Archivo de la etiqueta: gualeguaychu

Conociendo a Pepe (Mujica) – parte 5

Dormí en la moto-posada que tiene la agrupación L.A.M.A. (Latin American Motorcycle Association), cada lugar donde tienen una sede la denominan “Capítulo”. Esta era el Capítulo Las Piedras, un lugar muy acondicionado para alojar motoviajeros.

Lo lleva adelante Mario Quijano en conjunto con su hijo Sony Quijano, su mujer Gabriela Rodríguez y varias personas más que tuve el gusto de conocer en las pocas horas que me quede con ellos. Me contaron el funcionamiento de la misma.

Brindan su espacio a cualquier viajero que necesite un lugar donde parar, no importa el tiempo que precise. Con espíritu de hermandad lo hacen generosamente a cualquiera sin distinción de parche o agrupación.

20181119_142647

Les encanta recibir visitas y con ellas sus historias. Como buenos uruguayos el mate se hace presente rápido y no afloja durante toda la charla. Me contaron de los viajes que han realizado a distintos países de Latinoamérica y hasta el realizado a Miami donde tienen un Capítulo.

Mario y su esposa tienen el sueño de un día agarrar la moto y salir sin rumbo pero con destino de conocer el mundo. Para ello proyectan alquilar unas propiedades y ayudarse con sus hijos para tener las cosas organizadas.

Su moto esta toda desarmada ya que tuvo un problema con el pistón y al parecer allá no se consigue el repuesto. Con voluntad e ingenio podrán sobreponerse al inconveniente y volver a las rutas. Cuando cuenta sus viajes o escucha los míos la cara se le ilumina.

Al medio día me invitaron a almorzar con la familia, tratándome como uno más de ellos. En la mesa me van contando que ese espacio antes era la sede, que allá ponían camas, por el otro lado tiraban colchones, y así van describiendo el crecimiento de la agrupación que a fuerza de voluntad hoy tiene su espacio propio.

20181119_143102

No me di cuenta si ellos comían rápido, o yo muy lento… tal vez fue porque hable mucho. El caso es que fui el último en terminar de almorzar. Espero que no haya sido por comer demasiado, entonces se justificaría el crecimiento constante de mi panza.

Mientras conversábamos sobre ciudades y lugares próximos para visitar iba armando un plan de ruta. Estaba muy cerca de Punta del Este, podría pasar a conocer Piriápolis que queda unos kilómetros antes.

Otra alternativa era ir para Colonia y ver la posibilidad de tomarme el ferry para volver, en el caso de no hacerlo podría recorrer la costa del Río Uruguay con sus balnearios hasta Fray Bentos.

De tanto proyectar y discutir posibilidades, la hora pasaba y ya entraba la tarde. Estaba tan a gusto con ellos que costaba separarse. En un momento arme la moto y me despedí de todos.

20181119_142632

En ruta varias veces reconfigure el GPS con distintos destinos, no terminaba de decidirme cual sería mi rumbo. Era muy tentador ir a conocer y pasear estando tan cerca de todo.

En algún momento sentí que el viaje había terminado, que lo que fui a buscar lo había conseguido y no quedaba más que volver a casa. En ese instante se apodero de mí la necesidad de volver con los míos y contarles lo que había vivido.

Conocían desde el principio mi proyecto de viajar a conocer a Pepe Mujica, estaban al igual que yo súper contentos y estarían ansiosos por conocer los detalles.

Ya tenía un objetivo: volver a casa. El GPS tiene un botón que dice “CASA” y al tocarlo automáticamente programa el trayecto hacia ese punto. Mi corazón comenzó a llenarse de impaciencia y me fui hacia el Oeste.

vlcsnap-2018-11-27-19h47m08s494

El camino fue el mismo que realice dos días antes, pero el clima era completamente distinto. Había un sol radiante y hacía un poco de calor. Pude apreciar el cambio de mi percepción sobre el mismo paisaje.

El sábado había sufrido cada kilómetro por estar mojado y temblando del frío, el entorno era gris y para nada alentador. La ruta se hizo interminable y en algunos puntos peligrosos como cuando se convirtió en ripio mojado con charcos que no sabía su profundidad.

Ahora todo había mejorado. El paisaje era radiante y llenaba el alma verlo, trigales amarillos como el sol. Árboles en pleno crecimiento y ríos caudalosos. Hasta transitar el camino de ripio fue divertido, acelerar a Jade, sentir como saltaba y la amortiguación trabajaba al máximo.

A medida que me acercaba a la frontera el tránsito se incrementaba, me imaginaba que habría una gran concentración en la aduana. Afortunadamente no fue como lo pensé, la hora influenció en que no hubiera tanta gente ya que estaba anocheciendo.

