Buscando a Pepe (Mujica) – parte 3

Este es el día de ver como esta mi suerte. Me desperté temprano y muy aliviado ya que no tenía rastros de la tos de anoche, me había acostado preocupado al punto de tocar mi frente para cerciorarme si tenía fiebre.

Había muchas cosas que preparar antes de partir, no pude cargar el celular ni algunas baterías de las cámaras que serían fundamentales para la entrevista con Pepe. Esto me tenía ansioso ya que era la primera vez que un proyecto no dependía netamente de mí.

¿Lo encontraría?, ¿Me recibiría?, ¿Sería un saludo y nada más o tendríamos una charla? Tantos interrogantes que hacían trabajar mi cabeza a mil. El mejor remedio que conozco para este estado es ponerme a hacer cosas.

20181118_131130

Enseguida desayune y comencé a escribir mientras me prestaron un cargador y esperaba que todo estuviera listo. Utilice internet para ver a través del Google Heart el entorno donde está emplazada la casa, como tantas veces había hecho antes.

Escribí en mi libreta puntos de referencia por si perdía señal de GPS o vaya a saber otra desconexión posible ocurriera. Hable con mi mujer y llegamos a la conclusión que lo mejor sería que fuera cerca de las 5 de la tarde por si dormía siesta.

Todos los hostels están muy llenos de gente, particularmente jóvenes. Me preguntaba si Montevideo era taaaan turístico, hasta que vi el cartel de “mariguana legal”. Ahí me cayeron todas las fichas.

20181118_131224

Acá el único desubicado soy yo. Hace rato que vengo lamentándome los años acumulados, fue mejor ir hacía partes más tranquilas. Ya marcando estilo la salida fue con mucha vuelta, que las baterías, que el celular, el GPS y muchas cosas más.

Pasado el mediodía finalmente busque la moto y salí a pasear y conocer un poco de Montevideo. La ciudad es la capital del país pero no se parecía a lo que esperaba como tal. Poca gente, poco movimiento de autos.

20181118_160759_Richtone(HDR)

La costanera es una de las mejores atracciones que tiene. En las cercanías del puerto me llamo la atención la cantidad de barcos encallados que hay, algunos solo conservaban su esqueleto. La parte Este es la más pintoresca, hacia el Oeste se transforma en la zona portuaria con toda su impronta.

Por allí se encuentra el casco histórico con su Plaza de la Independencia. Alrededor de ella está el Palacio de Justicia y la Casa de Gobierno, más parecida a un banco que al edificio gubernamental.

Mientras sacaba fotos y nos llamábamos la atención mutuamente con los turistas pensaba en cuantas veces Pepe habría estado en ella. Más tarde me contarían la anécdota que el guardia de seguridad del estacionamiento no lo dejo entrar ya que afirmaba que él no trabajaba allí, afirmación basada en la motoneta con la que llegó.

vlcsnap-2018-11-22-20h15m13s128

Seguí paseando y conociendo. Al girar por una calle de pronto me sorprende un teatro hermoso, el Teatro Solís. Asumí que es como nuestro Teatro Colón, sin pensarlo mucho subí la moto a la vereda y comencé a tomar unas fotos.

Serían como las tres de la tarde pero al parecer había función de gala, o tal vez la gente solo necesitaba una excusa para ponerse y lucir trajes que encandilaban con tanto brillo, todo muy paquete, como la gente como uno, ¡viste!

Mientras trataba de sacarme la papa de la boca pare en una estación de servicio, aproveche para llenar el tanque de nafta rezando para que fuera el único que cargara en aquellas tierras tan caras para nosotros. Casi sin darme cuenta se hizo la hora de ir hacia mi destino.

20181118_131258

Configure el GPS con los datos y me deje guiar, llegar a la casa es muy fácil y se encuentra relativamente cerca de la ciudad, a tan solo 10 km. La ciudad enseguida se convierte en zona de quintas y las casas comienzan a espaciarse.

También es llamativo el deterioro de la calle, va perdiendo su cemento hasta convertirse en un callejón sin salida de tierra. Al final está la casa de Pepe, pero antes hay una valla con el cartel de PARE.

20181118_171224

Esto es una de las cosas que me sorprendió sobremanera. Cualquier “intendentucho” de cualquier municipio nuestro lo primero que hace al asumir es asfaltar “su barrio”, principalmente su calle. Pepe siendo presidente del país no había mejorado la suya, lindas situaciones se les habrán presentado a los de su seguridad para sacarlo en días de lluvia.

Sobre la izquierda está el puesto de seguridad construido con un conteiner y del cual salió un guardia con la mano en alto, un gesto innecesario ya que estaba deteniéndome acatando la orden. Se acercó y pude comentarle el motivo de mi presencia en ese lugar, ver la posibilidad de conocer al señor Mujica.

– ¡Imposible! – dijo – No recibe a nadie sin cita previa. Fue muy categórico al decirlo.

El alma se me vino al piso pero no pensaba rendirme sin pelearla un poco. ¡Negociemos Pereyra!, hubiera dicho Mendieta, el perro de don Inodoro. No quería volver tras mis pasos después de tantos kilómetros recorridos.

vlcsnap-2018-11-22-20h20m41s74

Le puse la mejor cara del Gato con Botas pidiendo favores y le conté que venía de Argentina; Que el día anterior la había pasado mal; Que el propósito del viaje era exclusivamente conocer a don Pepe y que sería una lástima para mí no poder realizar el cometido.

Tal vez él tuviera una forma de comunicarse y ver la posibilidad de que se hiciera una excepción. El NO ya lo tenía así que no me jugaba nada. Se fue hacia la oficina mientras aproveche para sacar algunas fotos con tal de calmar los nervios.

Tardo unos minutos en salir y se acercó despacio, en su rostro no podía leerse la respuesta.

El día fue muy largo, en este punto corto el relato para no abrumarlos, mañana lo continuaré.

Hasta entonces.firma

 

 

Parte 2  |   Continuación


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


3 comentarios en “Buscando a Pepe (Mujica) – parte 3”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s