Archivo de la categoría: Experiencias

La moto siempre se me cae

¡La moto siempre se me cae! Esta frase es una verdad contundente. Lo hace porque la estaciono muy parada, o el viento me la tira, o porque llueve y se afloja el terreno sobre el que está apoyada, o por lo que sea. Pero se me cae. Es una especie de karma o algo parecido.

En realidad creo que a todos se les cae, pero cuando me pasa duele mucho.

Siempre estoy muy atento a esta situación, cuando paro miro el declive que tiene el piso, a veces tengo que girar la moto 180° para que quede inclinada correctamente.

También me fijo de qué dirección sopla el viento para estacionarla convenientemente, de costado y a favor del mismo. Me fijo en muchas cosas más… ¡Pero igual se me cae!

semecae4

Recuerdo una vez que viajando con mi mujer por San Luis nos agarró una tormenta muy fuerte, si no fue un tornado estuvo bastante cerca.

Tuvimos que refugiarnos en una estación de servicio y decidimos pasar la noche allí. Pedimos permiso y nos dijeron que atrás podíamos hacerlo tranquilos.

El viento de la tarde había despejado todo dejando una noche hermosa y las nubes estaban sobre el horizonte.  Puse tanto la moto como la carpa al reparo de una construcción sobre un césped mullido, muy cómodo para dormir.

Había considerado la dirección que traía el viento y pensé que si volvía la pared nos cubriría perfectamente y pasaría por encima.

Para el caso contrario en que decidiera solar del otro lado puse la moto con la muleta cerca de la pared. O sea que la moto quedaba inclinada hacia ella.

Me fui a dormir tranquilo ya que había considerado todas las posibilidades.

Todas menos una: que lloviera.

semecae2

De madrugada se largó a llover copiosamente. Me desperté y como vi que la carpa no tenía filtraciones continuamos durmiendo tranquilamente.

Por la mañana había parado y al salir de la carpa veo la moto en el piso. ¡Casi me dio algo!

Al acercarme para levantarla me di cuenta que la lluvia había convertido un piso firme en un barro esponjoso que no soporto el peso de la moto, entonces la muleta comenzó a hundirse hasta que la inclinación fue lo suficiente para tirarla.

Si hubiera caído sobre el barro no hubiera tenido mayores consecuencias más que un poco de mugre.

El problema fue haberla dejado tan cerca de la pared, al caerse el parabrisas y los espejos golpearon y eran historia. Inservibles completamente.

Después de rezongar y putear convenientemente seguimos camino agradeciendo que lleváramos intercomunicadores, antes de hacer una maniobra y rebasar algún vehículo le consultaba a mi mujer si podía hacerlo. Ella miraba hacia atrás tranquilamente y me confirmaba.

semecae1

Todas las caídas de la moto tienen maso o menos este cariz. Siempre lo considere mi maldición personal con la que tenía que convivir por siempre. Hasta que una vez…

Fue allá en el sur, si no recuerdo mal en Tres Lagos o por ahí donde estaba acampando. Compartí fogón y charla con otro moto viajero.

Estábamos hablando de bueyes perdidos cuando en medio de la conversación dijo algo como: “…trabe la moto y me fui a dormir…”

Siguió hablando pero mi mente se quedó repitiendo la frase: “trabe la moto”. Tal vez se refería a ponerle una traba  de disco o algún otro sistema de seguridad.

Durante días me dio vueltas en la cabeza hasta que por fin descubrí la solución. Seguramente no invente la pólvora pero la pensé solito: hay que ponerle del lado contrario a la muleta OTRA muleta que la deje trabada.

Desde entonces cada vez que paro y desconfió de la situación imaginándomela caída, la trabo con palos, con piedras o con cualquier elemento que el entorno me proporcione.

Hacerlo de esta manera le da una estabilidad que ni la muleta ni el caballete central consiguen muchas veces producto de la morfología del terreno sobre la que apoya.

Desde ese momento duermo tranquilo y sin sorpresas.

firma

 

 

 

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

Seguridad: Linga para bicicleta

A lo largo de mis viajes me he visto en la necesidad de dejar en la moto el casco, la campera o las dos cosas. Para asegurarme de encontrarlas perfectamente a mi regreso opte por poner una linga para bicicleta en una de las manijas de la moto (cualquier agarre a la estructura sirve para tal fin).

20180716_172506

He visto que algunas personas utilizan la linga con que amarran la rueda, esta opción la considero desacertada ya que no es la primera vez que algún perro me la orina. Odiaría que el líquido alcanzara al casco o campera.

