Una para abajo y todas para arriba (Capítulo 3)

Una para abajo y todas para arriba (Capítulo 3)

Libro escrito por Victor Talia

Capítulo 3

 NUEVOS AMIGOS

La vida es un viaje con diferentes recorridos, va tomando curvas y contra curvas y en cada posta vas encontrando personas.

Vas coincidiendo con algunas y no tanto con otras, de ellas vas sumando amigos … ¡Amigos, que título es este!

Hay muchos tipos de ellos, están los de la infancia, los de la escuela y los del camino de la vida. No hay mejores ni peores, quizás exista ese de toda la vida con el que te une en esencia y es  incondicional.

Pero no voy a hablar de ese, si de aquellos que se suman en el camino. En las diferentes etapas del transcurso de la vida … Son esos que aparecen de repente y no se sabe bien por que se transforman en parte importante del recorrido.

La vida avanza, sigue su curso… o destino si es que creen en él . Muchas veces en ese tráfico frenético del camino nos vamos alejando de algunos y van apareciendo otros.

Muchas veces en ese tráfico frenético del camino nos vamos alejando de algunos amigos y van apareciendo otros.

Eso no quiere decir que dejas de ser amigo o que lo reemplazas por otros, es simplemente otro anden, otra estación …

De esos amigos es de los que voy a hablar, esos que comparten tu locura, que se relacionan a partir de algo y no de uno mismo.

Claro que la persona es importante, pero la amistad nace a partir de la movida de las motos y después como todo orden las afinidades es la que van formando las diferentes amistades …

Como yo viajo con mi esposa generalmente cofraternizamos con otras parejas de viajeros. Fueron varias y de las buenas. La primera de ellas, nos conocimos en un encuentro por medio de los chicos que me motivaron a esta locura de las motos, la mayoría eran solteros o viajaban sin pareja.

Conocimos a G. y A. De ahí en más se formó una amistad y viajamos a muchos lados juntos y compartimos tiempo.  Asados y vacaciones.

Esta amistad perdura hasta hoy aunque ya no viajamos juntos, es como les decía al principio: en esas curvas de la vida ellos se divorciaron y eso les fue cambiando el rumbo.

Aunque nos mantenemos unidos y en contacto, caminamos por rutas distintas. Lo mismo pasó con otra pareja que conocimos por medio de G y A, con los cuales también compartimos muchas rutas, asados y vacaciones.

Pero ellos, M y A también se separaron. Con ellos también continúa la amistad, pero como antes por distintos caminos …

Así como la ruta misma, la vida va trayendo bifurcaciones y cada uno va tomando el camino que la vida les va presentando. Va encontrando nuevas experiencias, nuevos amigos y compañeros de rutas …

Como ahora, o mejor dicho, como hace un año atrás conocimos a G y S en un evento que nada tiene que ver con las motos. Fue en una fiesta de reencuentro con compañeros de la primaria, y ahí concurrió una amiga que no veía desde 7mo grado (o sea 34 años después), ella fue con el marido el cual hacia muy poco tiempo había comprado una moto.

Eso motivo que pegaramos onda de entrada y de ahí en más les contagiamos la locura, hoy viajamos juntos y compartimos muchos momentos …

Sólo les di una reseña de los amigos que la ruta me fue poniendo, sin contar las infinidades de personas que conocí en estos senderos …

También pasamos por agrupaciones de motociclistas pero no pudimos perdurar por nuestro espíritu libre y sin reglas …

CAPITULO 2 | CAPITULO 4

(continúa el capítulo 4 la semana que viene)

Autor: Victor Talia
PARADOR DE MOTOS CHARLY BROWN

Una para abajo y todas para arriba (Capítulo 2)

Una para abajo y todas para arriba (Capítulo 2)

Libro escrito por Victor Talia

Capítulo 2

 LOS PRIMEROS VIAJES

Y fue así entonces que treinta días después de concurrir por primera vez a un motoencuentro al que fui sin moto, iría a uno, con dos, si … Es así, con la Vulcan y la Twister.

Obvio que no conduje las 2, con mi esposa fuimos en la Vulcan y le preste a mi cuñado y su mujer la otra. Gran viaje y experiencia de 30 kms, fuimos a la localidad cercana a Rosario de Roldan y sólo a pasar el día.

