy duro, tal es así que parar en la banquina no era una opción, si parábamos el viento nos tiraba, en un momento me llegue a preguntar, “quien me había mandado a meterme en este lio” semejante viento te hace cuestionar mucho ciertas decisiones, por suerte cuando llegas a destino, miras para atrás, ves la cara de felicidad de tu compañera, te das cuenta que valió la pena salir a domar el viento. Volvimos por la mítica 40, pasando por “los 73 malditos” camino de ripio entre Gob. Gregores y Tres Lagos, y sin caernos, varias veces estuvimos casi por caernos, pero por suerte solo fue casi. Teníamos 4 metas para este viaje, cruzar en la balsa a la isla grande de Tierra del Fuego, la foto en el cartel de Bahía Lapataia, ir al glaciar Perito Moreno y hacer el camino de los 7 lagos, todo lo demás venia de arriba.

IMG-20180228-WA0066

Uno de los momentos mas hermosos del viaje fue la partida de Puerto Madryn, el 31 de diciembre del 2016, a eso de las 23 hs, ya no dábamos mas de sueño, y no tenia sentido quedarnos despierto solo para decir feliz año, así que nos dimos un beso y nos despedimos hasta el año siguiente, a las 4 de la mañana estábamos levantado, nos deseamos lo mejor para el año que comenzaba y salimos a la ruta, ahí vimos el primer amanecer del 2017, a nuestra izquierda Febo que iba asomando, fue un momento mágico, rodando y el sol de un nuevo año que nos saludaba, mas no se podía pedir.

IMG-20180228-WA0060

MG Recuerdo haber visto la foto del total de los kilómetros recorridos en ese viaje, y pensaba en todo eso que nos ocurre a cada momento de un viaje.

Fernando Según el GPS totalizamos 8355.2 Km, según el odómetro de la moto 8382.22. cortamos la cadena en la ruta 3, se nos perdió la palanca de cambios 22 km después de salir de Tres Cerros, Sonia camino unos 3 km y la encontró en el medio de la ruta, este viaje también nos sirvió para afianzarnos como pareja, para descubrirnos, conocernos y darnos cuenta de lo mucho que nos amamos, que también amamos viajar y mas aun viajar en moto, que esperamos el fin de semana para salir a donde sea, pero que nos lleve a donde nos gusta, a la ruta, que ahorramos para una vez en el año darnos el gusto de un gran viaje, aprendimos que la ruta tarde o temprano provee y como dice nuestro calco “el destino es el camino”

IMG-20180228-WA0093

MG ¿Qué impresión les dejó a cada uno en su rol?

Fernando Para mi compartir todas estas experiencia con Sonia es lo mejor de todo, si bien viaje solo, recién con ella comencé hacer los viajes que siempre me había imaginado, nos complementamos muy bien, ya que ella va muy atenta mirando y avisándome de algo que se me pueda escapar, hoy no concibo un viaje sin ella.

Sonia como en la canción de Pappo con Fer vamos juntos y a la par, creo que cuando arrancamos ya estamos conectados con el corazón y desconectamos nuestra cabeza y ahí vamos con nuestras almas a vivir y disfrutar, siempre decimos que lo único que nos llevamos es lo que vivimos y así salimos a vivir lo que nos queremos llevar, y es lo que mas nos gusta hacer rodar por miles de kilómetros y juntos a la par.

 

 

MG Cada moto de ustedes ha tenido un nombre, debe tener un porque.

Fernando La primer moto que le puse nombre fue a una Gilera SMX que compre en el 2012, la llame Frida, porque en ese momento era misterio, belleza, aventura, era volver a las motos después de muchos años, vino la Jawa Ruta 40, que se llamo Tita, por La Merello, era morocha y quería que viva por muchos años, cuando llego la RVM600 Sonia la bautizó Amelia, por Amelia Bence, la forma de sus faros nos hacia acordar a los ojos de La Bence, lamentablemente Amelia nos fue robada a punta de pistola, uno de los peores momento que hemos vivido juntos, por suerte nunca saque una moto sin seguro contra todo, así que ni bien nos pagaron la moto, compramos otra igual, esta se llama Margarita, por el amor de Sonia a esas flores y una amiga en común.

 

 

MG ¿Qué viaje les gustaría realizar?

Fernando El mejor viaje es el próximo, porque es el que mantiene las ilusiones intactas, ahora pretendemos terminar de recorrer toda la Argentina, en breve salimos para hacer el norte, una ilusión seria poder recorrer la costa de España en moto. Seguimos a varios viajeros, así que cada cosa que vemos la queremos hacer, pero siempre con los pies en la tierra.

IMG-20180228-WA0059

MG Al ser dos los ocupantes, se debe resignar espacio al equipaje, ¿Qué viaja y que se queda en casa?

Fernando Cuando viajamos tratamos de llevar lo indispensable, en los baúles laterales llevamos la ropa, uno es de Sonia, el otro es mío, y ahí se termina el tema, un jean, un par de remeras tres mudas de ropa interior, un abrigo y con eso nos arreglamos, lo que se ensucia, se lava en el camino, en el top case va todo lo que tiene que ver con la moto, herramientas, cámaras de repuesto, compresor, aceite, grasa para la cadena, cable de embrague y acelerador, una lona para descansar, o trabajar en la moto y nada mas, sobre el top case un bolso estanco con los equipos de lluvias y un par de zapatillas para cada uno, también llevamos un bolso de sobre deposito, donde llevamos mapas, calcos que vamos dejando en el camino, cargadores de celulares comunes y portátil, documentos, etc. Y ahí se termina el equipaje, cabe aclarar que no llevamos equipo de camping ya que paramos en hospedajes 3B (buenos, bonitos y baratos), como no planificamos nada, parte del encanto es llegar a cada lugar y recorrer buscando donde alojarnos, a veces preguntamos por el face si algún local puede recomendar algo, nos ahorramos la búsqueda Al final el viaje se mide mas en amistades cosechadas y recuerdos, que en kilómetros recorridos.

IMG-20180228-WA0099

MG Es la primer nota a una pareja de moto viajeros, por lo tanto los invito a animar a otras parejas que están con la duda de viajar en moto.

Fernando Simplemente, que se animen, que viajen en pareja, es lo mas lindo, así sean 20 o 20.000 km, no importa, lo importante es compartir, que no tengan miedo, tarde o temprano la ruta provee, hay mas la gente buena que la mala, solo que la mala tiene mejor prensa, abrazos y buenas rutas.

Me iré

A veces la vida no sale, ¿no?, es difícil ser un cronopio en este mundo. Nunca dejamos de ser lo que somos, lo que dejamos es de querer ser. Por eso, te puedo entender.

La vida que tenía me estaba matando, entristeciendo, me iba nublando solito y protestaba porque ya no veía el sol. Así que el poeta, lo salvó a Rodrigo. Se lo puso al hombro y se lo llevó a mostrarle la vida.

Rodrigo tiene miedo a veces, pero la recompensa es tan grande. El poeta se está haciendo cada vez más grande en mi. Por primera vez siento que estaba tan equivocado… La vida es eso que te atrevés a hacer con vos… Lo que dijo Galeano… Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.

Pablo Imhoff, La Vuelta a la Argentina en Gilera

De enorme carisma, este viajero es un símbolo del esfuerzo y la perseverancia. Su itinerario ha despertado la curiosidad de muchos y ha inspirado a otros, como en mi caso, a ver la moto como la mejor alternativa para viajar, para sentirse libre por nuestros caminos y rutas.

MG Hola Pablo, ¿Dónde te encuentro en estos momentos?

PI Me encuentro en Buenos Aires, estoy terminando la vuelta a la Argentina, después de tres años y tres meses. Desde acá ya me vuelvo a Santo Tomé, mi ciudad, y ahí estaría finalizando el viaje, en un mes mas o menos.

IMG_3187

MG ¿Recordás cual fue tu primer contacto con una moto?

PI Mi primer contacto con una moto fue cuando tenía 20 años, fue con una Kawasaki Kazer 110 cc. Era la moto de la familia, que yo usaba para salir a dar vueltas, ir a la costanera. Ese fue mi primer contacto, no hice viajes de ningún tipo.

IMG_2881.

MG ¿Cómo surge la idea de viajar y a dónde fuiste en tu primer viaje?

PI Inspirándome en otros viajeros, como Fernando Quemada, un español que dio la vuelta al mundo en moto y subía vídeos a YouTube que me encantaron y me dieron ganas. Yo veía sus vídeos y viajaba y quería de alguna manera hacer lo mismo y lo logré. Lo estoy haciendo por Argentina, no por el mundo, por el momento.

Irme a vivir a Rosario me abrió la cabeza, me hizo ver que hay otras maneras de vivir, te hace aprender mucho, yo todavía era adolescente cuando me fui y me hizo ver muchas cosas que uno en un pueblo o ciudad chica no consideras. Esas cosas fueron las causantes de que arranque este viaje y que me dedique a esto que es viajar y vivir de esto.

El primer viaje fue en 2012 con mi primer moto, una FZ 16 que recién había comprado, me fui a Chile con Gabriel, mi hermano y Mabe, mi cuñada, por Aguas Negras y volviendo por el Paso de Cristo Redentor, fueron 14 días si mal no recuerdo. Ese fue el viaje que me inspiró y motivó a seguir viajando, a buscar nuevas fronteras. La base para seguir haciendo estos viajes como el que estoy haciendo ahora. Ese fue el comienzo de todo, el que me marcó a fuego y jamás voy a olvidar.

IMG_2856.

MG ¿Dónde conoces a Caprichosa y como estaba en ese momento?

PI A Caprichosa la vi en una página web en venta, y me encantó. Yo andaba buscando una moto para hacer la vuelta a la Argentina, y cuando vi la Gilera dije ya está, me cerró todo. Si bien faltaba ir a verla, en las fotos se veía hermosa y me enamoré. Estaba linda, restaurada, había que hacerle algunas cosas, pero estaba bien y tenía los papeles que eran un requisito fundamental para el viaje que iba a hacer. La fui a ver a Villa María, Córdoba y a la semana la tenía conmigo. Y desde ahí no nos separamos más.

MG Al preparar el itinerario ¿Te planteaste dar la vuelta a la Argentina o eso es otra historia?

PI Si, yo diseñé primero el viaje, recorrer todas las provincias y después comprar la moto. Era dejar todo, mi vida anterior y dedicarme a viajar. Lanzarme a la aventura.

IMG_2874.

MG No solo llegaste al fin del mundo, sino que fuiste más allá. Contanos tu experiencia en las Islas Malvinas.

PI La verdad que lo de las Islas fue increíble, una experiencia muy linda. Y poder pisar Puerto Argentino fue tremendo, no se puede creer que uno esté ahí, mas que nada por todo el pasado que tenemos nosotros, la guerra, tanto que se habla de Malvinas y sentir que las tenemos tan cerca, pero tan lejos a la vez, es algo como inalcanzable viajar a las Islas Malvinas.

Muchos creen, yo lo creía, que debemos tener un permiso especial, pero no, el acceso está. No es fácil conseguir el pasaje, en realidad porque no te lo vende cualquier empresa, es un vuelo medio exclusivo, pero se puede.

Fue una experiencia increíble porque no solo que pude estar ahí, conocer lo que es Puerto Argentino y las islas en general. Sino también vivir momentos muy fuertes y muy lindos como compartir con los ex combatientes excursiones a los campos de batallas o al cementerio de Darwin, poder acompañarlos fue el broche de oro para un viaje fantástico, un viaje dentro de otro viaje. Fue muy lindo y estoy muy contento de haber podido vivir esa experiencia.

MG ¿Cómo fue el viaje, lo dividiste por etapas, volvías a casa en moto o quedaba en un punto y luego retomabas?

PI El viaje lo dividí en tres etapas, en un principio era dar la vuelta a la Argentina en dos etapas, de Santa Fe a Ushuaia y de Santa Fe hacia arriba. Pero luego no se dio como lo planeé, y terminaron siendo tres, la primera la Patagonia, pero volví a Santa Fe y estuve 7 meses en casa reorganizándome, siguiendo con el tema del viaje, escribiendo y haciendo vídeos. Después de esos 7 meses arranqué la segunda por La Pampa, Buenos Aires y Capital Federal y de nuevo a casa en Santo Tomé por 7 meses. Y por último la tercer etapa que casi lleva 12 meses, porque arranqué el 12 de febrero de 2017.

Siempre el punto de partida y llegada entre etapas era Santo Tomé.

IMG_2402

MG ¿Siempre viajaste en solitario?

PI Siempre viaje en solitario en la vuelta a la Argentina, es un viaje que planifiqué para hacerlo solo, aunque siempre te encontras en ruta con otros moto viajeros, la mayor parte del tiempo uno está solo. Y como te decía al principio, realicé viajes con mi hermano y mi cuñada a Chile, a Machu Picchu y a Uruguay con un amigo.

MG ¿Qué es lo mas valioso que te ha dejado la vuelta a la Argentina?

PI La gente, a lo largo y a lo ancho de todo el país. Las relaciones humanas, los recuerdos de haber compartido momentos con diferentes personas de todas las edades, mujeres, hombres. Siempre lo que te queda es la amistad. Vos podes conocer lugares increíbles, paisajes muy lindos, pero siempre lo que te va a quedar al fin y al cabo son los recuerdos de momentos vividos con la gente.

MG Siendo un viaje tan largo, ¿Cómo te sustentabas económicamente?

PI Económicamente me he solventado con la venta de mi libro Cruzando Fronteras, y ahora también añadí otros productos como gorras y remeras que voy vendiendo a través de mi tienda online. Ese es el principal medio por el cual me solvento y también de mi canal de YouTube, que te paga según la cantidad de personas que te visiten en el canal con la publicidad que aparece en los vídeos, me aporta una ganancia, pero básicamente el libro es lo que me ayuda. Lo bueno de los vídeos es que me permiten promocionar el libro, directamente no es mucho lo que gano pero indirectamente me sirve para la venta de Cruzando Fronteras.

IMG_2896.

MG Como Fernando Quemada lo fue en su momento para vos, sabes que hoy en día inspiras a mucha gente. ¿Cuáles son tus palabras para animarlos a salir de viaje en moto?

PI Simplemente que salgan, que traten de dar el primer paso que es lo más difícil de un viaje como el que estoy haciendo yo y que traten de vivir de lo que les gusta, que traten de hacer lo que les apasiona, por ejemplo yo encontré que me apasiona hacer vídeos y no sólo eso sino que encontré la forma de solventarme el viaje a través de esos vídeos, entonces estoy haciendo algo que me gusta, me apasiona y me pagan por eso a la vez que voy viajando. Creo que ese es el mejor consejo, hacer lo que te gusta, te apasiona y encima que te paguen por ello no tiene precio, entonces hay que buscarle la vuelta.

MG ¿Qué proyectos te esperan cuando termines este viaje?

PI No tengo un proyecto en concreto, pero si sé que voy a seguir subiendo vídeos al canal de YouTube, no sé que enfoque le voy a dar porque el canal hoy está enfocado sobre mi viaje de la vuelta a la Argentina.

Con respecto a los viajes, no tengo ningún viaje largo planificado por el momento, quizás haga viajes mas cortos por la zona, aunque nunca se sabe que puede pasar.

Primero quiero terminar este viaje, renovar el aire y ver como sigue mi vida.

IMG_2351

Nota del autor: Al momento de publicar esta nota Pablo ha finalizado La vuelta a la Argentina en Gilera, ha regresado al punto de partida nuevamente, su pueblo natal Santo Tomé. Mis felicitaciones y la admiración de siempre.

Para seguir a Pablo Imhoff en las redes sociales:

https://m.youtube.com/user/pablorace1?sub_confirmation=1

https://www.facebook.com/pablito.viajero/

https://www.instagram.com/imhoffpablo

En su sitio web:

http://pablitoviajero.com

Para adquirir sus productos

http://pablitoviajero.com/tienda/