Es muy práctica la de cable de acero que se enrosca y se la puede llevar siempre colocada y lista para usar. Desenrollo las vueltas que necesito según lo que tenga que asegurar, si es el caso lo paso por el orificio del visor. Si es la campera la paso a través de una manga.

 

La tengo en color negro pero he llegado a la conclusión que debería ser de un color llamativo para que desde lejos se vea que están aseguradas, en el caso que alguien este tentado de tomar mis cosas.

20180716_172658

Al ser discretas y de color negro, tal vez al querer llevarlas le den un tirón lo suficientemente fuerte que puedan desestabilizar la moto. Aclaro que todas estas son conclusiones mías y nunca me ha pasado. Si alguien intento tomarlas nunca me entere.

Espero te sirva el tip de seguridad.

firma

 

 

 


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


Maniobra para evitar vehículos largos

En ruta uno de los mayores peligros con respecto a camiones y colectivos es entrar en la zona de succión que realizan al desplazar grandes volúmenes de aire. La fuerza de atracción de esta zona es proporcional de nuestra distancia con el objeto.

Es común ver a pequeñas motos que van “pegadas” detrás de camiones o colectivos, están aprovechando esta fuerza de succión y muchas veces llevan una velocidad que de otra manera no podrían desarrollar.

No tendré que mencionar lo peligroso de esta maniobra ya que cualquiera con un poco de sentido común se dará cuenta que ante cualquier situación que se presente, el tiempo y la distancia de reacción será igual a cero. Es completamente una lotería terminar un trayecto exitosamente.

En el artículo denominado “¿Cómo circular correctamente en ruta?” previamente publicado comente las posiciones que podremos adoptar en el carril y las ventajas y desventajas de la misma.

De todas ellas afirmo que la llamada “Posición Dominante” es la mejor. Tiene muchas ventajas con respecto a las demás, desde tener una mejor visión hacia adelante; con lo que podremos mirar más lejos y anticipar cualquier maniobra. Requerimiento exclusivo de manejar a la defensiva.

Por otro lado tiene dos ventajas que utilizaremos en esta maniobra, lo que nos dará un margen de seguridad muy amplio. La maniobra consta de 4 pasos.

 

Paso 1

Maniobra evasiba contra vehiculos largos 1

Estado posicionados en el carril dominante los demás vehículos tendrán que rebasarnos utilizando completamente el carril izquierdo. Para que esta salga correctamente nuestra atención tendrá que estar dividida entre el frente y el espejo izquierdo.

Cuando distinguimos que un vehículo de gran porte se abrió para rebasarnos observaremos por el espejo a que este perfectamente posicionado en el carril de nuestra izquierda.

Esta maniobra puede realizarse tanto contra autos, camiones o colectivos, pero solo los últimos por su gran volumen generan el desplazamiento de aire suficiente para crear una zona de succión que puede afectarnos si estamos en su campo de acción.

 

Paso 2

Maniobra evasiba contra vehiculos largos 2

Aquí utilizaremos la segunda ventaja de la posición dominante: la posibilidad de maniobra por el espacio reservado hacia nuestra derecha.

Cuando el vehículo está por llegar a nuestra altura nos anticiparemos al empuje de aire para cambiarnos al carril pasivo, incluso podremos pegarnos al límite de la calzada poniendo la máxima distancia entre él y nosotros.

El movimiento tiene que ser bastante ajustado ya que si nos desplazamos antes de tiempo puede que el vehículo no termine de tomar su posición en el otro carril acortando mucho nuestro espacio.

Si lo hacemos tarde puede llegar a nuestra posición y tal vez ingresemos en la zona de succión, algo que debemos evitar a toda costa.

 

Paso 3

Maniobra evasiba contra vehiculos largos 3

Lo siguiente es mantenernos contra la banquina hasta que el vehículo nos haya pasado totalmente y estemos fuera de su zona trasera que es donde se encuentra la turbulencia. Es posible que para que esta maniobra se realice más rápido tendremos que aflojar un poco la velocidad para que nos pase más rápidamente.

Durante todo el momento nuestra atención tiene que estar fundamentalmente en la rueda delantera del camión, tomando como parámetro las marcas de la ruta sabremos rápidamente si el camión se está cerrando.

También tendremos que estar atento al tránsito de la mano contraria, ya que si se acerca un vehículo tal vez al camión este forzado a cerrarse antes de tiempo. Nos ayudara a prever esta maniobra y poder actuar en consecuencia más delicadamente con el freno, tal vez con el freno de motor sea suficiente.

 

Paso 4

Maniobra evasiba contra vehiculos largos 4

Una vez que el camión se alejó revisaremos por el espejo retrovisor izquierdo si otro vehículo que estaba oculto está rebasándonos, caso contrario podremos volver a tomar nuestro lugar en la posición dominante y habremos terminado la maniobra.

 

Esta maniobra se puede realizar tanto en viajes en solitario como en viajes en grupo, para esto último y que los pilotos que se encuentren en la parte izquierda del carril puedan hacer la maniobra y circular en una sola fila con los de la derecha, la distancia de seguridad tiene que estar perfectamente coordinada, caso contrario es muy peligrosa.

Tambien Podremos utilizar esta maniobra en rutas de doble mano y de un transito moderado para elegir en que momento nos sentimos seguros para que nos rebasen. Indicaremos que nos rebasen poniendo el giro hacia la derecha dos veces y nos despazaremos en esa dirección hasta pegarnos a la línea externa.

Una vez que el auto nos rebaso retornaremos a nuestra posición original.

firma

 

 

 

Nota: el presente artículo fue realizado considerando el viaje en solitario. Cuando es un grupo de motos las posiciones y comportamiento difieren un poco de lo escrito acá. 

Así mismo esta maniobra es utilizada en “condiciones normales”, si hubiera viento deberíamos ajustar los movimientos según de donde provenga el mismo (Esto será explicado en los artículos sobre estas condiciones climáticas).

 

NOTA RELACIONADA: ¿Cómo circular correctamente en ruta?

<— Volver


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


¿Cómo circular correctamente en ruta?

Circular correctamente en ruta es una de las acciones más importante que tendremos que hacer como viajeros, realizarla perfectamente será uno de los factores decisivos para la culminación de un viaje exitoso.

Transitar por una ruta comprende al menos tres ítems importantes:

  • Tendremos que tener un buen conocimiento y aplicación de las leyes de tránsito.
  • Por otro lado se encuentra la velocidad que desarrollemos en la misma.
  • Por último nuestra posición de circulación sobre la carretera.

Las reglas de tránsito, señales y conductas a tener en cuenta tanto en ruta como en calles estipulo que todos las sabemos ya que tuvimos que estudiarlas y rendirlas aprobándolas todas para conseguir nuestro carnet de conducir.

Es necesario aclarar que las mismas pueden diferir de país a país y nunca podremos ampararnos ante una contravención o multa diciendo que desconocíamos la Ley. Viajar a otro país insume también una investigación sobre su reglamentación específica para no encontrarnos en alguna situación desagradable.

Con respecto a la velocidad conveniente a llevar sobre una ruta existen tantas opiniones como viajeros hay. Voy a hablar de los parámetros que existen según las leyes, todas las rutas tienen una velocidad máxima y una mínima.

Generalmente es de 60 km/h en autopistas y cualquier moto de 100 cc en adelante puede alcanzarla. El máximo suele ser de 130 km/h en el mismo lugar. Dentro de este rango usaremos la velocidad con la que nos sintamos cómodos y seguros.

Este artículo no pretende desarrollar este tema en profundidad y será motivo de otro próximo haciendo hincapié en las motos de baja cilindrada y con la consecuente limitación en la velocidad que pueden conseguir.

Pasaremos  al último ítem que es el que nos interesa, por donde debemos circular en las rutas para hacerlo correctamente.

Lo que primero tendremos que aprender es que hay una regla no escrita que dice: NUNCA TRANSITAR POR ZONAS OSCURAS. Una mancha de aceite sobre la ruta se verá como tal y es clarísimo que no conviene pasar sobre ella, pero la regla tiene un sentido más amplio.

Quiere decir que las zonas más seguras para transitar son las claras, aunque suene raro en la ruta estas están marcadas perfectamente. Los carriles de las rutas transitadas están divididos en su zona central por una franja más oscura, al estar detenidos es difícil distinguirla pero al ir en movimiento se revelan claramente.

Es el producto de la mugre acumulada que han ido tirado los autos y camiones de sus motores. Está compuesta mayormente por restos de aceites y gasoil.

Comprendiendo esto es que entendemos muy fácilmente a que se refiere la regla. Al transitar por ella iremos impregnando nuestros neumáticos con los residuos haciendo que los mismos pierdan adherencia, y como consecuencia directa se incrementarán los riesgos de derrape de la moto.

Debemos estar atentos cuando la ruta se encuentre mojada por una llovizna suave ya que produce que esta suciedad se licue, haciendo la calzada muy peligrosa. Por el contrario, la lluvia abundante lava completamente el cemento pero los riesgos se incrementan por el efecto aquaplaning.

Las dos franjas claras que delinea la zona oscura es donde apoyan los neumáticos de los vehículos, una a la izquierda y otra a la derecha. Llamaremos a la primera Trazada Dominante y a la segunda Trazada Pasiva.

El nombre determina que transitando por una u otra tendremos distinta actitud de manejo en la ruta. Al desplazarnos por la Trazada Dominante, podremos controlar nuestra posición y obligaremos a los vehículos a realizar los adelantamientos correctamente por el carril izquierdo.

De igual manera si circulamos por la Trazada Pasiva tendernos poco margen de maniobra y algunos vehículos realizaran las maniobras muy cerca de nuestra posición, muchas veces por pereza de realizar correctamente la maniobra y otras para acortar el tiempo de adelantamiento.

Entiendo que a muchos pilotos novicios les cuesta tomar el coraje para circular por la trazada dominante, sobre todo si lo hacen con motos de baja cilindrada. Para combatir estos miedos quiero aclarar un par de cosas:

  • No existen los asesinos al volante, ninguno por más “camionero” que sea nos tirará el vehículo encima para chocarnos. (es cierto que hay muchos imprudentes manejando que no respetan las distancias de seguridad y ante la imposibilidad de pasarnos se nos “pegan atrás”).
  • La moto tiene el mismo derecho de circular por las rutas al igual que cualquier otro vehículo, siempre y cuando lo haga con todas las reglas y normas que rigen esta actividad.
  • Este derecho también nos otorga el mismo espacio que los demás, aunque la moto ocupe menos no quiere decir que nos corresponde “medio carril”.
  • Cada ruta y principalmente las autopistas tienen una velocidad máxima pero también una mínima, mientras nuestra moto circule entre este rango no estará rompiendo ninguna ley.

manejo en ruta 2

  • Una moto es de escasa visibilidad. Hay que estar atento ya que distintas situaciones puede reducir esto hasta llegar a un cierto grado de invisibilidad, a saber: dependerá de la hora del día, de los factores climáticos, de nuestra visualización trasera, etc. Puede ser posible que un bólido no nos vea y nos “lleve puestos”, hay que estar muy atentos a estas situaciones especiales.

 

En el carril podremos circular por distintos lugares en estas trazadas, analizaremos los más seguros y los que no lo son.

manejo en ruta 1

 


Posición dominante (A)

POSICION EN RUTA A

Es la mejor opción para manejar en ruta, circularemos por la mitad de la trazada dominante, con lo que podremos controlar correctamente la relación entre nuestra posición y los vehículos que nos rebasen.

Este lugar nos dejara mucho espacio hacia la derecha y la izquierda para realizar maniobras evasivas. En otro artículo desarrollare una maniobra para evitar la succión de vehículos largos (si quieres leer este artículo click ACA)

Nos dará un muy buen punto de visión y podremos ver muy adelante anticipando situaciones y de esta manera manejar de forma defensiva.

Nos obliga a estar muy pendientes del espejo retrovisor izquierdo para anticipar las maniobras de adelantamiento de los vehículos.

En esta posición el mayor peligro son las demás motos que estarán tentadas a pasar por nuestra derecha en el espacio que dejamos hasta la banquina, recordemos que nunca se debe adelantar por la derecha.

Al circular mucho tiempo por esta posición desarrollaremos el vicio de no controlar el espejo derecho con las evidentes consecuencias si se diera la situación descripta anteriormente.


Posición B y C

POSICION EN RUTA B C

Estas son las que se ubican sobre los límites de la zona oscura central, no son las posiciones óptimas pero a veces necesitamos circular un poco más relajados y estas nos dan la sensación de ir “más seguros” al disminuir la atención sobre los espejos retrovisores.

También tendremos espacio hacia los lados para maniobras  de emergencia. La “B” es relativamente mejor que la “C” ya que nos dará más dominio de maniobras de rebases de los demás vehículos.


Posiciones D y E

POSICION EN RUTA D E

Ubicadas en los extremos de los carriles, son las dos posiciones más peligrosas donde ubicar nuestras motos, ya que las mismas no nos dejan en situaciones límites y no tendremos posibilidades de maniobra.

La “D” está ubicada en el centro de la calzada, posicionándonos allí obligaremos a los automóviles a realizar maniobras extremas contra la banquina izquierda al rebasarnos. Si en vez de eso fuera un micro o camión los que quisieran hacerlo es muy posible que no tengan el espacio suficiente para circular sobre la calzada y eso conlleva la posibilidad de tocarnos en algún punto o pasarnos haciéndonos “un fino”.