Ahí recorrí con orgullo mi primer caravana de motos, rodeado de otras 500 motos de todas las cilindradas y estilos posibles. Pude compartir con diferentes personas, algunos conocidos y otras completamente extraños, vestidos con ropas de cuero y otros con sus particulares chalecos vaqueros , llenos de parches e insignias, todo una rareza para mi …

Comencé a vivenciar detalles, pequeñas cosas, como la camaradería y otras que voy a ir desarrollando más adelante …

Si, paso el primer viaje y fue muy motivante, pero con gusto a poco, me quede con ansiedad. Necesitaba más y no recuerdo puntualmente cuanto tiempo pasó pero no fue más de un mes que ya me embarcaba a otro evento.

Esta vez en otra  provincia, nos dirigimos a la localidad Cordobesa de Marcos Juárez, distantes a 120 kms de Rosario. Ese fue el primero en estar los dos días del encuentro y además vi por primera vez en vivo a unos de los mejores guitarristas del mundo: el famoso Norberto «Carpo» Napolitano y su banda Pappo Blues.

¡¿Como no emocionarme?! estaba extasiado, me sentía feliz, completo …

Recuerdo una anécdota, el grupo de motociclistas con los que viaje eran experimentados y avezados en motos, encuentros y viajes. Hacia muchos años que cultivaban este movimiento.

Contaban además con motocicletas de últimos modelos y muy lindas, fue entonces que estacionadas estas junto a mi Vulcan , una al lado de la otra y en línea, apareció un fotógrafo y pidió permiso para sacar una foto.

Ellos aceptaron gustosos y ahí ocurrió lo inesperado, el hombre de la gran cámara pregunto: ¿de quien es esta Belleza? Medio sin entender respondí mía …

Me dijo: – ¿te podés subir?, por que quiero tomar la foto con el conductor, va a ser la portada de la nota para el Diario de mañana de Marcos Juárez …

Yo entre la sorpresa, mezclada con orgullo y ego, no caía en mi asombro y mis compañeros reprochando mi momento. Me decían hace un ratito que andas en moto y te eligen como foto representativa de un motoencuentro …

Es increíble decían …

Y si, al otro día compré 15 diarios. Ahí estaba yo y mi moto …

Otra de ese mismo encuentro ocurrió en el centro de la ciudad, decidimos ir a comer a un alto restorán, encaramos el estacionamiento y las acomodamos una al lado de la otra contra la gran vidriera del lugar.

Corría un invierno crudo, nos bajamos súper abrigados con nuestras características prendas de cueros y encaramos la puerta. Al atravesar la misma se pudo notar como esa música de bullicio que se forma entre murmullos, risas, ruidos de cubiertos y copas, se enmudeció automáticamente como si se los hubiese desenchufado.

El gran silencio fue como si se congelara la imagen, quedaron todos estatua y mirándonos con cara de ver al mismo Diablo. Sólo una mujer junto valor y se levantó a agarrar a su niñito que correteaba entre las mesas.

No se cuanto les duro el susto pero fueron unos segundos paralizados …

Después todo volvió a la normalidad y ya sin camperas, bufandas y pasamontañas nos vieron normales. Volvió la melodía del bullicio.

Después, ya en confianza, nos pedían permiso para posar a sus hijos en las motos y tomarles fotografías …

Al regreso de este inolvidable evento, y con la experiencia de 2 al hilo, fui mejorando la conducción y el equipamiento. Me compre calzado adecuado y coloque parabrisas a mi moto.

Después se sucedieron muchos eventos y entre ellos la Meca de los motociclistas: el Motoencuentro Internacional de Diamante, en la provincia de Entre Ríos.

Impresionante marea de motos rebalsando esa pequeña localidad, desde las más nuevas a las más antiguas. De colección, customizadas y otras muy raras.

Motos de propia creación, personalizadas y originales. Todo eso sumado a las tribus humanas de todo tipo, una conjunción de estilos de vida que van de lo más ostentoso a lo más austero.

Sencillo y humilde en el buen sentido de la palabra , todos unidos por una misma pasión , locura o como cada uno lo interprete …

En ese lugar cargado de recitales, juegos y puestos de ventas de accesorios para motos y motociclistas , fui consumiendo artículos temáticos tanto vestimenta como equipamiento para la moto.

Así me fui transformando y pareciendo un poco más a un motociclista viajero, además de seguir alimentado el fuego de la pasión por este hobby …

CAPITULO 1 | CAPITULO 3

Autor: Victor Talia
PARADOR DE MOTOS CHARLY BROWN

Una para abajo y todas para arriba (Capítulo 1)

Una para abajo y todas para arriba (Capítulo 1)

Libro escrito por Victor Talia

Prólogo

Comprender la vida tiene un sin números de máximas , yo tengo la mía , claro que sólo es mi verdad , lo que no significa que sea válida …

Lo que encontrarás en este libro no te cambiará la vida , pero te mostrará un punto de vista singular , uno con pasión por las Motos y la amistad , con todo lo que esto Abarca.

