Archivo de la etiqueta: san pedro

Hasta pronto Pepe (Mujica) – Parte 6

Como siempre que duermo en carpa me despierto temprano, por costumbre me obligo a dormir un rato más hasta que el calor se vuelve insoportable y hay que salir corriendo de ella.

El “alto rancho” me sale cada vez mejor, estoy aprendiendo a colocar y armarlo mejor, el resultado es muy positivo. La colocación de la lona que cubre todo cada vez me gusta más. Solo falta probarla con lluvia a ver si funciona realmente como lo imagino.

vlcsnap-2018-11-28-11h32m24s819

En la estación de gas no tenían para desayunar, así que tuve que ir al parador que estaba al lado. Automáticamente el celular se conectó a la red de WI-Fi, eso quiere decir que ya había estado anteriormente.

Desayune tranquilamente por que tenía un trecho relativamente corto hasta mi casa. Me impacientaba por publicar las fotos con Pepe, resistí la tentación y en cambio me puse a trabajar con ellas.

vlcsnap-2018-11-28-11h41m34s883

Pasada media mañana comencé a desarmar y ordenar todo, para sorpresa de varios que veían que bajo la “carpa” había una moto bastante llamativa. Tampoco entendían mucho porque repetía acciones: algo que ponía sobre la moto después lo bajaba al mismo lugar nuevamente. Estaba filmando escenas para ver la posibilidad de hacer un video del viaje.

La noche anterior había llenado el tanque de Jade por lo que al arrancar temé ruta directamente. Hacía mucho más calor que el día anterior y estaba muy cerca el mediodía. Tuve que parar en la siguiente estación de servicio a tomar agua, me deshidrataba rápidamente.

Esa fue mi última parada hasta San Pedro, más precisamente al ACA que está en Río Tala donde siempre lleno el tanque. Hay una explicación muy sencilla para este proceder: todo el mundo sabe que en estas estaciones de servicio nos hacen trampa con la nafta, lo que no pueden responder es COMO lo hacen.

vlcsnap-2018-11-28-11h37m40s896

De tanto parar en estaciones de servicio he llegado a conocer y hablar con playeros y dueños de las mismas. Pude conocer de primera mano el proceso de descarga de los camiones cisternas, sus procedimientos y controles.

También he tenido experiencias con respecto al agua que ponen con la nafta. Muchas cosas de estas existen, algunas pasan verdaderamente pero no de forma intencional y otras más son puro mito.

Con respecto al ACA puedo decir que ellos tienen una red, donde el surtidor marca una venta y esa venta se registra en la casa central, entonces saben que la estación vendió 5.000 litros de nafta súper y envían la misma cantidad de reposición.

Por lo tanto es imposible que con este sistema puedan vender o adulterar el volumen. El engaño más común hoy es mesclar la nafta súper con la premiun y venderla como tal. La gente no puede distinguir la diferencia.

vlcsnap-2018-11-28-11h33m05s295

El tema del agua se da mayormente cuando ha llovido o cuando el camión está descargando, genera una agitación del líquido en el tanque enterrado. Son las dos situaciones donde se recomienda no cargar nafta.

Habiendo llegado a primeras horas de la tarde me dio margen para descargar la moto, tomar la campera y el casco de mi mujer e ir a buscarla a su trabajo en Baradero. En menos de una hora nuevamente estaba en la ruta.

vlcsnap-2018-11-28-11h34m28s879

Durante el regreso paramos en uno de los establecimientos que hay al costado de la ruta para merendar y pude contarle todo. Tenía todos los recuerdos a flor de piel y necesitaba compartirlos con ella. Nos quedamos hasta bien entrada la tarde.

De esta manera terminó otro viaje. No puedo decir si el mejor o el peor, pero si puedo afirmar que fue único por su contexto.

Hasta la próxima Pepe, gracias por tu tiempo y tus palabras.

firma

 

 

 

Parte 5


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


Grupo de Facebook banner chico

instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G


Un paseo por Catamarca – parte 12

Colonia Dora (Santiago del Estero) – San Pedro (Buenos Aires)

Quedaban 750 km hasta mi casa. Tenía planeado arrancar a las 6 de la mañana para llegar temprano. Puse el despertador y cuando sonó por el frío que hacía me quedé dentro de la bolsa de dormir y lo reprogramé para las 7 am.

Repetí la situación hasta para las 8 de la mañana. Cuando se hizo esa hora ya me daba no sé qué seguir acostado, hacía rato que había terminado el ruido de los camiones al arrancar.

Una mañana muy fría pero soleada. Junté todo y algunas cosas las guarde mal total no volvería a usarlas. Para no perder más tiempo arranque sin desayunar.