La cercanía del gran volumen de estos vehículos y su desplazamiento de aire, generan una zona de succión, pudiendo suceder un accidente de muy graves consecuencias si estamos en su campo de acción.

La posición”E” normalmente es usada por motos de muy baja cilindrada, ante la lentitud de su marcha elijen esta ubicación para facilitar el paso de todos los vehículos. Este es el mayor peligro ya que normalmente lo hacen sin respetar la distancia mínima dejándolos ante la imposibilidad total de maniobrar. Si se diera la situación que el vehículo que nos rebasa sea un colectivo o un camión podremos ser atrapados por su succión, por el contrario si hubiera viento según su intensidad y dirección nos afectaría en la estabilidad de nuestra moto.

En todo lo escrito anteriormente asumo que hay una banquina, pero muchas rutas si las tienen pueden poseer un gran desnivel, estar en mal estado o tener unas protuberancias que impiden la circulación sobre las mismas. Todo ello afectara a la firmeza de nuestra moto.


Posición X

POSICION EN RUTA X

La zona oscura no solo es peligrosa por todo lo descripto anteriormente sino que es allí donde encontraremos normalmente los objetos que fueron arrojados voluntariamente o no desde los vehículos. Algunos pueden ser casi inofensivos como hojas o cartones, pero otros pueden ser realmente peligrosos como madera o restos de neumáticos.

Si el hecho no acaba de suceder, los autos y camiones por medio del viento o de pisarlos van moviéndolos a esa zona donde quedarán hasta que alguien los retire.

Para circular seguros debemos evitarla, pero toda regla tiene su excepción: algunas veces es la zona más segura ya que hay rutas tienen huellones con bordes desparejos y profundidades preocupantes que nos pondrían en peligro. Entonces será la parte más pareja ya que los camiones no la han deteriorado con su peso.

Se da comúnmente en caminos realizados con mejorado, durante el verano por el calor pierden su solidez y el peso de los vehículos grandes los mueven como si fueran líquido, de allí su forma.

firma

 

 

 

Nota: el presente artículo fue realizado considerando el viaje en solitario. Cuando es un grupo de motos las posiciones y comportamiento difieren un poco de lo escrito acá.

Nota relacionada: Maniobra para evitar vehículos largos

<— Volver


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


Servis de la moto

La vida y salud de la moto está dada por los services que se le hacen, la calidad y profesionalismo con que se realicen.

Erróneamente se cree que en estos sólo es cambiar aceite y algún que otro filtro, este mito está muy lejos de la realidad y conlleva la rotura prematura de nuestro vehículo.

Por desconocimiento o conveniencia económica muchos mecánicos realizan de esta manera los trabajos y acrecientan la idea.

Cada moto tiene un manual y en él se estipula mediante una tabla cada cuantos kilómetros hay que realizar los services y las tareas a realizar. Que se venza la garantía no quiere decir que no haya que seguir realizándolos, totalmente lo contrario, cuanto más kilometraje tenga la moto mayor es el desgaste y por lo tanto más exhaustivos tiene que ser el control de la misma.

A medida que sumamos kilómetros mayor es el control a realizar y por lo tanto tiene que realizarlo alguien con conocimientos cada vez más especializados, un profesional.

Hay que continuar haciendo servicios de mantenimiento que conllevan más trabajo y el consecuente aumento del costo del mismo. Por ejemplo: a los 20.000 km hay que desarmar el sistema de vieletas del monoshok para un control total de la amortiguación trasera.

En el primer tiempo hay que prestar atención a la lubricación por la fricción que sufre el motor en el hermanado de los metales (ablande). También hay que hacer un ajuste a la tapa y tornillería en general.

Cuanto mayor es la distancia recorrida con la moto otros elementos comienzan a tomar importancia ya que van sufriendo el desgaste normal de los mismos. Pastillas de freno, discos de embrague, batería, etc.

Si la moto fue sometida a exigencias mayores por el tipo de piso o carga, hay que incrementar la observación ante posibles deterioros en los sistemas mecánicos de la misma.

También hay que observar el posible avance de la corrosión en sus partes metálicas si fue metida en el mar o transitado alguna salina, lo mismo ha de realizar quien viva en un entorno marítimo.

La diferencia básica entre un service oficial y otro que no lo es, está vinculada con la garantía ya que la misma solo se puede mantener asegurando que a la moto se le realizaron los trabajos correspondientes en tiempo y forma.

Algunas marcas establecen un límite al kilometraje o al tiempo desde la compra del vehículo, lo que suceda primero para la realización. Dando plazos de 100 días como vencimiento.