Llegué a Gualeguaychú ya de noche y lo primero que hice fue buscar donde cenar, encontré una parrilla y por primera vez comí bien en esa ciudad. Luego di una vuelta por la costanera, todas las motos se habían ido.

vlcsnap-2018-11-27-19h45m19s285

Traté de encontrar algún lugar donde pasar la noche, en el hostel nadie atendía. Fui al Parque Unzué buscando donde tirar la carpa. Incluso fui hasta Pueblo Belgrano al camping de la agrupación de motos donde había parado el viernes, estaba cerrado.

Era media noche y no estaba con ganas de seguir dando vueltas, así que me dirigí a la ruta con la intención de parar en la primera estación de servicio que encontrara. Fue una de expendio de gas.

Cuando tuve el campamento armado recordé porque no paraba en ellas: el compresor de estas estaciones es todo un  tema. Renegué dos veces y a la tercera me dormí por el cansancio que traía.

Mañana sería otro día.

Hasta entonces.firma

 

 

Parte 4   |   Parte 6


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


Buscando a Pepe (Mujica) – parte 1

Esta aventura empezó como todas, no cumpliéndose nada de lo que planee. Comenzando porque al medio día me puse a armar la moto en vez de salir bien temprano.

Ni bien arranque me agarro el sol bien fuerte por lo que decidí cambiar el equipo y ponerme el de verano. Fue el primer error y quedó demostrado a los primeros kilómetros. Empecé a tener frío.

vlcsnap-2018-11-21-15h33m59s88

Como buen motero y bien machote me la aguante hasta llegar a Zárate donde hice la primera parada para encontrarme con unos amigos. Ahí aproveche y me puse una campera de softshell debajo de la de moto, santo remedio.

Nuevamente la desorganización se hizo presente: mensaje de mi amigo que me esperaba pasando el puente, en la estación de servicio que estaba “ahí nomás”. Resulto ser la Axion que está a 30 km del destino.

vlcsnap-2018-11-21-15h27m29s30

Finalmente pude encontrarme con mi amigo Ricky y me presento 3 moteros más. Ni bien llegué admire sus máquinas, principalmente el KLR que está muy preparado para ruta. Luego me comentarían que en un mes salen de viaje y su destino será el mundo entero.

Ya sumado a la caravana de 3 motos tomamos ruta nuevamente con destino al camping de una agrupación. Pero antes de llegar varias cosas pasaron.

vlcsnap-2018-11-21-15h29m12s19

Durante el viaje vi varias veces una moto Triumph roja, una clásica. No sé en qué momento me pasaba pero siempre la encontraba parada al costado del camino. La última vez que la vi estaba tirada en medio de una calle de Gualeguaychú.

Al parecer el piloto piso una grieta que le mordió la rueda delantera haciéndolo caer. Con mis compañeros cortamos el tránsito, lo ayudamos a correr la moto y pedí una escoba para barrer los pedazos de vidrio que estaban sobre la calzada.

vlcsnap-2018-11-21-15h28m54s113

El que menos idea tenía de nuestro destino era yo así que iba al fondo del pelotón, me dejaba llevar tranquilamente. Pasamos por la costanera y luego por el puente poniendo rumbo hacia el camping Ñandubaysal, ya estaba anocheciendo bastante.

En una parte del camino hicimos el famoso PPS (Paro-Pregunto-Sigo) y parece que andábamos bastante errados. Solo teníamos “una foto” de pantalla del Google Maps marcando el destino, o sea que de mucho no servía.

vlcsnap-2018-11-21-15h30m18s181

Utilice la vieja técnica de poner el GPS en el modo mapa y buscar la zona a ojo hasta encontrar un punto y decirle “quiero ir ahí”. De esa manera nos orientamos y encaramos.

Ya era de noche y bastante oscura. Calles de tierra, tenía miedo por una moto tipo pista que venía en el grupo pero finalmente llegamos y pudimos armar carpas. Ya había otras montadas pero sus ocupantes no estaban.

vlcsnap-2018-11-21-15h32m59s244

Cuando el campamento estuvo armado cenamos lo que cada uno había llevado. Algunos decidieron ir a la ciudad a ver qué onda. Ricky se quedó conmigo hablando de todo un poco, arreglamos el mundo en un par de horas, particularmente el de los motociclistas.

Pienso que uno sale a la ruta buscando estas conversaciones, sentado bajo las estrellas y hablando tranquilamente con un amigo, escuchando y compartiendo. Son momentos que quedan grabados.

vlcsnap-2018-11-21-15h32m26s175

Cerca de la media noche volvieron todos, incluidos los de las carpas vecinas. Presentación va, presentación viene, de pronto empiezo a reconocer caras o motos. Algunos los seguía por Facebook pero no los conocía personalmente.

Incluso había gente de ciudades vecinas a la mía. Nueva ronda de charla y por último cada uno a su espacio a dormir. El viento soplo toda la noche y arrullaba el sueño.

Mañana será otro día.

Hasta entonces.firma

 

 

 


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G