Una para abajo y todas para arriba (Capítulo 3)

Libro escrito por Victor Talia

Capítulo 3

 NUEVOS AMIGOS

La vida es un viaje con diferentes recorridos, va tomando curvas y contra curvas y en cada posta vas encontrando personas.

Vas coincidiendo con algunas y no tanto con otras, de ellas vas sumando amigos … ¡Amigos, que título es este!

Hay muchos tipos de ellos, están los de la infancia, los de la escuela y los del camino de la vida. No hay mejores ni peores, quizás exista ese de toda la vida con el que te une en esencia y es  incondicional.

Pero no voy a hablar de ese, si de aquellos que se suman en el camino. En las diferentes etapas del transcurso de la vida … Son esos que aparecen de repente y no se sabe bien por que se transforman en parte importante del recorrido.

La vida avanza, sigue su curso… o destino si es que creen en él . Muchas veces en ese tráfico frenético del camino nos vamos alejando de algunos y van apareciendo otros.

Muchas veces en ese tráfico frenético del camino nos vamos alejando de algunos amigos y van apareciendo otros.

Eso no quiere decir que dejas de ser amigo o que lo reemplazas por otros, es simplemente otro anden, otra estación …

De esos amigos es de los que voy a hablar, esos que comparten tu locura, que se relacionan a partir de algo y no de uno mismo.

Claro que la persona es importante, pero la amistad nace a partir de la movida de las motos y después como todo orden las afinidades es la que van formando las diferentes amistades …

Como yo viajo con mi esposa generalmente cofraternizamos con otras parejas de viajeros. Fueron varias y de las buenas. La primera de ellas, nos conocimos en un encuentro por medio de los chicos que me motivaron a esta locura de las motos, la mayoría eran solteros o viajaban sin pareja.

Conocimos a G. y A. De ahí en más se formó una amistad y viajamos a muchos lados juntos y compartimos tiempo.  Asados y vacaciones.

Esta amistad perdura hasta hoy aunque ya no viajamos juntos, es como les decía al principio: en esas curvas de la vida ellos se divorciaron y eso les fue cambiando el rumbo.

Aunque nos mantenemos unidos y en contacto, caminamos por rutas distintas. Lo mismo pasó con otra pareja que conocimos por medio de G y A, con los cuales también compartimos muchas rutas, asados y vacaciones.

Pero ellos, M y A también se separaron. Con ellos también continúa la amistad, pero como antes por distintos caminos …

Así como la ruta misma, la vida va trayendo bifurcaciones y cada uno va tomando el camino que la vida les va presentando. Va encontrando nuevas experiencias, nuevos amigos y compañeros de rutas …

Como ahora, o mejor dicho, como hace un año atrás conocimos a G y S en un evento que nada tiene que ver con las motos. Fue en una fiesta de reencuentro con compañeros de la primaria, y ahí concurrió una amiga que no veía desde 7mo grado (o sea 34 años después), ella fue con el marido el cual hacia muy poco tiempo había comprado una moto.

Eso motivo que pegaramos onda de entrada y de ahí en más les contagiamos la locura, hoy viajamos juntos y compartimos muchos momentos …

Sólo les di una reseña de los amigos que la ruta me fue poniendo, sin contar las infinidades de personas que conocí en estos senderos …

También pasamos por agrupaciones de motociclistas pero no pudimos perdurar por nuestro espíritu libre y sin reglas …

CAPITULO 2 | CAPITULO 4

(continúa el capítulo 4 la semana que viene)

Autor: Victor Talia
PARADOR DE MOTOS CHARLY BROWN

Deja un comentario

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: