Un paseo por Catamarca – parte 1

El viaje tan esperado comenzó para el otro lado, para Buenos Aires. Si, ya sé que por ahí no es el camino, todo tiene una explicación.

Bien temprano con frío y bastante niebla arranque hacia la capital. Por qué te preguntaras, la respuesta es muy fácil: renové parte del equipo y necesitaba probarlo, también buscar cosas específicas para modificarlos.

20180713_074931

Como ejemplo concreto te comentare que por fin compre otra carpa, es mucho más chiquita y más barata que la anterior. Para que funcione como una de más calidad tengo que hacerle algunas reformas: faldones al sobretecho. Ellos me permiten enterrarlos en suelos arenosos donde no hay posibilidad de fijar la carpa con las estacas, quedando muy segura y firme.

Otra de las ventajas es que impide la circulación de aire con lo que se hace un microclima que mantiene la carpa más caliente, fundamental para donde voy.

También probé unos guantes que tenía.  En un foro dijeron que eran una maza. A no ser que se refirieran que con ella tenía que remacharme los dedos a golpes hasta dejarlos insensibles, porque me recagué de frío. No habían pasado 5 kilómetros cuando me los cambie por los de cuero de siempre.

20180714_143223

La ruta estaba con tanta niebla que terminó empañándome los espejos, el parabrisas y hasta el visor del casco. Pero el amanecer fue espectacular. Digno de una foto, lleno de colores y las nubes con formas raras.

Lo primero que hice al llegar fue ir a Jawa para hacerle unos ajustes a JADE y comprar aceite para cadena.

Mientras la dejaba para que la mimaran (porque realmente se lo merece) me fui para el centro a comprar una nueva campera de moto. Apareció una de 3 capas a buen precio y quería probarla.

20180713_224957

El mismo suplicio de siempre cada vez que hago este recorrido. Todo muy lindo con la moto y la ruta, pero después tengo que andar vestido como un astronauta y como si fuera poco sudando la gota gorda porque voy muy abrigado.

Para colmo mi indumentaria es verde fluo. A más de una vieja la deje pestañando en el subte de la encandilada que le pegue (mi mujer siempre me dice que me guiñan el ojo, pero yo sé cuál es la verdad).

Aproveché y busqué una cuellera de neopren y unas mangas para la moto. Voy a prepararme un poco mejor para el frío que me espera donde voy.

Cuando terminé la vuelta fui a buscar la moto y para no romper la rutina lo hice sobre el horario de cierre del taller.

Mientras escribo estas líneas acabo de ver en el Facebook la publicación de un video que subió Roberto Martínez del nuevo motor en V de 850 cc. Cuando estuve en la sección de repuestos de la fábrica había un motor rugiendo muy fuerte.

FB_IMG_1513800968133

Recuerdo haber pensado que las Daytonas tienen muy lindo sonido con ese escape libre pero que en un taller cerrado te podía volver loco. Cuando bajé la escalera pude verlo sobre una mesa a lo lejos, pero nunca me imaginé que lo estaban encendiendo. No lo relacione con el sonido que había escuchado y me lo perdí.

Del retorno que puedo decir, imaginátelo: Panamericana, siete de la tarde, viernes y los loquitos a full tratando de llegar a sus casas.

La hice fácil, me metí en la primera estación de servicio que encontré para tomarme un café y dejar correr el tiempo.

20180713_0747191

Considerando lo que falta por armar estipulo que realmente tomare rumbo hacia el Noroeste el domingo o lunes. Todo esto también es parte del viaje: la planificación, la preparación, asegurarse del equipo a llevar, y muchos largos etcéteras.

Y por último el viaje mismo.

Es por eso que este blog lo empiezo unos días antes, para contarles que viajar no solo es poner primera y arrancar.

Hasta la próxima.firma

 

 

Parte 2


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

4 comentarios en “Un paseo por Catamarca – parte 1”

  1. Fernando, siempre aprendo cosas con tus relatos, otras ya las sabía, y otras esperan su mejor momento para ponerse en práctica. Cada viaje tuyo hay que leerlo desde el cominzo y no perderse detalles.
    ¡Me mató la anécdota de las viejas del subte! Tené cuidado porque te pueden echar Raid pensando que sos un mamboretá gigante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s