Algunas personas conocedoras me habían advertido que nunca tomara la ruta 34 ya que es un infierno de camiones, pero quería conocerla así que desoí todo y me aventure por ella.

20180726_101117

Ya en los primeros kilómetros me arrepentí de la decisión, pero ya estaba en el baile. Es un rosario de camiones, el ritmo de viaje no supera los 80 km/h y muchas veces está por debajo de ese número.

Para estar en esas procesiones hay que tener una paciencia zen, soportar la situación sin andar asomándose a ver en qué momento se puede sobrepasar.

La circulación de camiones es tan grande que lo normal es ver los vehículos por grupos. Primero el camión lento, detrás uno o dos más tratando de pasarlo y luego vienen los autos que se hayan juntado. En total una media de 7 vehículos por tiro. Por ultimo hay un espacio de algún centenar de metros y otra vez el mismo esquema.

Si por alguna casualidad se llega a pasar al grupo hay que ir muy atento al acelerar ya que en sentido contrario viene otro grupo y tal vez algún osado haga una maniobra peligrosa tratando de ganar algunos metros.

Sobre todo nosotros que vamos en moto. Para asegurarme que me respetaran iba con todas las luces prendidas incluidas las auxiliares para que me vean, en cuanto veía algún rodado sobre mi trazada comenzaba a hacerle señas de luces para advertirle mi presencia.

Aun así varias veces tuve que desacelerar para dar tiempo a que se acomoden en su lugar. Con toda esta actividad pareciera que uno va entretenido y atento al camino. Todo lo contrario, se vuelve muy aburrido.

En estas situaciones yo me pongo a cantar, no lo hago bien pero la acústica del casco y el ruido del viento que se filtra disimulan mucho la situación. El grado de aburrimiento está dado por el volumen del canto, yo venía a los gritos.

20180726_175713

Deje de hacerlo cuando comenzó  a dolerme la garamanta. Tuve que buscar otra cosa para entretenerme, entonces me puse a contar vagones de trenes porque pasaron cuatro.

Hacia media mañana en el horizonte se dibujaban unas formaciones oscuras muy parecidas a las montañas cuando uno se va acercando. Algo totalmente imposible ya que mi rumbo era hacia el Este, casi en el límite con la provincia de Santa Fe.

Eran nubes de tormenta, más exactamente el frente de frío polar que avanzaba en el mismo sentido pero al ir más rápido lo estaba alcanzando.

Me di cuenta que el viaje se pondría frio y lluvioso. Decidí parar y ponerme el equipo de agua y preparar la moto para la lluvia.

Una muy buena idea ya que unos kilómetros más adelante empezó a chispear. Prefiero una cortina de agua torrencial y no pulverizada que moja igual pero no corre por el visor imposibilitando ver correctamente. La única solución es acelerar más para que el viento producido por el desplazamiento corra las gotas.

20180726_101142

Así fue el resto de la mañana y continúo todo el día. Hice dos paradas haciendo tramos de 200 km cada uno, unas tres horas de manejo.

A Rosario llegue de noche y pare en la estación de servicio que esta sobre la Panamericana después del peaje. Cene algo allí y me prepare para hacer los últimos 100 km que quedaban.

A veces es difícil hacer primar la seguridad. Después de un viaje largo uno lo único que quiero es llegar a su casa y dormir en mi cama.

Esa es una de esas situaciones donde se toma el riesgo que significa viajar de noche por llegar rápido. Lo hice porque conozco esa ruta y tome precauciones para minimizar riesgo.

Busque un camión que circulaba a unos 80 km/h y que además tuviera mucha iluminación trasera. Me mantuve a 5 segundos de distancia (1) con esto me aseguraba que nadie me llevara puesto ya que el camión impedía el paso.

20180726_101058

Además apartaría cualquier objeto que hubiera en la ruta y el movimiento de las luces me mostraba anticipadamente si había algún desnivel en la calzada.

De esta manera llegué a mi terruño y fue muy agradable reencontrarme con mis afectos y cosas. Creo que uno sale a pasear para volver y valorar mucho más lo que se tiene. Romper con la zona de confort para redefinirla y evolucionar.

Una aventura termina para que otra empiece.

Hasta ese momento y gracias por leer.firma

 

 

(1) En ruta la distancia de frenado se mide en tiempo y no en metros. Ya que la velocidad cambia y por lo tanto la cantidad de espacio necesario para la frenada. En cambio midiendo el tiempo ajusta está perfectamente.

Parte 11


PD: recuerda suscribirte con el botón que está en el menú de la izquierda para recibir las próximas entregas.


instagramfacebookYoutube


Secciones destacadas:

Blog G
Anecdotas G
Galeria de fotos G
Viajeros G