¿Esta moto sirve para viajar? O ¿Qué moto sirve?

¿Esta moto sirve para viajar? O ¿Qué moto sirve para viajar? Son dos de las preguntas más comunes que me hacen los futuros viajeros que se quieren aventurar por primera vez a la ruta.

Considero que hay cosas más importantes que la moto para iniciar un viaje: el espíritu, las ganas, la decisión, y un largo etcétera.

La moto es circunstancial y sólo es el vehículo con el cual realizaremos el viaje. Tal vez mañana sea otro.

Pero respondiendo específicamente a esas preguntas: POR SUPUESTO QUE SÍ, cualquier moto sirve para viajar.
Esa es la única respuesta posible a semejante pregunta. Asumiendo que la máquina está en buenas condiciones técnicas.

Cualquier moto nos llevará donde queramos ir, tratándola como corresponde y sin sobre exigir más allá de sus capacidades podrán viajar tranquilamente.

Existen ejemplos de muchos que han realizado viajes extraordinarios con motos de muy baja cilindrada o de modelos muy viejos. Algunos son famosos y conocidos por ello, otros no tanto.

Lo importante es saber qué moto tenemos y tratarla según sus características. Esto también quiere decir hacerle los mantenimientos y servicios que le correspondan en tiempo y forma. Sobrepasar el límite o no atenderla correspondientemente significa que más tarde o más temprano tendremos una rotura y tal vez un viaje inconcluso.

Puedo explicar lo mismo de una forma más «científica», allá vamos:

Cómo todo en la vida es relativo ya que los absolutos no existen, para encontrar una respuesta completa deberíamos tener algunos parámetros que la acoten. Ellos son el tiempo, la distancia y el terreno.

El tiempo, la distancia y el terreno. Como influyen en un viaje

Si tomamos en cuenta que la velocidad es la relación entre la distancia y el tiempo. Y considerando que la distancia es fija nos quedan las variables de tiempo y velocidad

Cuando queremos viajar de un punto A a un punto B la distancia entre los mismos será fija pero según la moto en el que lo realizamos lo podremos hacer a mayor o menor velocidad con lo que nos afectará el tiempo que insumirá llegar.

Por lo tanto no es importante A DÓNDE queremos viajar sino CUÁNTO TIEMPO nos llevará hacerlo.

No es importante a dónde queremos viajar sino cuánto tiempo nos llevará hacerlo.

Fernando Picasso

Ahora pensemos en el terreno. Este afecta directamente sobre la velocidad y por ende en el tiempo. Normalmente incrementándolo de forma drástica.

Para cada terreno o superficie existe un diseño de moto pensado específicamente para él. No hay una moto «todoterreno» que sea la mejor en todo. Entiéndase bien lo que digo, existen las motos llamadas todo terreno, on-off o crossover. Dicho sea de paso yo tengo una.

Estos tipos de moto sólo nos garantizan pasar más cómodamente sobre las distintas superficies. Pero con cualquier otro tipo de moto lo mismo podríamos atravesarlas .

Una cilindrada mayor nos garantiza que podremos sostener la velocidad ante cualquier adversidad climática como el viento. O geográfica como una cuesta. O llevando cualquier peso de carga.

Entonces para ir terminando este escrito diré que más importante que la moto es la paciencia que dispongamos ante un proyecto de viaje.

Cuando proyectamos un viaje es más importante la paciencia que la moto.

Fernando Picasso

Tal vez te interese estos artículos relacionados:

Como presupuestar un viaje en moto

¿Viajar solo o acompañado?

Deja un comentario

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: