Archivo de la etiqueta: muleta

La moto siempre se me cae

¡La moto siempre se me cae! Esta frase es una verdad contundente. Lo hace porque la estaciono muy parada, o el viento me la tira, o porque llueve y se afloja el terreno sobre el que está apoyada, o por lo que sea. Pero se me cae. Es una especie de karma o algo parecido.

En realidad creo que a todos se les cae, pero cuando me pasa duele mucho.

Siempre estoy muy atento a esta situación, cuando paro miro el declive que tiene el piso, a veces tengo que girar la moto 180° para que quede inclinada correctamente.

También me fijo de qué dirección sopla el viento para estacionarla convenientemente, de costado y a favor del mismo. Me fijo en muchas cosas más… ¡Pero igual se me cae!

semecae4

Recuerdo una vez que viajando con mi mujer por San Luis nos agarró una tormenta muy fuerte, si no fue un tornado estuvo bastante cerca.

Tuvimos que refugiarnos en una estación de servicio y decidimos pasar la noche allí. Pedimos permiso y nos dijeron que atrás podíamos hacerlo tranquilos.

El viento de la tarde había despejado todo dejando una noche hermosa y las nubes estaban sobre el horizonte.  Puse tanto la moto como la carpa al reparo de una construcción sobre un césped mullido, muy cómodo para dormir.

Había considerado la dirección que traía el viento y pensé que si volvía la pared nos cubriría perfectamente y pasaría por encima.

Para el caso contrario en que decidiera solar del otro lado puse la moto con la muleta cerca de la pared. O sea que la moto quedaba inclinada hacia ella.

Me fui a dormir tranquilo ya que había considerado todas las posibilidades.

Todas menos una: que lloviera.

semecae2

De madrugada se largó a llover copiosamente. Me desperté y como vi que la carpa no tenía filtraciones continuamos durmiendo tranquilamente.

Por la mañana había parado y al salir de la carpa veo la moto en el piso. ¡Casi me dio algo!

Al acercarme para levantarla me di cuenta que la lluvia había convertido un piso firme en un barro esponjoso que no soporto el peso de la moto, entonces la muleta comenzó a hundirse hasta que la inclinación fue lo suficiente para tirarla.

Si hubiera caído sobre el barro no hubiera tenido mayores consecuencias más que un poco de mugre.

El problema fue haberla dejado tan cerca de la pared, al caerse el parabrisas y los espejos golpearon y eran historia. Inservibles completamente.

Después de rezongar y putear convenientemente seguimos camino agradeciendo que lleváramos intercomunicadores, antes de hacer una maniobra y rebasar algún vehículo le consultaba a mi mujer si podía hacerlo. Ella miraba hacia atrás tranquilamente y me confirmaba.

semecae1

Todas las caídas de la moto tienen maso o menos este cariz. Siempre lo considere mi maldición personal con la que tenía que convivir por siempre. Hasta que una vez…

Fue allá en el sur, si no recuerdo mal en Tres Lagos o por ahí donde estaba acampando. Compartí fogón y charla con otro moto viajero.

Estábamos hablando de bueyes perdidos cuando en medio de la conversación dijo algo como: “…trabe la moto y me fui a dormir…”

Siguió hablando pero mi mente se quedó repitiendo la frase: “trabe la moto”. Tal vez se refería a ponerle una traba  de disco o algún otro sistema de seguridad.

Durante días me dio vueltas en la cabeza hasta que por fin descubrí la solución. Seguramente no invente la pólvora pero la pensé solito: hay que ponerle del lado contrario a la muleta OTRA muleta que la deje trabada.

Desde entonces cada vez que paro y desconfió de la situación imaginándomela caída, la trabo con palos, con piedras o con cualquier elemento que el entorno me proporcione.

Hacerlo de esta manera le da una estabilidad que ni la muleta ni el caballete central consiguen muchas veces producto de la morfología del terreno sobre la que apoya.

Desde ese momento duermo tranquilo y sin sorpresas.

firma

 

 

 

Volver <—


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


 

Pata de cabra

Todas las motos traen algún sistema de apoyo para estacionarlas o pararlas, el más generalizado es la muleta lateral. Consta de una palanca rebatible del lado izquierdo que al utilizarla podremos poner nuestro vehículo con una inclinación hacia ese lado.

Normalmente con este apoyo es suficiente para dejarla sin riesgo de caídas, pero toda norma tiene sus excepciones. Para que lo anteriormente escrito sea cierto el piso tiene que estar en óptimas condiciones, que sea ser firme y plano para poder soportar el peso de la moto.

pata de cabra4
La moto se cayo porque llovió de noche y el piso se convirtió en barro y no soporto el peso.

Este peso recae en gran medida en un punto de apoyo generalmente muy pequeño, realizando entonces un presión sobre el piso que ofrece la resistencia necesaria para lograr un equilibrio.

Muchas veces esta ecuación no puede establecerse por distintos motivos: porque el suelo es arenoso; o ha llovido recientemente y no es consistente; o es rocoso y no hay buena base de apoyo.  En cualquier caso nos deja ante la incertidumbre de una posible caída lateral pudiendo sufrir algunos daños aunque sea en la estética.

pata de cabra5.jpg

También influye fuertemente el peso extra sobre el punto de apoyo. Cuando viajamos normalmente la moto se carga mucho, a menor cilindrada mayor será el exceso de carga. Las de grandes cilindradas normalmente están sobredimensionados sus cálculos de apoyo.

Para corregir esto lo que se hace es aumentar la superficie de apoyo para distribuir la presión ejercida y por lo tanto sea más difícil penetrar la superficie del suelo.

La forma más sencilla de hacerlo es poniendo bajo la pata una madera, una lata de gaseosa o una botella descartable aplastada, o cualquier elemento que el entornos nos brinde para apoyarnos.

pata de cabra3

Muchas veces en caminos solitarios no contamos con esta posibilidad ya que nada encontraremos para usar. Puede darse también el caso de que podamos utilizar una piedra como soporte pero no haya nadie que pueda alcanzarla para ponerla en posición bajo nuestra pata.

En algún momento de mis viajes solía llevar una tabla que tenía un orificio por donde pasaba una pequeña soga que ataba al manubrio. La razón de esto es que cuando subía a la moto para arrancar no podía alcanzarla, entonces tirando de la soga la recuperaba para el próximo stop.

He visto motos a las que le han soldado arandelas de gran tamaño u otro tipo de placa metálica, siempre con distintos grados de terminación en la realización.

pata de cabra6

Los fabricantes de accesorios para la moto desarrollaron un dispositivo al que se lo conoce como “Pata de cabra” y es para ser adicionado a la muleta. Vine de varios materiales, los mejores son de acero inoxidable o duraluminio (el de las señales de tránsito).

Un punto muy importante a tener en cuenta ante la adquisición de este accesorio es que el mismo no sea muy grueso en su espesor ya que puede incrementar la distancia de la muleta, como consecuencia la moto quedará muy parada.

Hay modelos donde este margen es tan escaso que puede dejar a la misma en una posición casi vertical, generando mucha inestabilidad ya que es fácilmente volcable hacia la derecha.

Su colocación suele ser sencilla y realizable por cualquiera, aunque puede variar mucho sus sistemas de sujeción. El costo no es tan elevado, hay genéricos y otros son específicos para determinados modelos de motos.

Este es un accesorio que recomiendo mucho ya que al usarlo nos daremos cuenta lo pendiente que estábamos cuando estacionábamos nuestra moto, afectando directamente el stress que se incrementa cuando estamos de viaje.firma

 

 

Volver <—

banner pagina PFERD


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G