Capítulo 1

          El DESCUBRIMIENTO

Corrían los años noventa y estaba inmerso en mi proyecto laboral , que se encontraba en pleno crecimiento, con mi esposa y dos hijos pequeños pujabamos para adelante, me case muy joven y enseguida vinieron los hijos.

Con el paso del tiempo entre pañales y lucha, fuimos consumiendo nuestros primeros 10 años de matrimonio, mientras las parejas amigas, la mayoría solteras, disfrutaban de si mismas, nosotros estábamos en la crianza de nuestros retoños …

Ya llegando los fines de los noventas un grupo de amigos amantes de las motos me piden un favor, si les podía llevar a una ciudad a 50 kms de Rosario, las carpas y demás con mi camioneta, ya que iban a disfrutar de un encuentro de motos en la localidad de Carcarañá.

Hasta ahí jamás había escuchado o por lo menos interesado este tema, si bien alguna vez tuve alguna que otra moto, nunca les tome más que como un simple y económico medio de transporte …

Así que accedí al pedido y decidí de paso llevar a mi familia a pasar un fin de semana en carpa, no fuimos muy convencidos, ya que había en nosotros el prejuicio común de muchos, tal vez por ver esas películas de motociclistas yanquis , que los muestran bandidos y del bajo mundo …

Ya en el lugar y compartiendo con este grupo de amigos apasionados por las 2 ruedas fuimos comprendiendo este movimiento, esta forma de interpretar un hobbie o lo que vaya uno a saber cómo cada uno lo tome …

Y fue ahí que fuimos flechados  por el cupido de las motos , encontramos que todo ese movimiento encajaba con nosotros , nos dimos cuenta que lo queríamos sin siquiera analizarlo, fue como cuando conocí a mi esposa, supe que era amor y que era para toda la vida …

…fue como cuando conocí a mi esposa, supe que era amor y que era para toda la vida …

Pero no hay motociclista sin moto, así que cuando volvimos o mejor dicho el lunes posterior a ese fin de semana me puse en campaña y una semana después me compre una Honda Twister 200 del año 1981 y ya con ella la promesa de concurrir al próximo evento que ocurriría 30 días más tardes.

Así que una semana antes la lleve al mecánico (que también vende motos ) y al cual le había comprado la misma, a hacer un service de rutina …

Y fue ahí que me encontré la que iba a ser mi compañera de ruta por muchos años y lo es  hasta la fecha …

Fue amor a primera vista, no sabía ni que moto era, pero la quería, y sin más me endeude lo suficiente y me la llevé a casa sin avisar y sorprendí a mi esposa e hijos con La Vulcan 500 del año 1995, la cual enamoró a propios y extraños y mi señora entre reproches y emoción bautizo LA GORDA a este hermoso caballo de metal que se repartía entre los colores negro y gris con finos detalles rojos y águilas en su tanque abrazados por el brillo interminable de sus cromados relucientes.

Fue recibida y cuidada como un integrante más de la familia , tal vez la más mimada, mi esposa que se encontraba no muy de acuerdo, cayó de rodillas ante semejante hermosura.

Y de rodillas la limpia y pule con un cepillo de dientes limpia uno por uno de sus rincones , a trapo , lustra cada unos de sus cromados, en una palabra la mima y la cuida como un hijo más …

CAPITULO 2

Autor: Victor Talia
PARADOR DE MOTOS CHARLY BROWN

Relatos de Viajeros

Relatos de Viajeros

Video sobre la charla realizada por 5 viajeros que utilizan distintos medios de trasporte para realizar sus travesías.

Cronograma del video:

CARLOS ROTUNDO             6:35 min.      Motorhome
GUADALUPE GONZÁLEZ    19:41 min.    Viajes organizados
FERNANDO PICASSO          27:15 min.    Moto
PAOLA CASTILLO               49:38 min.    Viajes organizados
FACUNDO JULIANO           59:39 min.     Travesías 4×4

Leer más

Freddie Fornaso, filosofía en dos ruedas

Freddie Fornaso, filosofía en dos ruedas

De este a oeste, de norte a sur. De este a oeste, de norte a sur. No, no me quedé sin ideas, el viajero de hoy vive de este a oeste y de norte a sur, tanto en Argentina, en nuestro continente, y en los restantes.

En la nota de hoy con nosotros Alfredo «Freddie» Fornaso, según él mismo: «Me gusta definirme como una persona con suerte, pero la verdad es que siempre he sido optimista antes de que las cosas sucedan, y puedo encontrar el lado bueno cuando no salen como yo quisiera.

Leer más

Pablo Imhoff, La Vuelta a la Argentina en Gilera

Pablo Imhoff, La Vuelta a la Argentina en Gilera

De enorme carisma, este viajero es un símbolo del esfuerzo y la perseverancia. Su itinerario ha despertado la curiosidad de muchos y ha inspirado a otros, como en mi caso, a ver la moto como la mejor alternativa para viajar, para sentirse libre por nuestros caminos y rutas.

MG Hola Pablo, ¿Dónde te encuentro en estos momentos?

PI Me encuentro en Buenos Aires, estoy terminando la vuelta a la Argentina, después de tres años y tres meses. Desde acá ya me vuelvo a Santo Tomé, mi ciudad, y ahí estaría finalizando el viaje, en un mes mas o menos.

IMG_3187
Leer más

Ken Garayar, un lobo aventurero

Hace unos meses comencé a saber de él, un viajero peruano que por una promesa viene surcando Sudamérica, recorriendo Ecuador, Colombia, su Perú, Bolivia, Paraguay y Argentina.

Hasta el color de su moto tiene un porque, y a uno le da la sensación de que no viaja solo, lo guía su amigo, su hermano, «su ángel».

Hoy rodamos con Ken Garayar, más conocido como Ken Lobo Aventurero, «un motoviajero, un loco aventurero, un soñador y amante de la fotografía, la naturaleza, los paisajes, los viajes, mi pasión siempre ha sido conocer y descubrir nuevas culturas, hacer nuevos amigos, probar toda la gastronomía que sea posible, también me intriga el saber que nos depara al final de ese lejano horizonte… »

MG ¿Cómo te llega esta pasión de viajar?

KG Mi pasión siempre ha sido viajar, sea la manera que sea busqué una escusa para viajar, ya sea a dedo, en bicicleta, en camiones o de mochila siempre me aventuré a lo desconocido, a querer descubrir nuevas ciudades, un nuevo pueblo, conocer gente, costumbres, vivencias y culturas.

MG ¿Cuál era tu contacto con las motos hasta entonces?

KG Yo recibía viajeros en casa, soy moto posada y ayuda logística en Perú. Recibí viajeros en casa por sus historias y anécdotas. Ahora estoy del otro lado, del lado del viajero.. jajaja tantas historias de viaje me dejaron con la espina de salir a la aventura… y acá estoy.

MG ¿Cómo crece la idea de viajar en moto?

KG Esto crece y se fortalece al perder un familiar, un ser querido que para mí fue más que un padre, un amigo, un hermano, un confidente, alguien con quien compartía penas y alegrías, lamentablemente tuvo un accidente en moto (una moto amarilla) es ahí que en su lecho de muerte le hago una promesa.

MG ¿Podés contarnos de que se trató?

KG La promesa de cumplir todo lo que habíamos planeado, planes como viajar y recorrer juntos mí Perú, obvio en moto, conocer Cusco, una ciudad anhelada por él, hicimos tantos planes, planes tan grandes como recorrer Sudamérica sobre las dos ruedas.

MG Contanos, ¿Cómo fue arrancar con esta travesía y la promesa?

KG Decidido a no dejar lo planeado en el aire y empeñandome en cumplir mi promesa, hice lo posible por recorrer mi querido Perú, pese a las dificultades económicas, cumplir esta promesa ha sido posible gracias al apoyo incondicional y desinteresado de muchos amigos, hermanos que he conocido a lo largo de estos años viajando, amigos y familiares que me alentaron a seguir y no desistir.

MG ¿Cómo organizaste el itinerario de viaje?

KG Este viaje lo he armado y realizado en dos etapas, la primera fue al norte. Ecuador y Colombia, la segunda el sur con Bolivia, Argentina, Paraguay, Uruguay y por ultimo Chile. Brasil quedará para otra oportunidad por su extensión.

MG ¿De qué forma sustentas los gastos de esta aventura?

KG De Lima salí con lo poco que tenía, me traje llaveros, buffs, aprendí a hacer artesanías, lavando platos, podando césped, de mozo. Así que creo que salir con lo justo fue lo mejor que pude haber hecho, ya que todo eso me acercó más a la gente.

MG Recorriendo tantos lugares me imagino que alguna noche te ha tocado dormir acompañado solo por el cielo. ¿Cómo te arreglas para descansar?

KG ¿Sabes que en todo el viaje jamás pagué un hospedaje? He dormido en lugares que no te los puedes imaginar.

Te cuento una anécdota, una vez cuando dormía en un cuartel de bomberos, de repente sonó la alarma a media noche, empezaron a llegar y los que estaban en el cuartel a cambiarse. Y viene uno y me dice: «Tú sigue durmiendo, no te vayas a poner el traje que tienes en la cabecera».

A lo largo de estos años viajando creo que uno se vuelve curtido, ni te imaginas en los lugares que he dormido, pero para los que viajamos cualquier lugar es una suite si te lo brindan con cariño. Es un lugar seguro para pasar la noche y un espacio para tirar nuestro cuerpo eso es lo único que pedimos.

Aquí quiero agradecer a las moto posadas y a los hermanos moteros que me han invitado a sus hogares.

MG Ken, esto aún lo he preguntado en ninguna de las entrevistas anteriores, quizás porque puede ser hasta doloroso. ¿Tuviste momentos difíciles en tu viaje?

KG Momentos difíciles en mi ruta… muy pocos. Creo que uno difícil que al final se convirtió en una anécdota es haber pasado los gélidos páramos camino a Riobamba en los andes ecuatorianos ya que en la primera etapa de mi viaje no estaba preparado para el frío y cruce muy tarde sobre los 4000 msnm. El frío era penetrante, yo con una campera de cuero y zapatillas. No te imaginas, estuve a punto de parar, desistir, pero también sabía que tenia que soportar, no podía quedarme y armar carpa en esos páramos mi objetivo era cruzar y llegar a Riobamba.

Y otro momento difícil fue en Argentina cuando perdí mis dos celulares con muchas fotos, vídeos, unos 120 Gigas, perdí las herramientas más importante en mi viaje, con los que tomaba fotografías, también la comunicación con mi familia y redes sociales. Me dolió perder lo material, pero mas aún lo que habia capturado con ellos. Lo bueno es que lo que mis ojos vieron y lo que quedó en mi memoria nadie me lo va a quitar… y ni aún siendo el mejor narrador podré contar todo lo que mis ojos han visto.

IMG-20180122-WA0013

MG ¿Qué te deja como enseñanza este viaje?

KG Bueno la enseñanza más grande que me deja esta ruta hasta el momento, porque aún falta. Es que sólo tenemos una vida y hay que aprovechar cada minuto, cada instante, no sólo para vivir una aventura, no solo para hacer un viaje, sino también para decir te quiero a nuestros seres queridos, darle un abrazo, quizá mañana sea tarde. Te digo esto porque lo que mas escuche en mi ruta ha sido: «Ojalá yo pudiera haber hecho lo que tu haces». Personas mayores que nunca salieron de su zona de confort, personas que nunca conocieron el mar, ni la nieve en las montañas, y hoy ya entrados en años se lamentan del tiempo que no supieron aprovechar. Matías yo quiero llegar a viejo y decir: no hay nada de lo que me arrepienta en esta vida y que realmente ha valido la pena.

MG Ken te pido que les dejes un mensaje a todas esas personas que no se animan a dar el salto a la aventura de viajar.

KG Sé que muchos quieren viajar, tener una aventura y muchas veces no se puede por temas económicos, familiares, laborales u otras responsabilidades, pero si tienen una posibilidad de salir y no se atreven les diría que no dejen pasar una oportunidad, no dejen pasar el tiempo, que no dejen para después. Quizás ese después nunca llegue, que cumplan sus sueños porque el momento es ahora, déjenme darles un consejo, hay tres cosas fundamentales que les abrirán muchas puertas y los llevaran lejos: Pasión, Respeto y Humildad.

Para seguir a este aventurero pueden hacerlo en Facebook haciendo clic en  la siguiente imagen.