Luego está el tema de los repuestos originales, solo estos garantizan la calidad establecida por el fabricante para la moto.

Hay una gran diferencia entre una moto grande y por ende de mayor costo con una de pequeña o mediana cilindrada. Normalmente los usuarios de grandes marcas la llevan siempre al servicio técnico oficial y en él realizan los reemplazos de piezas según el manual, incluso sin consulta al propietario.

En cambio cuanto más económica es la moto mayor es la tendencia a no realizarle los services oficiales, con respecto a las partes de la moto se instaura un pensamiento: “todavía tira un poco más”. Puede ser que “tire” un poco más pero en algún momento se romperá dejándonos en medio de un camino o lo que es peor, produciéndonos un daño o incrementándolo.

Como ejemplo mencionare el rodamiento, lo cambio cada 15.000 km, puede “tirar” unos 20.000 km, pero sale $250 a valores de hoy y si por ahorrarlos se llega a romper hay posibilidades que también se dañe la llanta que cuesta $7.000. Ya desde la matemática o la prudencia no sirve posponer el reemplazo.

Lo último escrito es uno de los fundamentos por los cuales pienso que las motos “de marca” andan “mejor” que las chinas. No creo que sea tan así, mis últimas motos han sido chinas, me han llevado y traído de viajes muy largos y no fueron la excepción. Muchas lo hicieron.

El control y mantenimiento es el secreto de tener una moto que solo da satisfacciones. Algunos moteros llaman a esto “darle cariño”, tal vez sea un gesto romántico pero no por eso deja de ser correcto. Una moto cuidada tiene muy pocas posibilidades de darnos un disgusto en medio del camino.

Listado de tareas a realizar en un service

  • Revisar carga de la batería.
  • Revisar el ajuste y desgaste de los frenos.
  • Controlar el nivel de aceite.
  • Limpieza del carburador.
  • Ajustar cable del acelerador.
  • Lubricar cables de comando.
  • Revisar dirección.
  • Revisar suspensión trasera.
  • Revisar suspensión delantera.
  • Revisar ajuste de rayos de ruedas en los modelos que corresponda.
  • Revisar ajuste de tornillos, tuercas y sujetadores.
  • Limpiar y/o reemplazar elemento de filtro de aire.
  • Cambiar filtro de nafta.
  • Realizar lubricación general.
  • Revisar / Cambiar bujía.
  • Lubricar y ajustar cadena.
  • Chequear luz de válvulas.
  • Revisar y/o ajustar embrague.

firma

 

 

 

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

¡Las motos te matan!

¿Crees que el título es un poco drástico? Yo no. Estoy en la cama, afiebrado, con dolor de cabeza y ningún otro síntoma. Tal vez este incubando algo dirá un “matasanos” pero a mi me cierra más que desde el sábado no tengo la moto (si querés enterarte porque acá lo conté).

Diagnostico que estoy transitando el bajón por abstinencia. Ir de peatón por la vida no es lo mejor que le puede pasar a un motero. Otra dolencia parecida que veo en los foros es la falta de ruta. Tener la moto lista, las ganas y el destino pero no contar con plata o el tiempo.

Entonces los post se vuelven lacrimógenos. Muy tristes y se hace catarsis con otros en la misma situación. Esto empeora cuando algún viajero pone fotos de los lugares por donde anda. Ahí sí de pedo no te pegas un tiro. Hay que ser muy machito para seguir al otro día.

Faltan solo un par de días para que me entreguen a Jade y ya la ansiedad me esta pasando factura. Veremos como sigo.

Las motos matan, realmente lo pienso. Y nos han matado a mí y a todos los que leen y tienen una. Te preguntas en que sentido lo digo, pues en el literal. Solo que de forma no tan sangrienta.

Podes cómprate un auto, un barco, un avión, hasta una patineta o una bici. Pero estos vehículos no tienen nada que ver con comprarse una moto. La moto te da extras que los demás no.

Comenzás a viajar distinto, los colores y olores se hacen más presentes. Disfrutas más todo. Conoces un montón de gente genial. Las rutas se llenan de hermanos. Por todo esto y mucho más te digo: la persona que eras antes de comprarte la moto MURIO, ¡Se finit!, ¡Kaput!, ¡Sanseacabo!

La moto por su sola existencia mato esa persona y en su lugar creo una nueva, que como todo necesita de un tiempo para crecer y desarrollarse.

Con los sentidos más alerta. Mas dispuesto a ayudar a los demás. La generosidad se incrementa. También se desarrolla mucho la confianza en sí mismo y muchos etcéteras más.

Te propongo que mires como eras antes y después de habértela comprado. Cuando te uniste por primera vez a algún grupo. O te hiciste amigo de alguien solo porque compartía tu modelo de moto.

A veces esto cambia y otras no. O es una mezcla de todo. ¿Pero te imaginas ahora sin moto?

Tal vez termines en cama como yo. Con algún virus en el cuerpo pero la convicción que el tema viene por otro lado. Por una vida incompleta o la libertad que Jade me da.

Como sea. Acá estoy escribiendo esto. Otra boludez como alguien pregunto: ¿y que paso? ¡Nada! Solo no tengo la moto y para algunos será otra tontería más de las que escribo.

Te mando la mejor y espero que la ruta nos una en algún cruce.

Buenas noches.firma

 

 

 

(Añadido posteriormente)
Sólo tengo una indigestión terrible, otra vez nada paso.

 

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

Eugenio Casasnovas

Conclusiones de mi viaje de Córdoba a Ushuaia en moto

Si sos uno de los privilegiados que hizo un viaje de varios días en moto, todo lo que sigue no será ninguna novedad para vos. Ya lo viviste. Ya lo sabés.

Pero si sos de esos que tiene la “idea loca” de cargar tus bártulos en tu moto y viajar mas allá del horizonte, creo que lo que te escribo te puede ser útil. El destino en sí es la excusa. Pero hay que tener en cuenta que pueden haber mil imponderables por lo que no se llegue a el destino previsto. No importa. Sean cien, mil o diez mil kilómetros, la experiencia comienza desde el momento en que verificas que tenés todo listo y prendés la moto para irte de tu casa. Cuando abandonás temprano tu ciudad y de a poco empezás a recorrer lugares que cada vez te son menos familiares, hasta que llegás a esos en que todo es nuevo. Ver carteles en la ruta con nombres de ciudades que solo viste en fotos de otros viajeros o en el mapa y ahora estas por pasar vos.

Viajar solo tiene su “mística”. Viajar acompañado simplifica mucho el viaje. Hay un montón de momentos en que es bueno tener quien se quede a “cuidar” las motos mientras otro hace algún trámite o averiguación. Viajar de a dos motos puede disminuir mucho la carga por moto. Por ejemplo: se puede llevar una carpa y un kit de camping cada dos motos. Igual para las herramientas, kit de reparación de cubiertas, aceite lubricante para cadenas, botiquín, etc.

Si nunca lo hiciste y se te presenta la oportunidad: no lo dudes… ¡Hacelo! Es una experiencia que te va a quedar para toda la vida.

Espero que los datos que doy acá sirvan.

Datos del viaje:

Trayecto: Córdoba – Río Colorado – Trelew – Comodoro Rivadavia – Río Gallegos – Río Grande – Ushuaia – Río Grande – Río Gallegos – Río Turbio – Puerto Natales – Parque Nac. Torres del Paine – El Calafate – Glaciar Perito Moreno – Bariloche – Neuquén – La Pampa – Córdoba

tito

Mi moto: Yamaha Fazer YS 250 modelo 2012

Kms a la partida: 14.000

Kms. Recorridos: 8.000

Fecha: enero 2016

Duración: 24 días

Costo del viaje (aprox.) : $18.000 (nafta, alojamiento, comida y extras) –sin los gastos de preparar la moto-

Modificaciones y accesorios de la moto:

  • Parabrisas pro-screen
  • Cubiertas: Metzeler Enduro 3 110/90-17 adelante y 130/80-17 atrás (con slime las dos).
  • Luz principal: led 18-24w
  • Faros auxiliares: led 10w c/u Toma 12 voltios
  • Puños calefaccionados marca Oxford
  • Voltímetro para controlar el consumo y la carga de la batería
  • Chapón protector de carter y defensas hechas a medida.
  • Baulera Givi grande
  • Alforjas Givi
  • Bolso sobre asiento Ridercraft. Lo voy a cambiar por uno cilíndrico estanco. Este no me resultó o tal vez lo cargué demasiado.
  • Bolso sobre tanque Ridercraft (muy práctico)
  • Bidón 8 litros (no me hizo falta. 8 lts. son muchos para mi moto, cuando mucho hubiera llevado uno de 3 lts.)