IMG-20180122-WA0022

Alicia Sornosa, una correcaminos por el mundo

Alicia Sornosa, una correcaminos por el mundo

La vuelta al mundo en moto…que sueño para todos nosotros, no? Hoy en viajeros nos encontramos con quien ha cumplido ese sueño y sigue aun agigantándolo, desde setiembre de 2011 recorrió los cinco continentes, más de 120.000 kms. Desde España por Europa a África tocando Kenia y viajando a India, cruzando el Océano Indico para llegar a Oceanía y volando a Estados Unidos para emprender de punta a punta América, de Inuvik, en el Polo Norte Canadiense hasta Ushuaia. Entre otros viajes a cruzado Asia por Rusia, Kazajistán y Mongolia, para finalizar en Japón.
Periodista, aventurera (sin lugar a dudas), comunicadora y solidaria. Con nosotros Alicia Sornosa, dama de estirpe «fierrera».

MG Alicia, ¿Qué imaginabas de todo esto cuando eras una niña?

AS Ni me lo imaginaba. Nunca soñé con hacer viajes en moto y menos con recorrer el mundo sobre dos ruedas. Cuando era joven, lo que si quería era dar la vuelta al mundo en un velero…me queda eso por hacer.

MG ¿La carrera deportiva de tu padre influyó?

AS No. Para mi era normal tener un padre que se dedicase a correr en coches. Yo también lo hice durante dos años, compitiendo en un Trofeo de circuitos a nivel regional. Nada que ver con las motos y los viajes. Lo de viajar y explorar es innato en mi desde que era muy pequeña, he sido curiosa siempre.

Scrambler and Alicia

MG ¿Qué era de tu vida antes de Setiembre de 2011?

AS La vida normal de una periodista dedicada al motor de treinta y tantos años: Mucho viaje de trabajo, otros tantos viajes con mis amigas, pagando un alquiler… No me puedo quejar, siempre he hecho lo que he querido, trabajando como freelance para diversas revistas de automovilismo y motociclismo, presentando un programa de TV en Madrid sobre automovilismo, criando a mi perro (una de mis pasiones). Luego llegó la crisis y la posibilidad de viajar, ¡ni me lo pensé!

Foto E Olmos

MG Cuando hacía la introducción te presenté como periodista, aventurera, comunicadora y solidaria, contanos cómo unís todo cuando te pones el traje de motociclista.

AS Es sencillo, me transformo en una motociclista aventurera que siente la necesidad contar lo que ve sobre su moto y tiene la intención de hacer que el mundo sea un poco más justo ayudando a mi manera, en determinadas causas que me impresionan.

Rodando por el norte de Etiopía

MG De ser una dama en moto, ¿Qué es lo más difícil?

AS Que me traten como si fuese una motorista, no una dama. Creo que cuando nos subimos a una moto y nos ponemos casco y guantes, somos todos motoristas, da igual el sexo. Si algo me parece difícil es mover la moto cuando está cargada y en parado.

Hacia Sangla posando en hito km

MG ¿Viajas sola o compartís ruta con otros viajeros?

AS Depende. Hay veces que tengo la oportunidad de viajar con otras personas, me encanta. Este 2017 hice un gran viaje por México y la Baja en solitario, y ahora estoy rodando por África acompañada…Me gustan ambas opciones.

IMG_0384

MG Conociendo el mundo de punta a punta, ¿Dónde volverías sin pensarlo y dónde no?

AS Regresaría a cientos de lugares, es difícil decir unos pocos…cada país tiene un lugar o varios que son mágicos para mi. Donde no tengo ganas de regresar es a Egipto o a los países árabes donde los derechos humanos o de las mujeres no son los justos.

Etiopía, lago Awasa con camping, moto y niña

MG Para finalizar déjanos tus palabras para los que quieren dar el salto a la vida de aventurero y dinos sobre tu libro.

AS No dejes que te nadie te diga «no puede hacer esto» hay que comprobarlo por uno mismo. Viajar, es vivir, no lo olvides.
Y si aun no te has animado, puedes leer la novela que he escrito basada en mi vuelta al mundo: «360 Grados» estoy segura que después de eso, ¡cualquiera se lanza! Puedes encontrarla en este link: https://bandaaparteeditores.com/libros/360-grados

Para visitar la web de esta viajera:

http://www.aliciasornosa.com/

Julio Callegari, de Mar del Plata a Alaska

Julio Callegari, de Mar del Plata a Alaska

Hola a todos nuestros lectores, en la primera nota, muchos más de los esperados, asique muy agradecido con ustedes.

Al comenzar con la introducción para esta entrevista y sin conocer a Julio decidí entrar a su página de Facebook, realmente me he quedado sorprendido, es un viaje totalmente documentado por imágenes, imágenes que les aseguro nos llevan junto él a cada lugar recorrido, verdaderamente emocionante.