Lo mas práctico:

  • El control de “velocidad crucero” que descansa muchísimo la mano derecha.
  • El chaleco eléctrico Sraggio y los puños calefaccionado Oxford: me cubrieron del frío.
  • Las cubiertas con tacos me ayudaron mucho en los 500 kms que hice en ripio y no afectaron en nada el andar en asfalto. Tal vez sea sicológico o inseguridad mía ya que mi compañero Rogelio hizo ripio en su YS 250 con las Sport Demon llevando a su novia y no tuvo ningún problema. Como observación de las cubiertas debo decir que se notó en el viaje con la moto cargada y con mucho viento que la cubierta trasera es mas grande y debería haber modificado la transmisión para compensar eso. Cambiar el piñón de 15 dientes por uno de 14 hubiera sido suficiente. No es algo de gran relevancia, ya que la moto se la bancó sin problemas, pero si alguien va a hacer lo que hice de cambiar por una cubierta, sería bueno que lo tomara en cuenta. Las motos de baja cilindrada acusan mucho la carga y el viento.
  • Aceite WD40: lubricó la bisagra del casco que se había endurecido por la tierra, y los cierres de las alforjas que se habían puesto duros por lo mismo
  • El medidor de presión de las cubiertas y el compresor.
  • El suplemento para el pié de apoyo de la moto ya que todas las banquinas tienen ripio y se afirma mucho mejor la moto con el peso extra de la carga. Ni hablar en caso de barro.
  • Lo que menos usé:
  • El termo de 1 litro. No lo usé en todo el viaje.
  • El bidón de nafta no fue necesario en ningún momento. Podría, eventualmente, llevar uno mas chico, pero no uno de 8 lts.
  • La carpa y el equipo de camping (colchón inflable, bolsa de dormir, calentador, etc.) la usé solo 2 noches en El Calafate.

Repuestos:

  • Un juego de transmisión completo. En realidad hubiera llevado solo la cadena –que sí se puede llegar a romper-, ya que el piñón y la corona estaban en buen estado.
  • Bujía.
  • Lámpara principal halógena.
  • Pilas para el control remoto de la alarma.
  • Precintos varios.
  • Cinta autoadhesiva.
  • Un filtro de aceite (el aceite es fácil de conseguir, el filtro no).

Seguridad:

  • Alarma en la moto
  • Traba de disco con alarma
  • Cadena de seguridad con llave.

Costumbres personales:

  • Usar mapa en papel y no tengo GPS en el instrumental de la moto.
  • No escucho música mientras viajo
  • Consulto eventualmente el mapa del GPS en el celular en caso de alguna duda puntual. Tengo los mapas descargados ya en el celu y no necesito internet para verlos.
  • No manejo de noche –salvo que no quede otra-.

Manual del Moto Viajero agradece la colaboración de Eugenio Casasnovas contándonos su experiencia.

Si tenés la tuya y querés compartirla mandános un mail. Te lo vamos a agradecer.

¿Viajar solo o acompañado?

Una frase del filósofo Heráclito dice: “nadie puede bañarse dos veces del mismo río”. Aunque nos confunda, habla del cambio.

Cada viaje tiene su particularidad. Siempre son distintos: las rutas, el clima, los paisajes, nuestro ánimo. ¡Todo!

Hay que tener un espíritu especial para emprender una aventura en solitario, transitar caminos inhóspitos donde claramente hace tiempo nadie circula. Nos llena de interrogantes sobre lo que pasara, si podremos resolverlo, si necesitaremos ayuda, etc.

Afrontar los miedos y seguir camino, exitosamente o no, nos marcará. Al llegar a destino generará un sentimiento de superación.

Entonces el viaje se convierte en una introspección, una profunda exploración de lo que somos y pensamos. Pasan los kilómetros y en el encierro de nuestro casco nos hacemos preguntas y nos contestamos, tal vez impostando voces. Otras veces cantamos.

Suele pasar que durante el trayecto escribamos el libro de nuestras vidas, las ideas fluyen. ¡Son fantásticas! Pero cuando paramos, nos olvidamos totalmente de esos pensamientos: son tan efímeros como los paisajes.

Algunas veces estos son tan imponentes que nuestros ojos no alcanzan a verlo todo. Necesitamos la ayuda de alguien para poder hacerlo. Surge la necesidad de compartir el momento.

Cuando viajamos acompañados o a la par de otra moto. Nace un sentimiento de camaradería y protección. Las vivencias compartidas son las que realmente recordaremos de la aventura.

Hace un tiempo encontré a mi compañera, mi socia, mi norte… desde ese instante los viajes dejaron de ser solitarios, se convirtieron en algo sublime. Vividos plenamente con todos los sentidos.

Por cuestiones de horarios laborales a veces no me acompaña, pero siempre está presente. Tal vez esto sea una declaración de amor.

¿Vos cómo viajas?

firma

 

 

 

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G