Julio lleva puesta la pasión en su viaje, pero también en su cámara. Ya en su vuelta a casa nos hizo un lugar para charlar con este viajero que tocó la otra punta del mundo.

Primera abajo y arrancamos…

MG ¿De dónde sos y hacía dónde vas?

JC Soy marplatense y estoy volviendo hacia mí ciudad después de haber llegado a Pruhoe Bay en Alaska y haber pasado por Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, México, Estados Unidos y Canadá. Tenía la idea de volver por Brasil pero ya dejé de hacer planes y me dejo llevar en la vuelta.

 

MG ¿Cuál fue tu primer contacto con una moto?

JC Mí primer contacto recuerdo que un primo me llevo en Moto cuando tenía 10 años en un honda xr y para mí fue una locura la sensación, luego de eso recién a los 16 años volví a ver una moto pero ya era en la misma concesionaria cuando retire mí primer moto 110cc la cual aprendí a manejar porque había leído en internet como funcionaba cosa que era muy nuevo para mí.

 

 

26694926_926682747490461_1273534458_o

MG ¿Recordás tu primer plan de viaje?

JC El primer plan de viaje comenzó viendo a otros viajeros y leyendo sobre sus increíbles historias como le sucedieron tantas cosas tan fuera de lo común, y ahí pensé mucho sobre Ushuaia y el fin del mundo, fue el destino que más me motivaba.

 

26692255_926683337490402_513442599_o

MG ¿Viajas solo o acompañado?

JC Empecé solo pero viajo acompañado hace 6 meses, salí de argentina solo y conocí a una viajera alemana llamada Julia en Colombia la cual voló hacia México y se unió al viaje en El que llevamos hechos unos 48.000 kms. de los cuales 28.000 km son de a dos.

 

 

MG ¿Qué te empujó a este desafío?

JC Me empujó haber llegado a Ushuaia , viajé hacia Ushuaia con un amigo en otra moto hace unos 3 años y ese era el gran desafío para mí, sabía que si lograba llegar a Ushuaia iba a poder ir a donde quiera, y una vez que llegas a Ushuaia o te dan ganas de ir a la Quiaca o te dan ganas de soñar con Alaska y así fue.

 

 

MG ¿La moto, alguna otra pasión?

JC Tengo otra gran pasión que le dedicó mucho tiempo y es la fotografía , me encanta leer sobre eso, probar técnicas, retratar los momentos y tratar de reflejar los lugares que voy conociendo a través de la foto aunque a veces es muy complicado poner tanta belleza de un lugar en una foto.

 

 

MG ¿Qué le dirías a ese viajero que no se anima a emprender un viaje como el tuyo?

JC Que le diría? Que den el primer paso y que lleven consigo lo menos posible ,que no se van a arrepentir, el miedo al principio puede ser muy grande pero superarlo te hace alguien mucho más valiente.

 

 

MG ¿Te ves cruzando el Atlántico para recorrer los demás continentes?

JC Me veo cruzando el Atlántico sin dudas y es una gran idea volver a Argentina y cruzar todo el resto, no sé si todo en moto pero si seguir conociendo todo lo que falta de la manera que sea posible.

 

Para seguir a este viajero visite:

https://www.facebook.com/mdpalaska/

José Moll Portillo, de San Juan a América.

José Moll Portillo, de San Juan a América.

¿Qué nos lleva a vivir en viaje? Porque  siempre vivimos viajando. Viajamos en la mente, despiertos y dormidos. Viajamos en planes de vacaciones con la familia, amigos, solos. Cerca de casa, a otra provincia o quizás a un remoto lugar del mundo.
Quizás cuando comenzó a trazar su primer recorrido en moto, no lo haya trazado hasta donde hoy se encuentra, ¿tal vez lo haya imaginado despierto o dormido? ¿habrá incluido otras personas que luego se bajaron?
Nuestro invitado a la sección viajeros para esta primer nota es José Moll Portillo, sanjuanino, y según él:
«Soy un soñador que quiere recorrer América en moto, dejándome sorprender por lo inesperado, descubriendo nuevos paisajes, culturas y personas.»
Mejor dejemos que la entrevista fluya como un viaje…
MG Hola José, ¿Qué andás haciendo y por dónde?
JMP Me encuentro en Colombia,  y actualmente estoy cumpliendo un sueño, un gran sueño, el de recorrer América en moto, llevo once meses en este camino que no considero sólo mío sino de todos los que me acompañan de cualquier manera en el.
IMG-20171226-WA0003
MG ¿Habías viajado anteriormente, en moto, con mochila?
JMP  Siempre tuve la suerte de poder viajar, en auto o en bus. Gracias a esto conocí muchos lugares, pero en mi vida estaba a punto de suceder algo que no tan solo me llevaría a conocer lugares sino que también los caminos que llevan a ese lugar.
MG ¿Recordás cómo empezó todo?
JMP En noviembre del 2013 planeamos con un amigo un viaje a Chilecito, La Rioja para enero y debíamos de poner en condiciones su moto, en la que emprenderíamos la aventura, los días pasaron y ni el dinero ni el tiempo nos alcanzó para repararla. Apenas faltaban unos días para la fecha del viaje, las ansias me invadían pero también la decepción de que en tan pocos días no podíamos solucionarlo…
IMG-20171226-WA0004
MG Decime que hay un pero…
JMP Se me ocurrió con algunos ahorros y con la ayuda de mi padre comprar una moto, la que sea, pero no se nos podía escapar esta aventura, fue así que pude juntar y comprar una Ybr 125 apenas a unos 6 días del día planeado para salir, cuando fui a la casa de mi amigo y le mostré la moto no lo podía creer, le dije el sábado salimos hermano, llevá poco porque vamos con una sola mochila para los dos. Cambié el aceite, lubriqué cadena, tanque lleno y partimos ese sábado de enero.
MG  Me lo imagino, ahora contame eso.
JMP Contar lo que fue ese viaje sería escribir mil líneas de pura adrenalina y pasión, pasamos la cuesta de Miranda los dos en esa maquina que apunada y haciendo fuerza llegó a destino. Yo debía volver a San Juan (mi provincia) a trabajar y mi amigo se quedaría unos días más. Le dejé mi mochila con mis cosas a otro amigo que volvía en bus para así no llevar más peso innecesario, sólo iba a volver con lo puesto, una campera, un papel higiénico y el cepillo de dientes.
IMG-20171226-WA0005
MG La vuelta un poco más relajada para la moto
JMP  Al volver la cuesta de Miranda estaba cerrada por lo que debía irme por Patquia, pueblo que me pasé y llegué a Chamical. Emocionado y contento por lo que estaba viviendo llamé a mi hermano de Jesús María, Córdoba y le comenté donde estaba y que me gustaría visitarlo, él me responde que si, llamé a mi madre que me dijo: «si es lo que querés HACELO», esas palabras cambiaron mi vida, me olvidé que tenía que ir a trabajar, sólo quería seguir rodando para siempre, aún recuerdo la tensión de mis manos tratando de decidir mi camino en aquel cruce que volvia a San Juan, a mi trabajo, a mis comodidades y el que elegí, aquel que seguiría desde ese instante y para siempre.
IMG-20171226-WA0007
MG De un error en el camino y con la mano del destino se te encendió la pasión. ¿Y cómo fue la salida para este viaje? Contanos el recorrido.
JMP Para este viaje por América, salí el 22 de enero de este año (2017) desde San Juan. Me acompañaron hasta Uspallata, Mendoza, mi familia y amigos con los que compartíamos esta pasión, acampando conmigo esa noche y al día siguiente ya seguí sólo hasta Chile pase por Santiago ,Puerto Montt ,Bariloche , Calafate, Río Grande, hasta Ushuaia, subí por Río Gallegos, Rosario, Jesús María, Salta, Potosí , La Paz, Cuzco , Ica, Lima, Montañita, Ambato, Cuenca, Ipiales, Cali, Medellín, y hoy salgo para Cartagena.
MG ¿Qué planes tenés?
JMP No tengo muchos planes para el futuro a mi me gusta andar en moto, pero si sueño con ir a lugares donde no conozca aún.
MG José, con el viaje que llevas hecho, y la experiencia adquirida. ¿Qué le decís a esa persona que no se anima a dejar todo por vivir el sueño de viajar?
JMP Le diría que el primer paso es el más difícil, que sólo carguen lo necesario en sus maletas. Ya que en el camino de una manera u otra sale lo que necesitas y a medida que te acostumbras a esta vida te darás cuenta de que llevas cosas de más, yo llevo menos cosas de cuando salí. No es fácil, ni todo es alegría.
«El viaje saca lo mejor y lo peor de vos pero siempre con paciencia y sin afán las cosas salen.»
IMG-20171226-WA0006
Buenas rutas compañero.
Si desea conocer más de este amigo viajero, lo invitamos a que lo siga en Facebook:
logo
 

Matías Goicoechea

Abrir chat
Powered by